martes, 13 de octubre de 2015

Síntomas de alerta en una relación por Merlina Meiler

¿A quién no le gustaría que su relación amorosa fuera un jardín de rosas?

Aunque tengamos esa fantasía, la realidad es que muchos vínculos distan demasiado de esta situación ideal.

Dicen que quienes entablan un nexo abusivo lo hacen porque vivieron algo parecido en su hogar, pero en muchos casos, como el ejemplo de sus padres fue diametralmente opuesto, no reconocen afuera el verdadero tenor de lo que les sucede (ni el peligro que ello conlleva).

A continuación hay algunos síntomas de alerta para que tengas en cuenta. Mantén los ojos bien abiertos para detectarlos:

– Palabras de menosprecio o el intento de desmerecer aquello a lo que le dedicas tiempo y esfuerzo. La queja constante sobre tus acciones y el hacerte creer que todo lo que haces está mal es un tipo de maltrato muy común y que a veces pasa inadvertido o se tiñe de justificaciones tales como “tiene mal genio” o “la culpa es mía porque se me quemó la comida”. Por más que hayas cometido una equivocación o una torpeza, el insulto o el menoscabo no tienen por qué ser la consecuencia lógica a eso.

– Celos enfermizos. Si al estar en un lugar público o al regresar a tu hogar es frecuente que te endilguen que miraste a tal o cual persona o te hacen planteos ridículos sobre seres que te rodean como si los estuvieras buscando sentimental o sexualmente, estás ante una persona que hace gala de celos enfermizos. Tratar de razonar con él/ella será en vano porque seguirá viendo fantasmas donde no los hay.

– Opinión crítica sobre tu ropa. Ni una falda corta ni un pantalón ajustado son razones para que te digan que te ves como una “cualquiera” por usarlos. Tienes el derecho de vestir como te venga en gana y como elijas, sin que ello implique segundas intenciones que solo están presentes en el ojo de quien las imagina.

– Control permanente. He visto cómo teléfonos celulares suenan cada media hora preguntando: “¿Con quién estás? ¿Dónde estás?” Ocuparse del bienestar de alguien es una cosa, acecharlo para tener control absoluto de todos sus actos es otra.

– Intento de alejamiento de quienes te rodean. A cualquiera de nosotros puede caerle mal un familiar o amigo de nuestra pareja. Sin embargo, tratar sistemáticamente de apartarte de la gente que más quieres (familiares, amigos, compañeros de trabajo) es una manipulación emocional importante. Por lo general, quienes mueven estos hilos lo van logrando paulatinamente y de a uno (“tu mamá es una metida”, “tu amiga no te quiere”, “ese compañero de trabajo quiere salir contigo”, “tu prima es una buscahombres”). Si notas que te estás dejando de ver con el círculo que frecuentabas, se trata de un hecho adrede para aislarte y así aumentar tu dependencia hacia ese sujeto.

Si te has identificado con uno o más de estos síntomas, ¡alerta roja! Te propongo estos tres pasos a seguir para empezar a despegarte de esta situación de manera definitiva (es posible, aunque hoy no lo veas como una posibilidad tan cercana):

1- Habla
Si cuentas lo que te está sucediendo, habrás dado el primer paso para realizar un gran cambio.
Habla con alguien de tu confianza, como tu mamá o un familiar cercano de buen criterio (aún hay algún mayor con un pensamiento arcaico como “y bueno, si te casaste, ¡hay que aguantar!”), un amigo, un vecino o cualquier otro ser que te haga sentir cierta seguridad y que quiera lo mejor para ti (seguramente, te sorprenderás de la ayuda que los demás están dispuestos a darte). Dile lo que te está sucediendo. Compartir tus penas te hará sentir alivio, y también te ayudará a darte cuenta de la magnitud de lo que te está sucediendo.

2- Escucha
Presta atención a lo que te dicen los demás y a la persona a la cual recurriste. Internaliza cada una de sus palabras y fíjate cómo se conectan con lo que estás viviendo. Atiende a sus consejos y recomendaciones.

3- Actúa
Ha llegado el momento de que te pongas en acción.
Sigue las sugerencias que te han hecho, en compañía de tu gente querida en la medida de lo posible, ya que en estas circunstancias, cuanto más apoyo tengas, más sencillo te resultarán los pasos a seguir. Estos pueden incluir denuncias policiales, consultas con abogados, psicólogos, médicos u otros profesionales, y también ayuda espiritual.

Tal vez te parezca engorroso tener que hacer tantos trámites y diligencias por alguien a quien quieres, ya que desearías que las cosas fueran distintas.

Pero no lo son.

Piensas que vas a cambiar a ese ser solo te ha generado sufrimiento. Si no ha mostrado una voluntad férrea de querer dominar su mal genio o agresividad CON MEDIDAS CONCRETAS, es hora de que pongas en marcha tu instinto de supervivencia y hagas algo para preservarte, porque aún estás a tiempo.

Déjame decirte que la violencia y el maltrato en una pareja solo escala con el tiempo. Va aumentando hasta llegar a límites impensados (o hasta sobrepasarlos), lo que pone en riesgo tu integridad, tu salud e incluso tu vida.

Mereces una vida mejor y puedes tener acceso a ella, así que HABLA, ESCUCHA Y ACTÚA.


Biografía de Margaret Thatcher

Política británica

Nació el 13 de octubre de 1925 en Grantham.

Hija de un tendero propietario de dos dos tiendas de comestibles.

Cursó estudios con una beca de ciencias químicas en la Universidad de Oxford. De 1947 a 1951 se dedicó a la investigación y en 1953 se especializó en derecho tributario.

Ingresa en el Partido Conservador y es elegida diputada de la Cámara de los Comunes en 1959 cuando contaba 34 años. Fue ministra de Educación y Asuntos Científicos (1970-1974) en el gabinete de Edward Heath y provocó una oleada de protestas al abolir la gratuidad de la leche en las escuelas. Compitió con el propio Heath por el liderazgo del conservadurismo venciéndole en 1975 en las elecciones del partido pasando a ocupar su presidencia convirtiéndose en la líder de la oposición y en la primera mujer en liderar uno de los principales partidos políticos en Gran Bretaña. En las elecciones generales de 1979, se convirtió en la primera ministra del Reino Unido sucediendo a James Callaghan.

Se enfrentó a los sindicatos que pusieron contra la pared a tres gobiernos sucesivamente. Condujo a los conservadores a la victoria electoral con la promesa de sofocar la crisis de la economía británica y de reducir el intervencionismo gubernamental. Alentada por el éxito de su política para las islas Malvinas en 1982, condujo al Partido Conservador a una victoria arrolladora en las elecciones generales de junio de 1983.

En octubre de 1984 sufrió un atentado del que salió ilesa, al explotar una bomba colocada por extremistas republicanos irlandeses en un hotel de Brighton durante un congreso de su partido, fallecieron cuatro personas. Uno de sus primeros admiradores fue Ronald Reagan.

Fue reelegida en las elecciones de 1987, convirtiéndose en el primer jefe de gobierno británico del siglo XX que se ha mantenido en el cargo durante tres mandatos consecutivos. Dimitió en noviembre y le sucedió como líder del Partido Conservador y como primer ministro su antiguo protegido John Major.

Contrajo matrimonio en diciembre de 1951 con Denis Thatcher, un rico empresario divorciado con el que tuvo a Carol y Mark Thatcher.

Margaret Thatcher murió en Londres el 8 de abril de 2013 tras sufrir un derrame cerebral. Sufría demencia desde hacía varios años.


Cargos

Primera ministra del Reino Unido
4 de mayo de 1979 – 28 de noviembre de 1990

Monarca
Isabel II

Viceprimer ministro
William Whitelaw (1979–1988)
Geoffrey Howe (1989–1990)

Predecesor
James Callaghan

Sucesor
John Major

Líder de la Muy Leal Oposición de Su Majestad
11 de febrero de 1975 – 4 de mayo de 1979

Monarca
Isabel II

Primer ministro
Harold Wilson
James Callaghan

Predecesor
Edward Heath

Sucesor
James Callaghan

Líder del Partido Conservador
11 de febrero de 1975 – 28 de noviembre de 1990

Predecesor
Edward Heath

Sucesor
John Major

Ministra Educación y Ciencia del Reino Unido
20 de junio de 1970 – 4 de marzo de 1974

Primer ministro
Edward Heath

Predecesor
Edward Short

Sucesor
Reginald Prentice

Presidenta de turno del Consejo Europeo
1 de julio de 1981 – 31 de diciembre de 1981

Predecesor
Dries Van Agt

Sucesor
Wilfried Martens

1 de julio de 1986 – 31 de diciembre de 1986

Predecesor
Ruud Lubbers

Sucesor
Wilfried Martens

Miembro del Parlamento Británico por Finchley
8 de octubre de 1959 – 9 de abril de 1992

Fuente: Busca Biografías



Milagro de los andes, el triunfo del espíritu humano

Todo eso comenzó a aclararse el 13 de octubre de 1972. Ese día, un avión con 5 tripulantes y cerca de 40 jugadores del equipo de rugby Old Christians había despegado de Uruguay para jugar un partido amistoso en Santiago de Chile. Sin embargo, el partido nunca llegó a jugarse porque el aparato jamás aterrizó en tierra chilena. Debido a una extrema nubosidad, los pilotos del avión extraviaron la ruta y bajaron el aparato a una zona llena de cañones y riscos de la Cordillera de los Andes. Al volar a tan baja altura terminaron estrellando el avión en las proximidades del glaciar de las lágrimas, a 1.200 metros de la frontera chileno argentina, en las cercanías del Monte Hilario.

De los 45 ocupantes del avión, 13 murieron en el choque y cinco fallecieron tiempo después. Los sobrevivientes del accidente pensaron que serían rescatados de inmediato, pero los pilotos del avión, antes de caer, habían informado erróneamente por radio donde se encontraban. Por ello los rescatistas jamás aparecieron. Ocho días después del accidente, los consternados uruguayos escucharon en una pequeña radio a pilas que la búsqueda del avión perdido había sido definitivamente suspendida.

Eso fue el preludio de las penalidades. Perdidos en medio de la inmensidad granítica y helada del macizo cordillerano, los uruguayos debieron enfrentar además el 29 de octubre la caída de un gigantesco alud de nieve, que sepultó parcialmente los restos del avión. 8 personas más, incluyendo al capitán del equipo de rugby, fallecieron asfixiadas bajo la nieve.

Pero lo más dramático estaba por ocurrir. Para enfrentar la inanición y ante la ausencia total de alimentos, animales y vegetales en las cercanías, los sobrevivientes decidieron alimentarse con los cuerpos de sus compañeros ya muertos, que se encontraban enterrados cerca del fuselaje. Fue una decisión muy difícil de tomar, pero ante los escrúpulos religiosos de algunos se impuso finalmente el instinto por conservar la vida. Eso sí, decidieron que no se alimentarían de ningún familiar ni personas de sexo femenino (algunos jugadores habían viajado con sus hermanas, madres y novias).

- El esperado rescate -

Después de dos meses de penalidades, Nando Parrado y Roberto Canessa, dos de los jugadores del equipo, tomaron una decisión casi suicida. Aprovechando el deshielo de la cordillera decidieron aventurarse a pie en medio del laberinto de montañas para buscar ayuda. Caminaron más de 55 kilómetros hacia el poniente y en 10 días lograron llegar a la zona precordillerana de Curicó, en el sector de Los Maitenes. Allí, al otro lado de un río, divisaron a Sergio Catalán, un arriero chileno, a quien le lanzaron un papel escrito pidiéndole ayuda. Catalán leyó el mensaje y viajó 10 horas a lomo de su caballo hasta el retén Puente Negro, de Carabineros de Chile, para informar del hallazgo de los dos uruguayos. La Fach (Fuerza Área de Chile), que había completado 66 misiones de rescate sin resultados, usó a Parrado de guía y envió dos helicópteros para rescatar a los otros 14 sobrevivientes que se encontraban todavía en el lugar del accidente.

Uno de los miembros de la patrulla de rescate, al llegar al lugar, relató posteriormente que “el avión estaba partido y sin alas. El piloto aún estaba en su puesto, pero su cabeza había desaparecido y solo quedaba el muñón de la columna asomándose por la ventanilla. Había escenas de canibalismo evidente, ya que alrededor y debido al deshielo, dejaba entrever restos humanos”. Los equipos de rescate, que contaron 11 cuerpos descuartizados, y otros en calidad de reserva, cuentan que los rostros de los sobrevivientes mostraban un extraño color amarillo-rosado, con la piel pegada a los huesos.

El hallazgo de los sobrevivientes causó conmoción mundial pues nadie, después de 72 días, esperaba encontrar a alguien con vida. Los uruguayos convalecieron en un hospital chileno y regresaron después a su país para reencontrarse con sus emocionados familiares. Mientras agradecían al Cielo por haber salvado con vida de la extrema experiencia, también le pidieron al mundo que olvidara la antropofagia que se habían visto obligados a cometer.

Fuentes de Información - Milagro de los andes, el triunfo del espíritu humano