jueves, 17 de diciembre de 2015

Suficiente amor por Merlina Meiler

¿Sientes que no estás recibiendo suficiente amor?

¿Que la persona que está a tu lado no te quiere tanto como necesitarías o desearías?

¿Qué ciertas actitudes que no tiene te hacen dudar acerca de sus verdaderos sentimientos?

Puede tratarse solo de un tema de percepción… y que te estés perdiendo lo mejor de lo que sí te está brindando.

Tal vez te comparas con una persona cerca de ti a la cual la llenan de atenciones (ya sean regalos, mensajes u otros “símbolos” de amor) y a ti no te toca nada (o apenas muy poco) de eso.

Cada uno de nosotros expresa su amor de distinta manera. Si tu caso es el que acabo de describir, es probable que solo se trate de una diferencia en los “mapas” mediante los cuales tú y tu pareja demuestran sus sentimientos.

Que no te envíe mensajes cargados de palabras que querrías oír o que solo te haga regalos en las fechas importantes (y a veces, si no se lo recuerdas puede pasar desapercibido), no significa que no te quiera o que no seas, incluso, la figura central de su vida.

Me atrevería a decir que hay tantas maneras de demostrar el amor como seres caminando por la Tierra. Y dos personas pueden ser perfectamente compatibles aunque una no manifieste con palabras, miradas o gestos lo mucho que ama a la otra.

Es que hay quienes añoran el amor romántico y una flor o una carta tienen un sentido supremo; para otros, se trata de algo más terrenal y “obvio” para el que no son necesarias las acciones extra.

DEMOSTRACIONES REALES

Estas son algunas de las maneras de demostrar cuánto se preocupa por ti la persona que tienes a tu lado, fíjate si tienes la suerte de gozar de alguna de ellas (aunque hasta ahora no les haya dado la importancia que realmente tienen):

– se preocupa por ti cuando llueve o hace frío

– le interesa genuinamente todo lo que te sucede

– te acompaña siempre que lo necesitas

– está pendiente de lo que tienes que hacer y te pregunta cómo te ha ido

– te dice que te cuides y sabes que pronuncia sus palabras desde lo más profundo de su corazón

– te tiene en cuenta

– te da tu lugar

– te respeta

– te considera su compañero/compañera de vida

Con solo un pequeño cambio en la percepción de lo que estás recibiendo, te darás cuenta de que sí hay amor suficiente en tu pareja.



Aprender

Debemos aprender...
Que siempre existen tres enfoques en cada historia:
mi verdad,
tu verdad y
la verdad.

Que toma mucho tiempo llegar a ser la persona que deseamos ser.
Que podemos hacer mucho mas cosas de las que creemos poder hacer.

Que no importan nuestras circunstancias,
lo importante es como interpretamos nuestras circunstancias.

Que no podemos forzar a una persona a amarnos,
únicamente podemos ser alguien que ama.
El resto depende de los demás.

Que requiere años desarrollar la confianza y un segundo destruirla.

Que dos personas pueden observar la misma cosa,
y ver algo totalmente diferente.

Que las personas honestas tienen más éxito al paso del tiempo.

Que podemos escribir o hablar de nuestros sentimientos, para aliviar mucho dolor.

Que no importa que tan lejos hemos estado de Dios, siempre nos vuelve a recibir.

Que todos somos responsables de nuestros actos.

Que existen personas que nos quieren mucho,
pero no saben expresarlo.

Que podemos hacer todo o nada con nuestro mejor amigo y siempre gozar el momento.
Que a veces las personas que menos esperamos,
son las primeras en apoyarnos en los momentos más difíciles.

Que la madurez tiene que ver más con la experiencia que hemos vivido,
y no tanto con los años que hemos cumplido.

Que hay dos días de cada semana por los que no debemos de preocuparnos:
ayer y mañana.
El único momento valioso es ahora.

Que aunque queramos mucho a la gente,
algunas personas no nos devolverán ese amor.

A no competir contra lo mejor de otros,
sino a competir con lo mejor de nosotros mismos.

Que podemos hacer algo por impulso y arrepentirnos el resto de nuestra vida.

Que la pasión de un sentimiento desaparece rápidamente.

Nunca decirle a un niño que sus sueños son ridículos,
que tal si nos cree?

Que la violencia atrae más violencia.

Que decir una verdad a medias es peor que una mentira.

Que las personas que critican a los demás,
también nos criticaran cuando tengan la oportunidad.

Que hay mucha diferencia entre la perfección y la excelencia.

Desconozco a su autor


Pregunté a la Madre Teresa en Calcuta: ¿cuándo descansa? y me dijo:

"Descanso en el amor"

Le pregunté: ¿Cuál es el lugar del hombre? y me dijo:

"Donde sus hermanos lo necesitan".

Le dije: nunca la escuché hablar de política, y me dijo:

"Yo no puedo darme el lujo de la política, una sola vez me detuve 5 minutos a escuchar un político, y en esos 5 minutos se me murió un viejecito en Calcuta".

Cada vez que yo entraba a la casa de la Madre Teresa, sentía que Dios recién había salido.

Una señora, impresionada por verla bañar a un leproso, le dijo:

"Yo no bañaría a un leproso ni por un millón de dólares", a lo que Teresa contestó:

"Yo tampoco porque a un leproso solo se lo puede bañar por amor"