jueves, 25 de febrero de 2016

Llevarte sobre tus propios hombros

Qué loco eres tratando de llevarte sobre tus propios hombros!

Deja todo lo que llevas a cuestas en manos de quien puede cargar con todo, y no mires nunca atrás con nostalgia.

Se os ha dicho también que la vida es oscuridad, y en vuestra fatiga os hacéis eco de la voz del fatigado.

Y yo os digo que la vida es, en verdad oscuridad cuando no hay impulso.

Y todo impulso es ciego cuando no hay conocimiento.

Y todo conocimiento es vano cuando no hay trabajo.

Y todo trabajo es vacío cuando no hay amor.

Y cuando trabajáis con amor os unís con vosotros mismos y con los demás y con Dios.

©Khalil Gibrán Khalil


Dos presos

Dos hombres, habían compartido injusta prisión durante largo tiempo en donde recibieron todo tipo de maltratos y humillaciones. Una vez libres, volvieron a verse años después.

Uno de ellos le preguntó al otro:

¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?

No, gracias a Dios, yo lo olvidé todo contestó.

¿Y tú?

Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas respondió el otro.

Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo:

Lo siento por ti. Si eso es así, significa que aún te tienen preso.

Desconozco su autor