viernes, 4 de septiembre de 2015

Imprevistos por Merlina Meiler

Estás por entrar a una reunión importante del trabajo cuando la persona que estaba por ir a buscar a tus niños a la escuela te llama para decirte que no podrá hacerlo.

Planeaste un almuerzo para festejar tu cumpleaños este domingo, pero la mitad de los invitados te avisa que no podrá asistir ese día.

Por más que uno trate de que toda salga de la manera esperada, es bastante frecuente que algún paso del proceso no se ajuste a lo que deseábamos o que tengamos que lidiar con inconvenientes que hubiésemos preferido evitar.

A continuación, unos tips útiles que te ayudarán a hacer frente a imprevistos de la mejor manera. Es útil que tengas esta lista cerca la próxima vez que una situación se aparte de lo que habías planificado:

1. ¡A no desesperar! Trata de mantener la cabeza fría. Enojarse o dejarse llevar por la ira no permite elaborar distintas opciones ni ver otros panoramas posibles para salir del paso. Respira hondo y piensa que no es la primera vez que has salido airoso en ocasiones aún más apremiantes. Si es posible, dilata la toma de una decisión al respecto un rato o hasta el día siguiente: con el correr de las horas, lo que parecía nublado comenzará a aclararse y la mejor solución empezará a vislumbrarse.

2. Pide consejo a otros: observa lo que los demás hacen en casos similares o pregúntales de qué modo pueden ayudarte (ya sea con ideas o con acciones). En caso de dudas con respecto a lo que te dicen, deja que tu propio criterio y tu sentido común te den la respuesta con respecto a si lo que proponen es adecuado o si es mejor que intentes tomar otro camino. A partir de que tomes una decisión (sea basada en lo que te han dicho los demás o no), la responsabilidad de tus actos ya correrá por cuenta tuya.

3. Ten flexibilidad: por más que habitualmente soluciones ese tema de igual modo y te haya permitido obtener los frutos que buscabas, seguramente hay otras opciones que también pueden resultar adecuadas. ¡Ha llegado el momento de explorarlas!

4. Pon en marcha una alternativa con confianza: si no crees en el éxito del plan B, ¿cómo esperar que arroje un resultado satisfactorio? Lleva a cabo lo que has decidido realizar para subsanar el imprevisto de manera asertiva y con esperanza, aunque nunca hayas hecho nada semejante. Ábrete a la oportunidad que te sorprenda gratamente. ¡Muchas veces, los nuevos métodos dan grandes satisfacciones!

Fuente: Mejora Emocional

No hay comentarios: