viernes, 20 de marzo de 2015

Gratitud por Merlina Meiler

¿Por qué nos resulta difícil expresar nuestra gratitud?

¿Será porque, para empezar, no nos damos cuenta de que la situación amerita que valoremos algo que los demás han hecho por y para nosotros, y que hemos pasado por alto?

Las personas que nos rodean hacen cosas por nosotros.

Tienen actitudes que inciden en nuestros quehaceres diarios.

Nos ayudan porque es su deber hacerlo (en el caso del trabajo, por ejemplo) o porque realmente lo desean.

Satisfacen nuestras necesidades.

Nos dan gustos.

Nos facilitan la existencia.

Madres, padres y otros familiares, vecinos, conocidos, compañeros de trabajo o de estudios o simples desconocidos. Con mucha más frecuencia de la que percibes, dedican alguna parte de su tiempo y de sus energías para nuestro beneficio.

En ciertos casos, sus actos quedan en un mero intento ya que, lógicamente, nadie es dueño ni está en control de los resultados.

En otras ocasiones, llevan a cabo desde una simple y básica tarea a lo que para ellos significa un esfuerzo notable, logrando efectos positivos.

Quizá no quieran ser notados ni que les demos crédito o, por el contrario, hagan alharaca de todo lo que ha implicado para ellos su accionar.

Sin embargo, ¿cuántas veces al día decimos las consabidas palabras “Muchas gracias”, sonreímos o demostramos nuestro aprecio de algún modo tangible y que sea claro para ellos?

La gratitud significa dos cosas: primero, reconocer que alguien ha hecho o ha querido hacer algo bueno por nosotros y segundo, corresponder a esta actividad de alguna manera (con palabras, con gestos o con una devolución de favores de nuestra parte).

“Es su obligación” o “siempre ha sido así” no son respuestas apropiadas ni justifican nuestra falta de valoración, ya que ellos bien podrían haber tomado otro camino o demostrar mala gana abiertamente. Y no ha sido el caso.

Sentir y expresar abiertamente nuestra gratitud abre canales y genera, en ambas partes, una sensación de bienestar que incita a seguir realizando acciones en pos del bien común.

Fuente: Mejora Emocional

No hay comentarios: