jueves, 28 de enero de 2016

Recuerdos

Dicen que es mejor haber amado y haber perdido que nunca haber amado; tan cierto como el hecho de que tan sólo viven en mis recuerdos. Recuerdos que me llegan en la mente cuando pienso en el amor y de las personas que se han instalados en ellos. Recuerdos que vienen y van pero los que te han robado una sonrisa y a la vez una lágrima en el corazón son aquellas que forman una cicatriz en el alma para nunca irse.

Es verdad que un adiós duele, pero el olvido duele mucho más; ya que el adiós es sólo temporal porque las personas viven en tus recuerdos y en tu alma, pero el olvido es definitivo. Perder los recuerdos que has vivido con esa persona que una vez significó todo para ti, es mucho más desgarrador que el instante de su partida. Hay momentos que nunca vuelven y recuerdos que jamás regresan, es por eso por lo que nunca pares de recordar pero nunca jamás olvides vivir.

Desconozco a su autor


Tú escoges

La vida se mide según cuanto amas y según cuanto das!

Se mide según la felicidad o la tristeza que proporcionas a otros.

Se mide por los compromisos que cumples y la confianza que traicionas.

Se trata de lo que dices y lo que quieres decir, sea falso o beneficioso.

Se trata de los juicios que formulas.

Se trata del celo, del miedo, de la ignorancia y de la venganza.
Se trata de los sentimientos que llevas adentro,
de como los cultivas y de como lo riegas.

Pero la mayor parte se trata de si usas la vida tuya para tocar o
envenenar el corazón de otros.

Tú y solo tú escoges la manera en que vas a afectar el corazón de
otros...y de esas decisiones es de lo que se trata la vida!

Desconozco a su autor