martes, 16 de junio de 2015

Escoge una forma de amar

Un tradicional planteamiento, equivocado, ante la elección de vida, nos hace pensar que tenemos delante varias vidas y que hemos de elegir una de ellas.

El problema solo reside en acertar con la verdadera.
Un planteamiento más adecuado afirma que no tenemos más que una vida; el problema no es acertar con la verdadera, sino amar lo que tengo y ser capaz de amar desde ella.

La cuestión, no es tanto como elegir lo amado y amar lo elegido, la pregunta adecuada sería: “-¿Qué proyecto de vida me permitirá amar más lucidamente y mejor?”.

Desconozco a su autor


No hay comentarios: