lunes, 29 de febrero de 2016

La vergüenza

La gente suele sentir vergüenza por muchas cosas: Por el físico, por la educación, por la forma de vestir, por la forma de hablar, a veces por las acciones de otras personas, a veces por las propias.

Pero la mayoría de las cosas por las que la gente siente vergüenza, no justifican tal sensación. Uno no debería avergonzarse por sus condiciones físicas, ni culturales, ni nada de eso. Sólo debería sentirse algo así cuando uno daña a alguien teniendo conciencia previa del daño que puede causar.

Debemos tener en cuenta que casi nadie nos rechazará por ser gordos o narigones, o por no ser eruditos en algo, o por no vestirnos a la moda... A la gente, lo que verdaderamente le importa, es que seamos buenas personas... con un espíritu puro, y un proceder limpio y recto.

Si alguien nos rechazara por el físico o cualquiera de esas cuestiones superfluas, no debemos preocuparnos: Esa persona no vale la pena...

No, no vale la pena...

Desconozco a su autor

jueves, 25 de febrero de 2016

Llevarte sobre tus propios hombros

Qué loco eres tratando de llevarte sobre tus propios hombros!

Deja todo lo que llevas a cuestas en manos de quien puede cargar con todo, y no mires nunca atrás con nostalgia.

Se os ha dicho también que la vida es oscuridad, y en vuestra fatiga os hacéis eco de la voz del fatigado.

Y yo os digo que la vida es, en verdad oscuridad cuando no hay impulso.

Y todo impulso es ciego cuando no hay conocimiento.

Y todo conocimiento es vano cuando no hay trabajo.

Y todo trabajo es vacío cuando no hay amor.

Y cuando trabajáis con amor os unís con vosotros mismos y con los demás y con Dios.

©Khalil Gibrán Khalil


Utopía

Un niño leía un libro y encontró una palabra que no entendía. Se acercó a su papá y le preguntó:

-¿Me puedes decir qué es utopía?

Después de meditar por un instante el papá le respondió:

-Utopía es algo parecido a un arco iris. Es hermoso pero inalcanzable. Caminas hacia él un metro y se aleja un metro de tí; caminas otros cien metros y se aleja cien metros más; caminas kilómetros y se aleja kilómetros.

-Entonces la utopía no sirve para nada- le dijo el niño con tono de decepción.

-Por el contrario- le contestó el papá

- Sirve para caminar.

Desconozco su autor



Dos presos

Dos hombres, habían compartido injusta prisión durante largo tiempo en donde recibieron todo tipo de maltratos y humillaciones. Una vez libres, volvieron a verse años después.

Uno de ellos le preguntó al otro:

¿Alguna vez te acuerdas de los carceleros?

No, gracias a Dios, yo lo olvidé todo contestó.

¿Y tú?

Yo continúo odiándolos con todas mis fuerzas respondió el otro.

Su amigo lo miró unos instantes, luego dijo:

Lo siento por ti. Si eso es así, significa que aún te tienen preso.

Desconozco su autor


miércoles, 24 de febrero de 2016

¿Por qué no hacerlo por mi?

La primera cosa que se nos ocurre hacer con alguien que queremos es cuidarlo, ocuparnos de él, escucharlo, procurarle las cosas que le gustan, ocuparnos de que disfrute de la vida y regalarle lo que más quiere en el mundo, llevarlo a los lugares que más le agradan, facilitarle las cosas que le dan trabajo, ofrecerle comodidad y comprensión.

Cuando el otro nos quiere, hace exactamente lo mismo.

Ahora, me pregunto: ¿Por qué no hacer estas cosas con nosotros mismos?

Sería bueno que yo me cuidara, que me escuchara a mi mismo, que me ocupara de darme algunos gustos, de hacerme las cosas más fáciles, de regalarme las cosas que me gustan, de buscar mi comodidad en los lugares donde estoy, de comprarme la ropa que quiero, de escucharme y comprenderme.

Tratarme como trato a los que más quiero.

Pero, claro, si mi manera de demostrar mi amor es quedarme a merced del otro, compartir las peores cosas juntos y ofrecerle mi vida en sacrificio, seguramente, mi manera de relacionarme conmigo será complicarme la vida desde que me levanto hasta que me acuesto.

El mundo actual golpea a nuestra puerta para avisarnos que este modelo que cargaba mi abuela (la vida es nacer, sufrir y morir) no sólo es mentira, sino que además está malintencionado (les hace el juego a algunos comerciantes de almas).

©Jorge Bucay
"El camino del Encuentro"

Limitaciones

Hay veces que nuestra confección humana, preconceptos y estructuras culturales no nos deja pensar o llegar más allá.

Mi desafío personal empezó 2 años atrás, al perder mi pierna izquierda en un accidente de auto. Calculo yo que el impacto sufrido, me ocasionó un defecto cerebral, y mientras estaban amputándome la pierna, me hice la promesa/desafío de correr la maratón de NY. Muchos que me conocen dirían que el defecto lo tengo de nacimiento, pero en fin...

En enero 2004 me compré la pierna para poder correr. Lo más antiestético que uno se imagina, a tal punto que mi hermana cuando vio la foto me comentó:" No la podes cubrir con algo?". Una de las primeras barreras que tuve que superar fue ver mi cuerpo mutilado y aceptar que todos me van a mirar por la pierna que tengo puesta o por la que no tengo puesta, pero siempre voy a llamar la atención.

Mi "entrenamiento" empezó al día siguiente. Lo digo entre comillas ya que tuve que aprender a correr de nuevo, el balance y el ritmo era totalmente diferente.

A los 4 meses antes de la Maratón empecé a seguir un programa para principiantes que baje de Internet. Lo cumplí casi al pie de la letra. Durante estos meses corrí varios 10k con el apoyo impagable de una persona que merece todo me respeto por la garra y alegría que le pone a la vida: La "GARZA" MORAIZ

Durante las 3 horas preliminares a la largada uno está en un entorno de nervios y excitación junto a 35,000 personas más. Y pensar que yo me sentía un "marciano" entrenando solo durante 4 meses, corriendo 5 días a la semana. Ahí me sentí acompañado por gente que compartía el mismo objetivo, o sea más marcianos.

Gracias a los tips de la Garza, nos fuimos ubicando en lugares estratégicos para poder largar en "Poll Position". Después del estruendo del cañón de largada, comencé a recibir soporte de gente que no conocía y que nunca mas iba a verla en mi vida.

Los primeros fueron unos Gigantes de la NYPD (policías de NY), estábamos cruzando en Verazano Bridge, se pusieron a mi lado y me dijeron "You are an Inspiración". Después de ese puente uno comienza a escuchar gritos constantes y sostenidos del público, los cuáles no paran hasta la línea de llegada.

A la 1ra hora de carrera, tuve que frenar a sacarme el sudor que se me había acumulado en la media de gel, la cual envuelve mi muñón y muslo, al cuál no deja respirar ya que necesito esa succión para mantener la prótesis pegada a mi cuerpo.

Unos de los tips de la Garza, fue que me escribiera mi nombre en la remera. Le hice caso y el efecto fue emocionante. Cada paso que daba escuchaba un grito del público que decía "GO MARCOS GO".

La cantidad de corredores que se ponían a mi lado y con un gesto, una mirada, una palabra cansada y sin aliento, me decían y volvían a decir "you are an inspiration" fue uno de mis motores para continuar empujando mi cuerpo para adelante.

Pero creo que la más destacada anécdota que tengo, fue cuando estaba en el Km 27, me sentía bien y con fuerza, tenía un ritmo aceptable e iba recuperando posiciones hasta que veo 10 metros delante de mí, una persona con la bandera Uruguaya en la remera. Esta persona estaba caminando o arrastrándose. Hombros caídos cabeza baja y pies pesados. Cuando lo alcanzo, le pongo una mano en la espalda, lo miro y le digo: "Vamos Uruguay, Vamos"...No le vi mucho futuro, tenía cara de destruído, por lo tanto seguí mi ritmo dejándolo atrás. No pasaron ni 3 minutos que siento que alguien se pone a mi lado y me dice: "Gracias, muchas Gracias" y me deja atrás con un tranco firme.

Obviamente cuando me pasó le vi la bandera Uruguaya en la espalda.
Nuevamente piel de gallina y sensación de satisfacción.

Km 32. Todo músculo que no hayas entrenado bien, se te acalambra. Aquí comenzó mi cuesta arriba y creo que si no hubiese sido por el entorno, las ganas de llegar y que mi familia me estaba esperando en la llegada, me hubiese costado el doble. Tenía el gemelo contracturado, o sea, el único; y mi pierna buena sobre exigida y cansada. Por lo tanto tuve que aflojar el ritmo. Hasta acá tenia 3:10 horas.

KM 38. A pesar de los continuos gritos de "Go Marcos Go" del público, uno puede reconocer hasta el susurro de su familiares entre el público. Aunque no fue exactamente un susurro, en el Km 38 escucho un cornetazo de cancha de fútbol y un grito desorbitado; " VAMOS
AMOOOOOOORRRRRR"..., apoyo indescriptible en todo momento, antes, durante y después. Los vi y nuevamente una recarga de baterías y piel de gallina a punto del llanto. Pero todavía me quedaban 3 Km. mas, así que me tragué el nudo en la garganta y puse foco en la línea de Llegada.

Cuando cruce la línea final (4:39 horas/42Km), todo fue satisfacción, llanto solitario y ganas de seguir viviendo estos "Ecos" indescriptibles.

Moraleja aprendida:
Proponte lo que quieras, que si realmente lo queréis, lo vas a lograr. Los límites no existen, uno mismo los crea.
Siempre hay alguien más, con situaciones más difíciles y con más garra que uno al cual lo podes usar como "inspiración". Por ejemplo yo veo como inspiración a Sarah Reinertsen, le falta la pierna izquierda desde arriba de la rodilla y este año corrió el Ironman de Hawai...

¿¿¿QUIEN DIJO QUE NO SE PUEDE???

Desconozco su autor

No las cargues contigo

Hu-ssong narró a sus discípulos el siguiente relato:

- Un hombre que iba por el camino tropezó con una gran piedra. La recogió y la llevó consigo. Poco después tropezó con otra. Igualmente la cargó.

Todas las piedras con que iba tropezando las cargaba, hasta que aquel peso se volvió tan grande que el hombre ya no pudo caminar.

- ¿Qué piensan ustedes de ese hombre?

- Que es un necio -respondió uno de los discípulos.

-¿Para qué cargaba las piedras con que tropezaba?

Dijo Hu-ssong:

-Eso es lo que hacen aquellos que cargan las ofensas que otros les han hecho, los agravios sufridos, y aún la amargura de las propias equivocaciones...

Todo eso lo debes dejar atrás, y no cargar las pesadas piedras del rencor contra los demás o contra tí mismo.

Si haces a un lado esa inútil carga, si no la llevas contigo, tu camino será más ligero y tu paso más seguro.

Desconozco a su autor

martes, 23 de febrero de 2016

Madurez

Madurez es la habilidad de controlar la ira y resolver las discrepancias sin violencia o destrucción.

Madurez es paciencia. Es la voluntad de posponer el abrazo inmediato en favor de un beneficio de largo plazo.

Madurez es perseverancia, es la habilidad de sacar adelante un proyecto o una situación a pesar de fuerte oposición y retrocesos decepcionantes.

Madurez es la capacidad de encarar disgustos y frustraciones, incomodidades y derrotas, sin queja ni abatimiento.

Madurez es humildad. Es ser suficientemente grande para decir "me equivoqué". Y cuando se está en lo correcto la persona madura no necesita experimentar la satisfacción de decir "te lo dije".

Madurez es la capacidad de tomar una decisión y sostenerla. Los inmaduros pasan sus vidas explorando posibilidades para al fin no hacer nada.

Madurez significa confiabilidad, mantener la propia palabra, superar la crisis. Los inmaduros son maestros de la excusa. Son los confusos y desorganizados. Sus idas son una confusión de promesas rotas, amigos perdidos, negocios sin terminar y buenas intenciones que nunca se convierten en realidad.

Madurez es el arte de vivir en paz con lo que no se puede cambiar.

©Michel Dash

Hay regalos que no te conviene recibir

Era un profesor comprometido y estricto, conocido también por sus alumnos como un hombre justo y comprensivo. Al terminar la clase, ese día de verano, mientras el maestro organizaba unos documentos encima de su escritorio, se le acercó uno de sus alumnos y en forma desafiante le dijo:

-Profesor, lo que me alegra de haber terminado la clase es que no tendré que escuchar más sus tonterías y podré descansar de verle esa cara aburridora.

El alumno estaba erguido, con semblante arrogante, en espera de que el maestro reaccionara ofendido y descontrolado. El profesor miró al alumno por un instante y en forma muy tranquila le preguntó:

-¿Cuándo alguien te ofrece algo que no quieres, lo recibes?

El alumno quedó desconcertado por la calidez de la sorpresiva pregunta.

-Por supuesto que no. Contestó de nuevo en tono despectivo el muchacho.

-Bueno, prosiguió el profesor, cuando alguien intenta ofenderme o me dice algo desagradable, me está ofreciendo algo, en este caso una emoción de rabia y rencor, que puedo decidir no aceptar.

-No entiendo a qué se refiere. Dijo el alumno confundido.

-Muy sencillo, replicó el profesor, tú me estás ofreciendo rabia y desprecio y si yo me siento ofendido o me pongo furioso, estaré aceptando tu regalo, y yo, mi amigo, en verdad, prefiero obsequiarme mi propia serenidad muchacho, concluyó el profesor en tono gentil, -tu rabia pasará, pero no trates de dejarla conmigo, porque no me interesa, yo no puedo controlar lo que tu llevas en tu corazón pero de mí depende lo que yo cargo en el mío. Cada día en todo momento, tu puedes escoger qué emociones o sentimientos quieres poner en tu corazón y lo que elijas lo tendrás hasta que tu decidas cambiarlo. Es tan grande la libertad que nos da la vida que hasta tenemos la opción de amargarnos o ser felices.

Desconozco su autor

Equipaje

Cuando tu vida empieza, tienes apenas una pequeña maleta de mano...

A medida en que los años van pasando, el equipaje, va aumentando poco a poco.

Porque existen muchas cosas, que recoges por el camino... porque piensas que ellas, son importantes...

En un determinado punto del camino , comienza a ser insoportable cargar tantas cosas, en verdad pesan demasiado...

Entonces, puedes escoger:

Permanecer sentado a la vera del camino, esperando que alguien te ayude, lo que es muy difícil...

Pues todos los que pasen por allí , ya traerán su propio equipaje. Puedes pasar la vida entera esperando y esperando...

O puedes disminuir el peso, eliminando lo que no te sirva, pero...que tirar???...

Empiezas tirando todo para afuera y viendo lo que tienes dentro...

Amistad...Amor...Amor...Amistad...

Bién!!!, tienes bastante, es curioso... no pesa nada!!!

Mas tienes algo pesado...
Haces un gran esfuerzo , para tirar...

La RABIA – Como pesa!!!

Empiezas a tirar y tirar, y aparecen la INCOMPRENSIÓN, el MIEDO, el PESIMISMO...

En este momento, el DESANIMO casi te empuja hacia dentro de la maleta...

Pero tu, empujas para afuera con toda tu fuerza, y aparece una SONRISA, que estaba sofocada en el fondo de tu equipaje...

Sacas otra sonrisa y otra mas, y entonces sale la FELICIDAD...

Colocas las manos dentro de la maleta y sacas la TRISTEZA...

Ahora, tienes que dejar la PACIENCIA dentro de la maleta, pues vas a necesitar bastante...

Procura entonces , dejar también:

FUERZA, ESPERANZA, CORAJE, ENTUSIASMO, EQUILIBRIO, RESPONSABILIDAD, TOLERANCIA y BUEN HUMOR...

Tira la PREOCUPACIÓN también o déjala de lado, después piensas que hacer con ella...

Bien, tu EQUIPAJE está listo, está para ser usado de nuevo!!!

Mas piensa bien, en lo que vas a colocar dentro, ahora es para ti!!!...

Y no te olvides de hacer esto muchas veces, pues el camino es muy, muy largo por recorrer...

Desconozco a su autor


lunes, 22 de febrero de 2016

Hacer el amor, ¿aporta beneficios para la salud? por Merlina Meiler

Hacer el amor es una de las mejores sensaciones que conocemos y, además, trae aparejados múltiples beneficios para la salud.

Este es parte de un artículo publicado en el diario El Confidencial de España.

El amor es el sentimiento más importante de nuestra existencia. El acto sexual libera en nuestro cuerpo una cascada de hormonas que nos provocan placer, felicidad y apego, pero también interactúan con diversas funciones corporales.

Multitud de estudios científicos han mostrado las bondades para nuestra salud de hacer el amor, una actividad que nos protege de patologías tan dispares como las enfermedades cardiovasculares, la osteoporosis o la demencia. Anna Hodgekiss ha recopilado en ‘The Daily Mail’ los principales beneficios para la salud de practicar sexo. Son estos:

1. Protege las neuronas
A partir de cierta edad, nuestras neuronas mueren y no son reemplazadas lo que, en última instancia, acaba provocando la conocida como demencia senil. De hecho, a partir de los 35 años perdemos unas 7.000 neuronas al día. La buena noticia es que el sexo podría frenar esta pérdida progresiva de células del sistema nervioso.

Un estudio elaborado por científicos de la universidad de Princeton y publicado en la revista PLOS ONE mostró que el sexo estimula el crecimiento de neuronas en el hipocampo, la parte del cerebro responsable de la memoria y el aprendizaje. El sexo parece además proteger a las neuronas del declive propio del envejecimiento.

“Hay evidencias de que la gente mayor que es sexualmente activa tiene menos probabilidades de desarrollar demencia, algo que puede ocurrir por múltiples motivos”, explica en ‘The Daily Mail’ el doctor Arun Ghosh, médico especialista en salud sexual del Spire Liverpool Hospital. En primer lugar, parece que el sexo incrementa el flujo sanguíneo en el cerebro, lo que mejora los niveles de oxígeno (algo fundamental para el correcto funcionamiento de las neuronas). Pero, además, la práctica sexual libera hormonas como la testosterona que ayudan a mejorar la concentración y el tiempo de reacción ante los estímulos.

2. Es un analgésico natural
El orgasmo puede inhibir la emisión de los neurotransmisores responsables del dolor desde la médula espinal, por lo que no llegan al cerebro para activar la señal del dolor, además de liberar endorfinas. El clímax sexual funciona por tanto como un analgésico natural. De hecho, puede llevar a elevar tanto el umbral del dolor como tres veces la dosis estándar de morfina.

3. Aleja la depresión y el estrés
Las endorfinas son similares a los opiáceos en su efecto analgésico, pero también en la producción de sensación de bienestar, por lo que pueden ayudar a tratar la depresión y el estrés.

“Una de ellas, la serotonina”, explica el doctor Ghosh, “es también llamada la hormona de la felicidad, pues crea una sensación de dicha. La gente dice que normalmente practicar sexo es lo último que les apetece hacer cuando están deprimidos, pero deberían intentarlo si pueden”.
Y, según el doctor, no debes preocuparte si después te pones triste. Es muy habitual llorar después de hacer el amor debido a la combinación de las endorfinas y las emociones a flor de piel, pero el efecto posterior es positivo.

4. Nos hace felices
“Hay una conocida región del cerebro que está involucrada en la sensación de felicidad”, explica el doctor Paul Thompson, profesor de neurología de la Universidad de California. “Se llama el sistema límbico, que está en las profundidades del cerebro, y es más activo cuando recibimos alguna recompensa. El mismo sistema se activa con el sexo, las drogas o el juego, básicamente con cualquier cosa que nos haga disfrutar”.

El acto sexual aumenta la producción de dopamina, la hormona relacionada con el placer, sin la contrapartida de otras actividades que provocan su producción, como es el caso de muchas drogas recreativas.

5. Ayuda a dormir mejor (a los hombres)
El cuerpo quiere relajarse después de hacer el amor, por ello el sexo es un buen recurso si se tienen problemas de sueño. Según el doctor Ghosh, un buen orgasmo produce en los hombres efectos equivalentes a tomar entre tres o dos miligramos de diazepam (Valium), y es por ello que la mayoría se quedan fritos justo después de hacer el amor.
Las mujeres, sin embargo, permanecen más tiempo estimuladas tras hacer el amor, por lo que les cuesta más relajarse tras la práctica sexual. A ellas, en cierta medida, el sexo les despierta, aunque el efecto “despertador” no dura demasiado tiempo.

6. Aumenta la fertilidad
Obviamente, cuanto más hagamos el amor más posibilidades tenemos de concebir, pero incluso usando anticonceptivos y en cualquier periodo del ciclo mensual, la práctica sexual desencadena cambios en el sistema inmunitario de las mujeres que aumentan las posibilidades de tener un hijo llegado el momento deseado.

7. Protege de problemas cardíacos
Un reciente estudio de la Queens University de Belfast aseguraba que hacer el amor tres veces por semana puede reducir a la mitad el riesgo de sufrir un infarto o un ictus. Un estudio similar de científicos israelíes mostró que las mujeres que tienen dos orgasmos a la semana tienen un 30 % menos de probabilidades tener problemas cardiovasculares respecto a aquellas que no practican sexo o no logran alcanzar el orgasmo.
La causa no está clara, pero dado que el sexo evita sufrir estrés y depresión podría estar librándonos de dos importantes factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular.

8. Refuerza nuestros huesos
Científicos estadounidenses han descubierto que las mujeres menopaúsicas que hacen el amor todas las semanas tienen el doble de estrógenos que aquellas que no lo practican. La producción de esta hormona, que tiene un efecto protector en los huesos, disminuye con el cese permanente de la menstruación, pero la práctica regular de sexo aumenta su producción, lo que puede contrarrestar el efecto de la menopausia.

9. Protege del cáncer de próstata (a partir de los 50)
Mantener una frecuencia sexual demasiado elevada puede elevar el riesgo de sufrir cáncer de próstata con 20 o 30 años, pero un estudio de la Universidad de Nottingham mostró que los hombres que tienen una vida sexual activa pasados los 50 tienen menos posibilidades de sufrir la enfermedad. Otras investigaciones han comprobado que la incidencia de esta enfermedad es mayor entre las poblaciones célibes, como es el caso de los monjes.

10. Evita los problemas de incontinencia
La incontinencia urinaria afecta a 4 de cada 10 mujeres de mediana edad y alcanza a la mitad de las españolas de más de 65 años, según datos del Observatorio Nacional de la Incontinencia. En total, se estima que en España hay más de seis millones de personas que sufren esta patología.

La causa principal de esta dolencia es la falta de tono muscular del suelo pélvico y las mujeres son más propensas a ello que los hombres (un 24 % frente a un 7 %), debido a sus características anatómicas. Aunque existen ejercicios específicos, hacer el amor obliga a las mujeres a fortalecer los músculos encargados de detener el flujo de orina.


Entrar a la vida

Entrar a la vida, y sentirse vivo en las pasiones y también en la espera...

En los aciertos y en los desaciertos...

En el éxito y en el fracaso...

Muchos escapan cuando llega el momento de entrar... la puerta siempre está frente a nuestros ojos sólo que es mejor por conveniencia quedarse detenido y no abrirla...

¿Por qué digo por Conveniencia?
Porque cuando pensamos en lo que vivimos, cuando algo no resultó como esperamos, cuando nos pegaron justo en el corazón y el sacudón nos dejó debilitados... es preferible cuidarnos y resguardarnos antes de volver a intentarlo... y entonces paraditos ahí, firmes nos decimos: Mejor no me arriesgo de nuevo... y si vuelvo a sufrir? y si pasa lo mismo?

Y qué grave error porque sólo aprenden a vivir aquellos que se entregan sin temor, que se animan a entrar a la vida reconociendo que al pasar esa puerta serán los verdaderos protagonistas de esa historia.

Entra... Vive... Renace... Levántate...
¡¡¡Todo es posible!!!


Desconozco a su autor


Luchar

Están los que usan siempre la misma ropa,
los que llevan amuletos,
los que hacen promesas,
Los que imploran mirando al cielo,
los que creen en supersticiones...

Pero también están los que siguen
corriendo cuando les tiemblan las piernas,
los que siguen jugando cuando se les acaba el aire,
los que siguen luchando cuando todo parece perdido,

Como si cada vez fuera la última vez,
convencidos de que la vida misma es un desafío.
sufren pero no se quejan, porque saben que el dolor pasa,
el sudor se seca, el cansancio termina.

Pero hay algo que nunca desaparecerá:

"La satisfacción de haberlo logrado"

En sus cuerpos hay la misma cantidad de músculos,
y en nuestras venas corre la misma sangre,
Lo que nos hace diferentes es nuestro Espíritu,
Nuestra determinación por llegar a la cima,
Una cima a la que no se llega superando a los demás,
sino superándose a Uno Mismo.

Desconozco a su autor



viernes, 19 de febrero de 2016

Relaciones ganar-ganar por Merlina Meiler

Últimamente, la única clase de relaciones que quiero tener en mi vida son las de ganar-ganar.

¿Qué significan?

Que tanto yo como el otro nos vemos beneficiados por el intercambio mutuo, por la cercanía (ya sea física, virtual o de la manera que esté dada), por el deseo de disfrutar y de hacernos bien.

Ambos tenemos ganas de cultivar nuestra relación (pareja, amistad o la que sea) y preferimos dedicarnos tiempo en lugar de hacer otras actividades.

Nos entendemos más allá de nuestras diferencias, las que respetamos.

Lógicamente, a veces uno dará más que el otro en función del momento, la situación, la necesidad, las circunstancias… es esa hermosa seguridad e incondicionalidad de saber que “hoy por ti, mañana por mí”.

YA NO QUIERO:

– esa sensación de dar y dar, sin obtener nada a cambio o recibiendo solo migajas o lo que les sobra a los demás.

– estar frente a alguien que se cree el centro del mundo y, por ende, todos los demás somos sus súbditos y le debemos cierto grado de pleitesía

– sentir que tengo que rendir cuentas porque al otro no le gusta algo que digo o hago

– aceptar maltratos o indiferencia selectiva por miedo a la soledad o por no saber cómo defenderme

– caer en manipulaciones ajenas

– sucumbir al miedo a qué dirán

– sentirme juzgada como si tuviera 5 años

– ser la única persona del vínculo que pone el hombro y está siempre disponible

– tener que estar esquivando malas ondas o envidias solo porque la otra persona no puede hacerse cargo de sus propios conflictos

A mi alrededor, solo quiero gente que me trate bien, se alegre por mis triunfos y me contenga o simplemente me escuche cuando algo no me salga como hubiera querido y necesite consuelo.

Los demás, por favor, abstenerse.



miércoles, 17 de febrero de 2016

Carta al ego

¿Cuánto tiempo necesito para perdonar?

¡¿Un día, un mes, un año?!

¿Acaso puedo esperar para ser feliz, acaso lo soy?

¿Acaso con tanta vanidad, tanto orgullo con tanta envidia que envenena mi alma?

¿Acaso la pereza que lastima mi cuerpo al moverlo?

¿Porque de sólo pensar en trabajar ya estoy cansado(a)...?

¿O me siento feliz con tanta lujuria y estos celos?

¿O deseando sufrimiento y muerte a mis semejantes?

¿O mintiéndome y mintiendo a mis semejantes?

¿A veces causando lástima para que me vean o me den una caricia o parte de su tiempo?

¿O al levantar la mirada con orgullo para no mirar al de "abajo" ... porque lo considero inferior o indeseable?

¿Acaso no soy YO TODO ESO ?

¿Acaso no soy yo quien necesita ser perdonado, por altanero y prepotente?

Por tomar un lugar que mi creador jamás tomo, por desperdiciar mi vida de error tras error...

¿Acaso no tengo ya mi castigo, porque jamás he vivido ....por estar pendiente del pasado?

Y dejar pasar el maravilloso presente... y aprender a vivir el instante...

Porque HOY comprendo que pudiera NO tener otro y HOY he decidido CAMBIAR.

Arrojar de mi corazón los defectos que ENSUCIAN mi alma.... para ir al ENCUENTRO de mis VIRTUDES y DESPERTAR esta dormida CONCIENCIA..

¿ME ESCUCHAS EGO??? ¡¡ESTÁS DESPEDIDO !!

Porque sólo has causado dolor y tristeza... me prometiste seguridad y belleza y sólo lograste aumentar mi vanidad y mi pereza, y con ésta mi orgullo...

Pero ¿sabes? ya descubrí tus juegos... Y no estarás más en mí... No llores ni pidas clemencia, porque no cederé hoy cambiaré... te sacare de mi corazón y quitaré mis errores...

ESCUCHA!!!! nunca más me doblegaré ante ti porque estás EQUIVOCADO...

Abriré mi conciencia y actuaré bajo su voz...

Desconozco a su autor

Ahora lo entiendo

Siendo niño pertenecí al Movimiento Scout. Ahí nos enseñaban, entre otras cosas, la importancia de la "Buena Acción" que consistía en realizar todos los días actos generosos y nobles, como recoger algún papel en la calle y botarlo en la papelera, ayudar en la casa a lavar platos, cuidar la fauna y la flora, ayudar a alguna persona anciana o impedida a cruzar la calle, etc. Me gustaba mucho cumplir esa tarea.

Un día caminaba por una calle de la ciudad de Coro y vi a un perro tirado en plena vía sin poder moverse. Estaba herido, un carro lo había atropellado y tenía rotas las dos patas traseras, los vehículos le pasaban muy de cerca y mi temor era que lo mataran porque era imposible que él solo pudiera levantarse.

Vi allí una gran oportunidad para hacer la "Buena Acción" y como buen Scout detuve el tráfico, me dispuse a rescatar al perro herido y ponerlo a salvo para entablillarle las patas. Yo nunca había entablillado a nadie pero el "Manual Scout" decía cómo hacerlo. Con mucho amor y entrega me acerqué, lo agarré pero me clavó los dientes en las manos. Inmediatamente me llevaron a la Sanidad y me inyectaron contra la rabia, aunque la rabia por la mordida no se me quitó con la vacuna.

Durante mucho tiempo no entendí por qué el perro me había mordido si yo sólo quería salvarlo y no hacerle daño, no sé que pasó y no me lo pude explicar. Yo quería ser su amigo, es más, pensaba curarlo, bañarlo, dejarlo para mí y cuidarlo mucho. Esta fue la primera decepción que sufrí por intentar hacer el bien, no lo comprendí. Que alguien haga daño al que lo maltrata es tolerable, pero que trate mal a quien lo quiera ayudar no es aceptable.

Pasaron muchos años hasta que vi claro que el perro no me mordió, quien me mordió fue su herida; ahora si lo entiendo perfectamente.

Cuando alguien está mal, no tiene paz, está herido del alma y si recibe amor o buen trato: ¡Muerde! Pero él no hunde sus dientes, es su herida la que los clava.

Comprende el malestar de las personas que te rodean. Cuando alguien te grita, te ofende, te critica o te hace daño no lo hace porque te quiere mal sino porque está herido, está herido del alma, se siente mal o algo malo está pasando por su vida. No te defiendas ni lo critiques, mas bien compréndelo, acéptalo y ayúdalo.

Ahora lo entiendo.

Desconozco a su autor


¿Por qué Gritamos?

Un día preguntó un sabio a sus amigos lo siguiente :

¿ Por qué la gente se grita cuando están enojados ? Los hombres pensaron
unos momentos:

Porque perdemos la calma - dijo uno - por eso gritamos.

- Pero ¿por qué gritar cuando la otra persona está a tu lado?, preguntó elsabio.

- No es posible hablarle en voz baja? ¿Por qué gritas a una persona cuando estás enojado?

Los hombres dieron algunas otras respuestas pero ninguna de ellas satisfacía al sabio .

Finalmente él explicó: Cuando dos personas están enojadas, sus corazones se alejan mucho. Para cubrir esa distancia deben gritar, para poder escucharse. Mientras más enojados estén, más fuerte tendrán que gritar para escucharse uno a otro a través de esa gran distancia.

Luego el sabio preguntó:- ¿Qué sucede cuando dos personas se enamoran? Ellos no se gritan sino que se hablan suavemente, por qué? Sus corazones están muy cerca. La distancia entre ellos es muy pequeña.

- el sabio continuó

- Cuando se enamoran más aún, qué sucede? No hablan, sólo susurran y se vuelven aun más cerca en su amor. Finalmente no necesitan siquiera susurrar, sólo se miran y eso es todo. Así es cuan cerca están dos personas cuando se aman.

Luego el sabio dijo:
-Cuando discutan no dejen que sus corazones se alejen, no digan palabras que los distancien más, llegará un día en que la distancia sea tanta que no encontrarán más el camino de regreso.


Desconozco a su autor

lunes, 15 de febrero de 2016

Hoy

Hoy eliminaré de mi agenda dos días:
ayer y mañana.

Ayer fue para aprender
y mañana será la consecuencia
de lo que hoy pueda realizar.

Hoy me enfrentaré a la vida
con la convicción de que
este día jamás volverá.

Hoy es la última oportunidad
que tengo de vivir intensamente,
pues nadie me asegura
que mañana volveré a amanecer.

Hoy tendré la audacia de
no dejar pasar ninguna oportunidad,
mi única alternativa es la de triunfar.

Hoy invertiré mi recurso más
importante: mi tiempo,
en la obra más trascendental:
mi vida;
cada minuto lo realizaré
apasionadamente para hacer
de hoy un día diferente
y único en mi vida.

Hoy desafiaré cada obstáculo
que se me presenta
con la fe de que venceré.

Hoy seré la resistencia al
pesimismo y conquistaré
al mundo con una sonrisa,
con la actitud positiva de
esperar siempre lo mejor.

Hoy haré de cada tarea ordinaria
una expresión sublime.

Hoy tendré los pies en la tierra
comprendiendo la realidad
y la mirada en las estrellas
para inventar mi porvenir.

Hoy tendré tiempo de ser feliz
y dejaré mi huella y mi presencia
en el corazón de los demás.

Hoy, te invito a empezar un tiempo nuevo donde
soñemos que es posible cuanto nos proponemos
y lo realicemos con alegría y dignidad.
Desconozco a su autor


La vida, una oportunidad

La oportunidad es la ocasión de hacer algo, pero hay que saber el justo momento para aprovecharla.

La oportunidad no se presenta en la rutina diaria, ni a quienes ven la vida de color gris, es como una franca sonrisa en un rostro desconocido.

La oportunidad tampoco se presenta a quienes la buscan afanosamente.

Y es que la oportunidad puede ser espectacular, así como discreta y disimulada.

Por eso, la oportunidad, radica mas bien, en una cuestión de enfoque.

Es, como si de pronto se te ocurriera limpiar los cristales de los que a través de ellos ves tu vida y resulta que el polvo acumulado en ellos, no te permitía ver clara y brillantemente.

Tu vida en sí, es una gran oportunidad.

Quien diga, que la vida siempre está saturada de escollos y no cambia esa manera de verla, no se permite ver que también está llena de oportunidades.

Hay algunas personas que sólo alcanzaron a ver una, en toda su vida, y lograron metas jamás imaginadas.

¡ Se imaginan si hubieran podido ver las noventa y nueve anteriores que ignoraron !

*Eres joven, aprende a verlas y aprovécharlas!!
*Eres maduro, muévete , estás perdiendo el tiempo!!
*Eres anciano, limpia esos lentes, aún hay muchas
..por disfrutar!!

La oportunidad es una bendición dirigida a ti por quien te ama: la vida.

Desconozco a su autor

¡¡Ten Fe, cree en ti!!

Ten fe cuando se cierren todas las puertas delante de ti.
Cuando las noches sean frías y sientas que la soledad te abraza.
Cuando en cada intento por la vida nazca un fracaso.
Cuando te sientas cansado y agotado de este largo camino.

Cuando todos duden de que tú podrás vencer.
Cuando seas objeto de burla de alguna persona ignorante.
Cuando no encuentres un motivo para vivir.
Ten fe y cree en tí, porque: Si quieres, ganas...

Pero si crees no poder lo más seguro es que no podrás,
si crees que estás perdido, ya perdiste
el poder del ser humano esta en la mente,
si crees que eres superior, lo eres.

Tienes que estar seguro de ti, el ser que gana en la vida
es aquél que cree poder ganar.

Ten fe, Cree en tí y Vencerás.

Desconozco su autor

Cuando alguien ya no nos quiere...

En la vida te encontrarás con golpes fuertes que no se pueden evitar. Son cosas que nos dejan sin aliento, con un sabor de sal y lágrimas. En la vida sucede que no estamos solos y ante ello formamos cadenas de unión, no siempre con las personas acertadas, por el contrario, la equivocación nos lleva más de una vez a escribir en un cuaderno una frase del alma. Es un pedido del corazón de sentirse amado(a) por alguien. Más ese alguien, muchas veces se fue. Ya no está más.

Alguien ya no nos quiere...

Es cuando sentimos el dolor de ya no ser en su vida, cuando un abismo nos abraza fríamente en la soledad de una habitación.
Pero la vida continúa, todo a nuestro alrededor sigue su marcha tal como siempre y sin embargo, se nos hace un nudo en la garganta, una opresión que no nos abandona en ningún momento. Todo parece detenerse en el tiempo. Experimentamos la triste conversación con nosotros mismos.

¡Que difícil, Dios mío! decimos , ¿qué hacer para recuperar su atención, su amor? Y se nos ocurren tantas cosas... pero, ¿vale la pena realmente? Solo si contestamos a unas simples preguntas, objetivamente, sin compasión, ni miramientos de ninguna clase, entonces podemos estar cerca de sacar la mejor conclusión, aunque nos duela, pero al razonar, meditar y reflexionar, podremos decirle adiós desde el interior con menos sufrimiento y mayor fortaleza espiritual.

Piensa: tú eres una criatura del universo que vive, ama y siente como otras criaturas igual a ti. Tienes posibilidades de triunfar, tantas, como de fracasar, ¿verdad? si por un instante dejaras de ver y prestarle atención a la posibilidad de fracasar, entonces comenzarías vislumbrar el triunfo.

Los seres humanos son seres sociales, todos tienen un punto que los enraíza y los fija en una posición dentro del esquema social y universal. El mundo por todos observados es similar en todos los casos. Vemos y percibimos el mundo tal como lo hace otro ser humano, sea que resida en la China como en América, en Europa como en Asia. Todos perciben el mundo a través de los sentidos que han sido educados para percibir de una forma y no de otra. Aquella persona que modifica su visión y percepción del mundo, comienza a ver otras realidades que no están sujetas al mundo por todos conocido, son realidades espirituales, energéticas y dimensionales que interactúan en nuestro cotidiano mundo.

El amor es uno solo pero las formas de amar son muchas. No te niegues la posibilidad de conocerlas a todas. No te quedes con una única fórmula que hasta ayer pareció infalible.Sabes, cuando uno ha dejado de ser el centro de atención del otro sobreviene un desgarro interior producto de un enlace efectivo entre dos personas, filamentos muy sensibles quedan flotando en el espacio, arrastramos con nosotros esos filamentos.... como ropas desgarradas y la gente lo nota. Sabe de nuestra tristeza. Todo pasa en la vida, como pasan las nubes en el cielo.

Todo pasa como pasa una hora, de un momento a otro. En casos así debes purificar tu espíritu, con música, respirando profundamente, y si tienes deseos de llorar, hazlo. Llora todo lo que sientas y luego, mírate al espejo. Pregúntate por la persona que ves allí. ¿Esa es la imagen de tu persona?

Algo en tu interior te dirá que no. Pero mírate bien, no esquives la mirada y no intentes tampoco agredirte. Tan solo piensa, ¿eso eres tú?.... en el vacío de tu alma, un eco te dará la respuesta.

Todo avance en la vida lleva consigo una marca de sufrimiento. Lo único y necesario es que no hagas de esa marca la publicidad de tu vida, es tan solo un recuerdo del alma, un accionador interior que te impulsa a dejar el pasado atrás, mirar hacia el futuro, reconocer lo bueno que tienes en la vida por vivir, aspirar profundamente, señalar hacia adelante y acelerar un poquito más tu corazón. Tus pasos se encaminarán hacia un nuevo despertar.

Sé fuerte, sé feliz. Sonríe, por favor, no dejes que las manchas
oscuras del ya no ser acaparen tu luz y trata de encontrar en lo pequeño, la magnífica posibilidad de ampliar tu percepción.
No te dejes vencer, que a pesar de tanta tristeza, el mundo tiene
motivos hermosos para ser feliz.

¡ Vive ! Algún día te tocará a ti ayudarle a otra persona a vivir y seguramente lo harás mejor que nadie...

Desconozco a su autor

Haz como el Sol

No te aferres al pasado
ni a los recuerdos tristes.
No reabras la herida que ya cicatrizó.
No revivas los dolores y sufrimientos antiguos.
Lo que pasó, pasó...

De ahora en adelante,
pon tus fuerzas en construir una vida nueva,
orientada hacia lo alto, y camina de frente,
sin mirar atrás.

Haz como el sol que nace cada día,
sin pensar en la noche que pasó.

Vamos levántate....que afuera

¡¡¡esta la luz del Sol...!!!

Desconozco su autor


El laberinto

La vida es un laberinto
con mil caminos cerrados
para una sola meta.
¿Pero, cuál es el camino bueno?
¿Aquél? ¿Este?

Para algunos puede ser el primero
y para otros
no llega siquiera a ser el último.

Y en este laberinto
estás como yo
buscando la salida,
el lugar donde se esconde la risa
y el final de la promesa.

Hasta llegar a ella
el amor es sólo una fantasía
teñida de esperanza.

Mira tus manos.
¿qué tienen para dar en esa búsqueda?
Que no se agote.
Profundiza en tus ojos, tócate el cuerpo
y deja recibir en tí
la búsqueda del otro.

Si crees encontrar el camino justo
y descubres una salida cerrada
con murallas y con aceros,
vuélvete e intenta otra chance
comprendiendo
que todo es producto de este juego
que se llama laberinto.

Arriesga un nuevo intento
en cada camino fallido.
Si te quedas parado
solo encontrarás a quienes
buscan una salida
y están perdidos.

© Yuri Tabak



viernes, 12 de febrero de 2016

El peso del rencor

El tema del día era El Resentimiento y el maestro nos había pedido que lleváramos papas y una bolsa de plástico. Ya en clase elegimos una papa por cada persona a la que guardábamos resentimiento.

Escribimos su nombre en ella y la pusimos dentro de la bolsa.

Algunas bolsas eran realmente pesadas. el ejercicio consistía en que durante una semana lleváramos con nosotros a todos lados esa bolsa de papas. Naturalmente la condición de las papas se iba deteriorando con el tiempo. El fastidio de acarrear esa bolsa en todo momento me mostró claramente el peso espiritual que cargaba a diario y cómo, mientras ponía mi atención en ella para no olvidarla en ningún lado, desatendía cosas que eran más importantes para mí.

Todos tenemos papas pudriéndose en nuestra mochila sentimental. Este ejercicio fué una gran metáfora del precio que pagaba a diario por mantener el resentimiento por algo que ya había pasado y no podía cambiarse. Me di cuenta que cuando hacía importantes los temas incompletos o las promesas no cumplidas me llenaba de resentimiento, aumentaba mi estrés, no dormía bien y mi atención se dispersaba.

Perdonar y dejarlas ir me llenó de paz y calma, alimentando mi espíritu. La falta de perdón es como un veneno que tomamos a diario a gotas pero que finalmente nos termina envenenando.

Muchas veces pensamos que el perdón es un regalo para el otro sin darnos cuenta que los más beneficiados somos nosotros mismos.

El perdón es una expresión de amor. El perdón nos libera de ataduras que nos amargan el alma y enferman el cuerpo. No significa que estes de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.

Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó. Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo. El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó. La falta de perdón te ata a las personas con el resentimiento. Te tiene encadenado. La falta de perdón es el veneno mas destructivo para el espiritu ya que neutraliza lo recursos emocionales que tienes. El perdón es una declaración que puedes y debes renovar a diario.

Muchas veces la persona mas importante a la que tienes que perdonar esa ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

La Declaración del Perdón es la clave para liberarte.

¿Con qué personas estás resentido? ¿A quiénes no puedes perdonar? ¿Tú eres infalible y por eso no puedes perdonar los errores ajenos? Perdona para que puedas ser perdonado. Recuerda que con la vara que mides, serás medido...


¡¡Aliviana tu carga y estarás mas libre para moverte hacia tus objetivos!!



Sabiduría Canina

¿Sabe actuar con sabiduría canina?

¿Ya se imaginó actuando con sabiduría canina?

Inténtelo!!

1. Nunca deje pasar la oportunidad de salir de paseo.

2. Experimente la sensación del aire fresco y del viento en su rostro por puro placer.

3. Cuando alguien que ama se aproxima, corra para saludarlo.

4. Cuando hubiera necesidad, practique la obediencia.

5. Haga saber a los otros cuando estén invadiendo su territorio.

6. Siempre que pueda, duerma una siesta y desperécese al levantarse.

7. Corra, salte y juegue a diario.

8. Coma con gusto y entusiasmo, pero pare cuando esté satisfecho.

9. Sea leal, siempre.

10. Nunca pretenda ser algo que no es.

11. Si lo que desea está enterrado, cave hasta encontrarlo.

12. Cuando alguien estuviera pasando un mal día, quédese en silencio, siéntese próximo a él y gentilmente, intente agradarlo.

13. Cuando llame la atención, deje que alguien lo toque.

14. Evite morder cuando apenas un gruñido podría resolverlo.

15. En días templados, recuéstese de espaldas sobre el pasto.

16. En días calurosos, beba mucha agua y descanse bajo un árbol frondoso.

17. Cuando esté feliz, baile y sacuda todo su cuerpo.

18. No importa cuantas veces lo censuren, no asuma culpas que no tenga y no se ponga mal...corra inmediatamente de vuelta hacia sus amigos.

19. Alégrese con el simple placer de una caminata.

20. Sea feliz con su vida de perro!!

"Empieza por hacer lo necesario, sigue con lo que es posible y, de pronto, estarás haciendo lo imposible..."

San Francisco de Asís

Cerrando Círculos

O cerrando puertas. O cerrando capítulos. Como quieras llamarlo.
Lo importante es poder cerrarlos. Lo importante es poder dejar ir momentos de la vida que se van clausurando. ¿Terminó tu trabajo? ¿Se acabó la relación? ¿Ya no vives más en esa casa? ¿La amistad se acabó? Puedes pasar mucho tiempo de tu presente "revolcándote" en los porqués, en devolver el cassette y tratar de entender por qué sucedió tal o cuál hecho.

El desgaste va a ser infinito porque en la vida, tú, tus amigos, tus hijos, tus hermanas, todos y todas estamos abocados a ir cerrando capítulos. A pasar la hoja. A terminar con etapas o con momentos de la vida y seguir para adelante. No podemos estar en el presente añorando el pasado. Ni siquiera preguntándonos por qué. Lo que sucedió, hecho está. Y hay que soltar, hay que desprenderse. No podemos ser niños eternos, ni adolescentes tardíos, ni empleados de empresas inexistentes, ni tener vínculos con quien no quiere estar vinculado a nosotros. ¡No, los hechos pasan y hay que dejarlos ir!

Por eso a veces es tan importante romper fotos, quemar cartas, destruir recuerdos, cambiar de casa. Los cambios externos pueden simbolizar procesos interiores de superación. Dejar ir, soltar, desprenderse. En la vida nadie juega con las cartas marcadas y hay que aprender a perder y a ganar.

Hay que dejar ir, hay que pasar la hoja, hay que vivir solo lo que tenemos en el presente. El pasado ya pasó. No esperes que te devuelvan, no esperes que te reconozcan, no esperes que alguna vez se den cuenta de "quien eres". No!, suelta. Con el resentimiento, al ver "tu pelicula" personal para darte y darle al asunto, lo único que consigues es dañarte mentalmente, envenenarte, amargarte. La vida esta para adelante, nunca para atrás. Porque si andas por la vida dejando "puertas abiertas", por si acaso, nunca podrás desprenderte ni vivir lo de hoy con satisfacción. Noviazgos o amistades que no clausuran, posibilidades de "regresar" (¿a qué?), necesidad de aclaraciones, palabras que no se dijeron, silencios que lo invadieron. ¡Si puedes enfrentarlos ya y ahora, hazlo! Si no, déjalo ir, cierra capítulos. Convéncete, que no vuelve.

Pero no por orgullo ni por soberbia sino porque tú ya no encajas allí: en ese lugar, en ese corazón, en esa habitación, en esa casa, en ese escritorio, en ese oficio, ya no eres el mismo que se fue, hace dos días, hace tres meses, hace un año, por lo tanto, no hay nada a qué volver. Es salud mental, amor por tí mismo desprende lo que ya no esta en tu vida..

Recuerda que nada ni nadie es indispensable. Ni una persona, ni un lugar, ni un trabajo, porque cuando llegaste a este mundo lo hiciste sin ese adhesivo, por lo tanto es costumbre vivir pegado a él y es un trabajo personal aprender a vivir sin él, hoy te duele dejar ir. Solo es costumbre, apego, necesidad. Pero, cierra, clausura, limpia, tira, oxigena, despréndete, sacude, suelta.

Hay tantas palabras para significar salud mental y cualquiera que sea la que escojas, te ayudará definitivamente a seguir para adelante con tranquilidad.

¡Ésa es la vida!

©Gloria Hurtado
Psicóloga y columnista colombiana
(Adjudicada anteriormente a Paulo Coelho)


jueves, 11 de febrero de 2016

Por qué fijarse metas es importante

Los beneficios de tener metas están más que comprobados. Son muchas las investigaciones que han encontrado que establecer objetivos mejora tanto nuestra vida personal como la profesional.

Demos un vistazo a lo que escribió Steven Kotler en el muy recomendado libro Bold:

A finales de 1960, los psicólogos Gary Latham de la Universidad de Toronto y Edwin Locke de la Universidad de Maryland, descubrieron que la fijación de metas es una de las maneras más fáciles de aumentar la motivación y mejorar el rendimiento… En docenas y docenas de estudios, Latham y Locke encontraron que la fijación de metas aumentó el rendimiento y la productividad entre un 11 y un 25 por ciento. Este es un gran impulso. Si la jornada de ocho horas es nuestro punto de partida, es como si gozáramos de dos horas extras de trabajo por el simple hecho de poner a trabajar la gente en un marco mental más adecuado.

Ok, de acuerdo, las metas son poderosas. Pero no vale cualquier meta:

Uno de los aspectos más importantes para que funcionen las metas es el compromiso. “Hay que creer en lo que estás haciendo”, continúa Latham. “Grandes objetivos funcionan mejor cuando hay una alineación entre los valores de un individuo y el resultado deseado de la meta. Cuando existe esa alineación, nos comprometemos totalmente, lo cual significa que prestamos más atención, tenemos mayor resistencia y somos mucho más productivos como consecuencia de ello.

Es decir, las metas tienen que ser relevantes para el individuo, tienen que estar alineadas con sus valores y con sus habilidades. Ahí reside la clave del gran desempeño.

Los equipos que funcionan a un alto nivel son aquellos que trabajan hacia un objetivo que sus integrantes consideran importante. Importante no sólo significa salvar las ballenas de la extinción, limpiar los océanos o erradicar la pobreza. Un trabajo que vale la pena realizar puede ser ayudar a tu equipo, a tu familia o, incluso, a ti mismo.

Al contrario, realizar un trabajo carente de significado personal puede convertirse en una pena difícil de soportar. “La idea que se me ocurrió”, afirmó Fiódor Dostoevsky hace cerca de 150 años, “es que si uno quisiera aplastar y destruir completamente a un hombre. Imponer el más terrible castigo. Uno ante el cual el asesino más temible se acobardaría y temblaría. Todo lo que se tendría que hacer sería obligarle a realizar un trabajo que careciera completa y absolutamente de significado”.

Esta es la gran tragedia dentro de las empresas hoy en día: existe una enorme discrepancia entre los valores y las preferencias de las personas y la labor que realizan. Esa es la razón por la cual casi el 90% de los trabajadores a nivel mundial no se siente involucrado a nivel emocional con su empleo.

Ahora bien, resulta que las metas también son importantes en nuestra vida personal: le dan sentido a nuestra existencia y aumentan el nivel de satisfacción general con la vida. Es decir, nos hacen más felices.

Esto fue lo que encontró Mihaly Csikszentmihalyi cuando realizó una gran investigación que buscaba descubrir cuándo y porqué se producen en las personas estados de dicha.

Las personas que con mayor frecuencia experimentaban momentos de satisfacción, eran aquellas que se encontraban realizando actividades que estaban relacionadas con objetivos que consideraban importantes en su vida.

El camino hacia la felicidad, concluye Csikszentmihalyi, no pasa por el goce intrascendente, el camino a la felicidad es la asunción consciente de un reto y la lucha por superarlo.

¿Una vida sin desafíos, sin retos que superar, puede ser una vida feliz? ¿Tu que opinas?

Fuente http://notasaprendiz.weebly.com/blog/por-que-fijarse-metas-es-importante

9 recordatorios que aliviarán tu alma

“La principal causa de infelicidad nunca es la situación, sino tus pensamientos sobre ella.” – Eckhart Tolle

La vida puede ser frenética; algunas veces el caos nos rodea por todas las direcciones imaginables.

Pero sólo porque el mundo que nos rodea está en desorden, no significa que el mundo dentro de nosotros tenga que estarlo también.

Así es, estoy diciendo que hay una manera de mantenerse cuerdo en tiempos locos. Estoy diciendo que puedes deshacerte de toda esa locura que tienes el tu interior creado por otros, del pasado y eventos incontrolables…

Con sólo ser un simple testigo de tus pensamientos.

Se trata de sentarse en silencio, y ser testigo de los pensamientos que pasan por ti. Al principio, sólo escúchalos, no los interfieras ni los juzgues, porque al juzgarlos con demasiada rapidez habrás perdido tu lugar ser solamente un testigo. En el momento en que te apresures a decir: “este es bueno” o “este es malo”, habrás saltado de cabeza al caos.

Toma un poco de tiempo crear una brecha entre atestiguar tus pensamientos y reaccionar ante ellos. Pero una vez que la brecha esté allí, descubrirás una gran sorpresa; que ya no eres tus pensamientos, ni el caos que influyen. Que eres un testigo, un observador que es capaz de cambiar su mente y elevarse por encima de las turbulencias.

Y este proceso de atestiguar-pensamientos es la alquimia de la verdadera realización. Porque a medida que te vuelves más y más un testigo, los pensamientos caóticos comienzan a desaparecer. Estarás pensando, pero tu mente estará vacía de charlas sin sentido.

Ese es un momento de iluminación – un momento en el que te conviertes, tal vez por primera vez, en un incondicionado, sano y realmente libre ser humano.

Y ahora puedes iniciar el proceso de introducir nuevas ideas que apoyen tu libertad interior, y alivianar tu alma. Aquí tienes nueve de estas ideas…
1. Eres un trabajo en progreso; lo que significa que avanzas un poco a la vez, no todo a la vez.

Cuando sientes que estás sudando y corriendo en círculos, entiende que todos nos sentimos así de vez en cuando, especialmente cuando las exigencias de la vida son altas y el trabajo un reto. Esto no significa que debes darte por vencido. Haz los ajustes necesarios, pero sigue poniendo un pie delante del otro. No estás realmente corriendo en círculos; estás corriendo hacia arriba, poco a poco. El camino es simplemente un conjunto de pasos en espiral… Y tú ya has subido más arriba de lo que crees.
2. Siempre estás justo donde necesitas estar para dar el siguiente paso.

No hay absolutamente nada en tu situación actual que te impida avanzar. Todo lo que tienes que hacer es decidir qué harás a continuación (cual será el siguiente pasito). Realmente es así de simple. No tienes que tener todo resuelto para dar este paso y seguir adelante. Sólo haz lo mejor que puedas hasta que lo entiendas mejor. Una vez que lo entiendas mejor, hazlo mejor.
3. Los errores y los fracasos son los escalones del crecimiento y el éxito.

Incluso cuando no funcione, sigue siendo una práctica necesaria. Y todo requiere de práctica. Así que abraza los errores que ni siquiera has cometido todavía. Para tener éxito en el largo plazo, debes fallar de vez en cuando. No dejes que el miedo a tomar una decisión equivocada te impida tomar cualquier decisión en absoluto. Al final, aquellos a los que no les importa que el fracaso sea inevitable son los que alcanzan sus sueños.
4. Sonreír ocurre naturalmente cuando te quejas menos.

Nunca hay necesidad de quejarte por la vida. Hacerlo no cambia nada. En lugar de eso, pasa tus momentos viviendo su belleza. Encuentra la sabiduría y la fuerza para abrazar el presente. Si estás siendo arrastrado en todas direcciones por fuerzas fuera de tu control, tómate un tiempo para volver a alinearte a ti mismo con lo que más valoras en la vida. Lo que es importante en tu vida es lo que decides que sea importante. Nada puede abrumarte a menos que se lo permitas.
5. No todo tiene una explicación.

A veces, cosas increíbles llegan a nuestras vidas de la nada. No siempre podemos entenderlas, pero tenemos que confiar en ellas. Sé que quieres preguntar por todo, por cada paso del camino, pero a veces vale la pena tener simplemente un poco de fe. Permite que el universo te bendiga de formas sorprendentes y alegres.
6. Sólo posees realmente las cosas que dejaste ir.

Puede sentirse extraño al principio, pero todo lo que realmente necesitas, en la vida y en el amor, es practicar el dejar ir. Aferrarte a algo es fácil; no necesitas ni aprenderlo. Así que alíviate un poco. Está bien aflojarse un poco. A menudo nos aferramos a agarra algo muy fuerte por mucho tiempo, sin siquiera pensar en ello… sin darnos cuenta de que no es lo que tenemos cuando nos aferramos a las cosas lo que cuenta, sino lo que tenemos cuando soltamos, cuando dejamos ir. Lo que queda ahí, es lo que realmente tenemos.
7. Las relaciones no tienen que estar ni cerca de ser perfectas para que valgan la pena.

Es imposible encontrar a alguien que nunca te decepcionará ni lastimará. Ningún ser humano es perfecto. Esperar que lo sean siempre te conducirá a decepciones dolorosas. Entiende esto, y ve por los que valgan la pena el dolor y el esfuerzo. De verdad, sin un poco de dolor y esfuerzo, la alegría y el amor verdadero no se sentirían tan bien. Así que tómate tu tiempo y paciencia para trabajar juntos en crear algo real y significativo.
8. Odiar a otro ser humano nunca ayuda.

Es importante recordar que ningún ser humano, cuando entiendes sus historias y deseos, no sirve para nada. Ninguna vida es nada. Incluso las personas más crueles, si entiendes sus corazones, tuvieron algún acto generoso que les redime, al menos un poquito, de sus pecados. Así que aléjate de ellos en paz, sin odio en tu corazón.
9. Perdonar es darte una oportunidad para crecer.

Perdonar no es aguantar a alguien que te hizo daño; es estar en paz con lo que pasó y seguir adelante con tu vida. Así que perdona a los que te hirieron en el pasado, pero aún más que esto, perdónate a ti mismo por permitirles hacerte daño. En el instante en que perdonas, estás al menos un paso por delante en el departamento del karma, y un paso por delante de todos los que siguen aferrándose a los viejos rencores que no los dejan avanzar.
Marc Chernoff
Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

martes, 9 de febrero de 2016

La elección más importante

Justo ayer hablaba con un amigo cuya amistad ha durado por varios años ya.
  • Definitivamente lo que me está sucediendo sé que no es culpa directa ni del gobierno ni de la situación ni de mi entorno, sino sé y estoy consciente que son mis decisiones las que me tienen así. – Se quejaba amargamente mi amigo mientras lo escuchaba
  • Bueno, al menos eres consciente y te haces responsable de tus resultados
  • Sé que he tomado decisiones precipitadas y actuado sin antes leer o estudiar la situación y reconozco que al hacer eso me puedo llevar sorpresas como las que me he estado llevando hasta ahora
  • Sé que es difícil sobre todo admitir, ahora estás en una situación donde eres más sabio, muchas personas tienden a culpar a la ciudad donde viven, al presidente, al gobierno e incluso a su horóscopo, ¿sabías?
  • Sí, sí lo sé, yo era una de esas personas, pero ahora después de tantos fracasos no encuentro a quien culpar sino ahora que me veo a mí mismo veo al causante de todo frente al espejo cada mañana antes de salir a mi actual empleo.
  • Lo sé, son palabras duras y créeme que me identifico contigo.

Si hubiera sostenido esta charla con mi amigo hace un par de años, seguramente me hubiese sentido sumergido en la frustración e impotencia que sentía al momento de contar su anécdota, pues es justo con lo que me he identificado por años… pero ya no más.

Yo estaba tan convencido como lo estaba mi amigo de que yo era un fracaso como emprendedor y un fiasco como persona. En general sentía que mi vida apestaba y no veía ningún punto para donde moverme ni con la suficiente confianza como para levantarme de nuevo e intentar.

¿Cómo logró darse un giro en mi situación y en mi vida?

Con una decisión firme y contundente.

Así es, por simple que parezca, la simpleza no siempre es sinónimo de facilidad. Por favor, si te identificas con el diálogo hasta ahora y en verdad quieres dar un giro dramático en tu vida, tómate el tiempo de confrontar esto en tu vida de manera seria, si solo lo lees y te sigues derecho sin reflexionar, entonces esto será una lectura como cualquier otra que has tenido en tu vida.

Quiero que observes alguna situación con la que identifiques que es un gran reto en tu vida, tenga o no que ver con tu vida financiera, puede ser algún reto que estés viviendo con tu pareja, con alguna amistad, familiar, salud, etc.

Y ahora presta atención a cómo te sientes con respecto a eso. Y viene la pregunta más importante: ¿cómo he estado actuando ante esta situación?

Si interiorizas bien esta pregunta entonces.

Por darte un ejemplo, yo me preguntaba: ¿Cómo estoy siendo yo ante esta situación de dinero y finanzas en mi vida?

¿Estoy actuando como alguien determinado a superar esto o como alguien que se rinde luego de unos intentos?

Como ya me he rendido y dejado esto antes… ¿En quién me convierte esto? ¿Alguien determinado o alguien débil y que deja de intentar luego de algunas dificultades?

¿Hasta dónde estoy dispuesto de llevar esto a cabo?… ¿por qué y para qué lo quiero lograr?

¿Cómo será mi vida cuando lo logre? ¿Cómo será mi vida si no lo logro?… ¿Puedo aceptar no lograr lo que me propongo, estoy dispuesto a vivir con el ánimo abajo en caso de no alcanzar lo que me propongo? ¿Me gustaría convertirme en ese tipo de persona?

Como puedes ver todas son preguntas interesantes, necesitan tiempo para que germinen en tu interior y emerja una respuesta. Por favor no las tomes a la ligera, después de todo… se trata de tu vida y de tu futuro, creo que bien valen la pena ser contestadas.

No sé tú, pero personalmente pienso que lo que decimos que queremos, no realmente lo queremos, de otra forma, seguiríamos allí insistiendo. Eso es lo que diferencia a un aficionado de un profesional en potencia. Ambos comienzan igual, pero el aficionado renuncia luego de las primeras dificultades y el profesional se vuelve profesional no porque lo haya sido desde el comienzo, sino porque está determinado a seguir adelante no importa qué.

También me puedes encontrar en distintas redes sociales:
Blog danielgaona.com
Facebook fb.com/SoyDanielGaona
E-mail hola@danielgaona.com
Youtube Personal: youtube.com/caballerogaona
Daniel Gaona


12 creencias tóxicas que necesitas sacar fuera de tu mente

Lo que podemos y lo que no podemos hacer, lo que consideramos posible e imposible, rara vez proviene de nuestras fortalezas o inteligencia. A menudo proviene de nuestras creencias sobre quienes somos.–

“El baterista en nuestra banda, Nick, es legalmente sordo, y lo ha sido desde que nació. Pero puede oír los tonos graves bajos y sentir las vibraciones de los tambores y de los otros instrumentos. De verdad, es un baterista increíble que la mayoría de las personas no pueden creer que sea sordo. Algunas veces no puedo creerlo ni yo misma.”

Esas líneas inspiradoras provienen de una conversación que tuve esta mañana por chat con Ámber, una de nuestros miembros más recientes del curso (me dio permiso para compartirlo contigo). Ámber es enfermera de urgencias de profesión, pero cuando sale la luna es la vocalista de una renombrada banda local de jazz en Nueva Orleáns los viernes y sábados por la noche. Y como puedes adivinar, su baterista, Nick, es una de sus más grandes inspiraciones.

Más tarde, en nuestra sesión de chat, Ámber dijo, “Sabes, odio admitirlo, pero envidio a Nick. Realmente lo hago! Quiero decir, sé que podría ser casi tan increíble como él, en muchos ámbitos de mi vida, si tan sólo pudiera silenciar las voces de mi cabeza.”

“¿Qué voces?”, le pregunté.

“Ya sabes, esas voces que constantemente están diciéndome que no soy lo suficientemente buena, que no tengo lo que se necesita, que es demasiado tarde para mí, que los pesimistas siempre tienen razón y que yo siempre estoy equivocada, y así sucesivamente” dijo ella.

Y a medida que iba profundizando en esas cosas, terminamos cortando la sesión de chat y saltamos al teléfono para poder hablar bien con ella y hacer que sus pensamientos vuelvan al buen camino.

Pero la verdad es que ella no es la única que se siente así. Durante la última década, Ángel y yo hablamos con miles de personas de todo el mundo, con muy diferentes estilos de vida y niveles socioeconómicos, y la mayoría de ellos sufren de las mismas creencias tóxicas que Ámber.

Así que hoy quiero compartir contigo 12 de las creencias tóxicas más comunes que vemos en nuestros estudiantes de coaching una y otra vez (ve si puedes identificarte con alguna de ellas):

1. “No soy lo suficientemente bueno.”

Abraza todo de ti. Cuando aprecias tus defectos y fallas, estos pierden su poder sobre ti. Muchas personas sobrevaloran lo que no son y subestiman lo que sí son. No seas uno de ellas. Lo que experimentas en la vida comienza con tu percepción. En casi todos los casos, nada te frena… nada te detiene, más que tus propios pensamientos acerca de ti mismo y de “cómo es la vida.” Tu percepción crea tus creencias. Tus creencias crean tus comportamientos. Y tus comportamientos producen tus experiencias.

2. “Perdí mi oportunidad.”

La verdad es que cada momento te da un nuevo comienzo y un nuevo final. Obtienes una segunda oportunidad, cada segundo. Y tu próxima oportunidad está sucediendo AHORA mismo. Por lo tanto, es una elección… Ser positivo y libre o ser prisionero de tu propia negatividad. Vivir en el pasado o tener esperanzas sobre el presente.

3. “No tengo nada por lo que sonreír en este momento.”

Incluso en el entorno más tranquilo, un corazón ingrato encuentra problemas. Incluso en los entornos más problemáticos, un corazón agradecido encuentra la paz. Recuerda esto. Siempre, siempre, siempre hay algo por lo que estar agradecido. Y ser positivo en una situación negativa no es ingenuo; es una señal de liderazgo y fortaleza. Lo estás haciendo bien cuando tienes muchas cosas por las qué llorar y quejarte, pero prefieres sonreír y apreciar tu vida en su lugar.

Si tienes problemas con esto, empieza con estar agradecido por todos los problemas que no tienes. Deja de lado la necesidad de quejarte de la vida, y pasa más momentos viviendo su belleza. Cambia la frase “tengo que” por “conseguiré…” Muchas de las cosas por las que nos quejamos son cosas que otros desearían tener la oportunidad de hacer.
4. “Mi vida debería ser más fácil.”

Si no fuera por los problemas no tendrías fuerzas. La vida siempre te está haciendo más fuerte incluso cuando parezca que te está rompiendo a pedazos. No importa lo que pase, da tu mejor esfuerzo y saca lo mejor de ella. No vas a disfrutar de tu vida si no disfrutas de tus desafíos. Los grandes desafíos hacen que la vida sea interesante, y superarlos hace que la vida sea significativa.
5. “Estoy muy cansado… Lo haré más tarde.”

“Más tarde” es una fachada. Ríndete, cédelo o da todo lo que tengas de ti en este momento. Toma una decisión. Pero no te quedes sentado, pensando demasiado todo y no haciendo absolutamente nada. Las acciones expresan tus prioridades. Escríbelo. Trabájalo. Investígalo. Publícalo. Mézclalo, cóselo, o lo que sea… pero que ocurra HOY!

6. “No tengo tiempo suficiente.”

Todos tenemos las mismas 24 horas al día, lo que significa que tienes el mismo tiempo que las personas exitosas y trabajadora que envidias y admiras. Así que ten esta ley universal de felicidad y éxito en mente: En lo que te enfocas, crece; enfócate en lo que importa y deja de lado lo que no.

7. “Tengo demasiadas obligaciones.”

Todos tenemos obligaciones, pero la realidad es que algunas personas se sentirán decepcionadas no importa lo que hagas. Así que cumple contigo mismo primero.

Cuanto más le digas “no” a las cosas que no son importantes para ti, más fácil te será decirle “sí” a las cosas que sí lo son. No eres mala persona por tener que dejar que algunas personas se decepcionen. Relájate. Muéstrate un poco de amor. No podemos hacer todo por todos los demás en cada situación. Haz lo que puedas cuando ello se alinee con tus valores, y hazlo con un corazón alegre.

8. “Necesito garantías antes de empezar.”

No necesitas garantías de todo en la vida, porque no es así como funciona la vida. ¡Abraza la incertidumbre! Puedes ser o conformista o valiente, pero no ambas a la vez. ¡Recuérdalo! ¡Estírate! No dejes que el miedo decida tu futuro. Algunos de los capítulos más increíbles de tu vida no tendrán un título con el que te sentirás cómodo hasta mucho tiempo después.

9. “Las personas no me entienden porque soy diferente.”

Cuando somos diferentes, a veces no vemos las decenas de personas que nos aceptan por lo que somos; todo lo que notamos son las pocos que no lo hacen. Entiende esto y no dejes que los pesimistas perturben tu mejor juicio.

Cuando recibas feedbacks negativos, ten en cuenta que no importa cuántas personas no te entiendan, lo que importa es cuántas sí lo hacen. Aprende a tomar las críticas seriamente, pero no personalmente. La forma en que la mayoría de las personas se sienten es por ellos, no por ti. Mucho dolor, decepción y tristeza en nuestras vidas provienen de nosotros al tomar las cosas como personal. En la mayoría de los casos es mucho más productivo y saludable dejar de lado las buenas o malas opiniones de los demás sobre ti, y operar con tu propia intuición y sabiduría como tu guía.

10. “No merezco que me traten mejor.”


Recuerda, nosotros fijamos el estándar para la forma en que queremos ser tratados. Tus relaciones son un reflejo de la relación que tienes contigo mismo.

11. “No es lo correcto, pero está bien si puedo salirme con la mía.”

La clave es hacer lo correcto, SIEMPRE, aunque nadie nunca lo sepa. Porque tú sí lo sabrás. Y eso lo cambia todo a la larga.

12. “Mi vida es aburrida.”

Esta es un poco más general, pero si estás aburrido, no le estás prestando suficiente atención a la vida. Levántate y abre tu conciencia. Sé decidido y curioso… no esperes por un empujón de inspiración o un beso de la sociedad en tu frente. Presta atención a lo que está pasando a tu alrededor y dentro de ti. Todo es cuestión de prestar atención. Porque prestar atención es vital. Te conecta con las oportunidades. Te hace entusiasmar y te da ganas de aprender. Te mantiene entusiasmado y con ganas de aprender, siempre. Crecer nunca es aburrido.
Marc Chernoff
Publicado originalmente en TrucosParaVivirMejor.com

11 cosas que debes dejar en el pasado

Puede que no estés orgulloso de todas las cosas que hiciste en el pasado, pero está bien. El pasado no es hoy.

Aquí hay 11 cosas que debes dejar atrás, y crecer más allá de ellas:

1. Dejar que otras personas escriban la historia de tu vida. – Puedes pasar toda tu vida preocupándote por lo que los demás piensan de ti, o lo que quieren para ti, pero eso no te llevará muy lejos. Si no te haces cargo y diseñas tu propio plan de vida, probablemente caerás en el plan de alguien más. ¿Y adivina qué es lo que planearon para ti? ¡NO MUCHO!

2. El miedo a cometer errores. - Los errores del pasado deben enseñarte a crear un futuro maravilloso, no hacer que tengas miedo de él. No tengas tanto miedo de hacer un lío con tu vida. Muchas veces, nuestros mayores logros, y nuestras más bellas creaciones, ascienden de las emociones que vivimos, las lecciones que aprendimos, y los líos que hicimos a lo largo del camino. Pregúntale a un poeta, a un artista, a un compositor, a un amante, o a un padre, verás que rara vez les salieron las cosas como las habían planeado, sólo mejor de lo que nunca habían imaginado.

3. La creencia de que “perfecto” significa lo mismo para todo el mundo. - Las personas perfectas tienen cicatrices en sus caras y complexiones perfectas. Las personas perfectas tienen pelo largo y castaño a los 60 y corto y gris a los 35. Las personas perfectas usan peluca. Las personas perfectas tienen relaciones sexuales con hombres, mujeres, ambos, o con ninguno. Las personas perfectas apenas llegan por encima del mostrador de la tienda, y, a veces chocan sus cabezas con la parte superior de las puertas. Las personas perfectas tienen cinturas que son infinitas en tamaño y geometría. Las personas perfectas tienen tonos de piel tan ligeros como el helado de vainilla y ricos como el chocolate negro. Las personas perfectas provienen de todos los rincones de este hermoso planeta, y pueden verse por todas partes – incluso en el espejo. ¡Sí! ¡Así es! Perfecta es la forma en que nacemos. Perfecta es la forma en la que estamos ahora. Perfecto es exclusivamente único. Todos somos perfectos tal y como somos.

4. El pensamiento negativo. - Si hay una cosa de la que estoy seguro, es que nuestros pensamientos pueden ponerse en el camino de nuestra felicidad. Son nuestros pensamientos los que realmente determinan la forma en que nos sentimos, ¿Por qué no elegir pensamientos que te hagan sentir increíble? Cuanto más alabes y celebres tu vida, más tendrás en la vida para celebrar. Tú puedes elegir hacer el resto de tu vida, lo mejor de tu vida.

5. Hacer algo sólo porque los demás lo estén haciendo. - Date permiso de alejarte inmediatamente de cualquier cosa que te de malas vibraciones. No necesitas explicarlo o que tenga sentido. Sólo confía en lo que sientes. No tomes una decisión basada únicamente en la popularidad. Sólo porque otras personas estén haciéndolo, no significa que sea la mejor opción para ti. 

6. No seguir tu intuición. - Un día, tu vida pasará ante tus ojos; asegúrate de que valga la pena verla. Para y piensa en ello. De verdad, piensa en ello. ¿Qué es lo que realmente quieres hacer con tu vida? Olvida lo que crees que debes hacer. ¿Qué te excita? ¿Qué parece imposible? Sé honesto contigo mismo. Tus respuestas no tienen que impresionar a nadie más que a ti.

7. Dilatar tus metas y pasiones. - La diferencia entre quién eres y quién quieres ser, es lo que haces. Sí, dolerá. Tomará tiempo. Requerirá dedicación. Requerirá fuerza de voluntad. Tendrás que tomar decisiones saludables. Requerirá sacrificio. Tendrás que empujar tu mente y tu cuerpo a su máximo. Habrá tentaciones. Pero te prometo que cuando llegues a tu objetivo, valdrá la pena. Y recuerda, si te apasiona, nunca será una pérdida de tiempo, no importa cómo resulte.

8. La creencia de que el fracaso es lo contrario al éxito. - El fracaso no es lo contrario del éxito, es parte del éxito. El fracaso se convierte en éxito cuando aprendemos de él. Si cambias la forma de ver las cosas, las cosas que ves cambiarán. En lugar de ver lo que falta, y en cuan lejos todavía tienes que ir, enfócate en lo que está presente, y lo lejos que has llegado. 

9. Mostrar falta de respeto. - A veces tienes que respetar los sentimientos de los demás, incluso si no significan nada para ti, porque tu gesto puede significar todo para ellos. Y recuerda, en este mundo, uno cosecha lo que siembra. Obtienes respeto cuando das respeto. Así que trata a todos con amabilidad y respeto, incluso a aquellos que son groseros contigo; no porque sean buenos, sino porque tú lo eres.

10. A las personas que quieren que seas otra persona. - A veces nos hacemos fuertes cuando alguien nos deja libres, y en ocasiones nos hacemos aún más fuertes cuando dejamos que alguien se vaya. Recuerda, Eres demasiado fabuloso para encajar. Es mejor ser odiado por lo que eres, que amado por lo que no eres. Nunca cambies quién eres. Sé tú mismo. La gente te lo agradecerá, y si no lo hacen, que se vayan.

11. A las personas que ya se han ido. - No existen las relaciones fallidas, porque cada persona en tu vida tiene una lección que enseñarte. A veces, simplemente a superarlo. No trates de reparar el irreparable, simplemente acéptalo y sigue adelante. Cuando alguien te deja, es importante liberarlos emocionalmente. Y entiende que no es un final; es un nuevo comienzo. Sólo significa que su parte en tu cuento se ha acabado. Tu historia continuará.
Marc Chernoff
Publicado originalmente en MarcAndAngel.com