jueves, 4 de septiembre de 2014

A orillas de río piedra

Sólo entendemos del todo el milagro de la vida cuando dejamos que suceda lo inesperado. Todos los días Dios nos da, junto con el sol, un momento en el que es posible cambiar todo lo que nos hace infelices. Todos los días tratamos de fingir que no percibimos ese momento, que ese momento no existe, que hoy es igual que ayer y será igual que mañana. Pero quien presta atención a su día, descubre el instante mágico. Puede estar escondido en la hora en que metemos la llave en la puerta por la mañana, en el instante de silencio después del almuerzo, en las mil y una cosas que nos parecen iguales. Ese momento existe: un momento en el que toda la fuerza de las estrellas pasa a través de nosotros y nos permite hacer milagros.

La felicidad es a veces una bendición, pero por lo general es una conquista. El instante mágico del día nos ayuda a cambiar, nos hace ir en busca de nuestros sueños. Vamos a sufrir, vamos a tener momentos difíciles, vamos a afrontar muchas desilusiones..., pero todo es pasajero y no deja marcas. Y en el futuro podemos mirar hacia atrás con orgullo y fe.

Pobre del que tiene miedo de correr riesgos. Porque ése quizá no se decepcione nunca, ni tenga desilusiones, ni sufra como los que persiguen un sueño. Pero al mirar hacia atrás oirá que el corazón le dice: "¿Qué hiciste con los milagros que Dios sembró en tus días? ¿Qué hiciste con los talentos que tu maestro te confió? Los enterraste en el fondo de una cueva, porque tenías miedo de perderlos. Entonces, ésta es tu herencia: la certeza de que has desperdiciado tu vida".Pobre de quien escucha estas palabras. Porque entonces creerá en milagros, pero los instantes mágicos de su vida ya habrán pasado.

Paulo Coelho


Biografía de Albert Schweitzer

Teólogo, filósofo, musicólogo y médico misionero alemán

Nació el 14 de enero de 1875 en Kaysersberg, Alsacia (hoy departamento del alto Rin, Francia). Su padre fue un pastor protestante y su hermana, Anne-Marie Schweitzer, fue la madre del conocido escritor y filósofo existencialista Jean-Paul Sartre.

Estudió bachillerato en Mulhouse donde se inició en el órgano. Más adelante estudió Filosofía y Teología en las Universidades de Estrasburgo, París y Berlín y órgano en el Conservatorio con Charles Marie Widor. En 1900 se ordenó coadjutor de la Iglesia de San Nicolás en Estrasburgo, de cuyo seminario teológico fue rector.

Escribió De Reimarus a Wrede (1905). Su obra de musicología más famosa, Johann Sebastian Bach, publicada en francés en 1905, se tradujo al alemán en 1908. En ella hace hincapié en la naturaleza religiosa de la música de Bach. Estableció su reputación con La búsqueda del Jesús histórico (1906), libro en el que interpretó la vida de Jesús a la luz de sus creencias escatológicas.

En otros estudios sobre teología, como La mística del apóstol Pablo (1930), analizó el Nuevo Testamento. En 1913 concluyó sus estudios de medicina y cirugía en la Universidad de Estrasburgo y viaja a Lambaréné, en África ecuatorial francesa (hoy Gabón), como misionero médico, donde fundó un hospital.

De 1917 a 1918, como ciudadano alemán, estuvo confinado en Francia, donde escribió, Filosofía de la civilización (1923), en la que sostiene que la civilización moderna está en decadencia debido a su falta de voluntad para amar. En 1924 vuelve a África, donde reconstruyó el hospital y lo equipó para cuidar a miles de africanos. Con frecuencia visitaba Europa para dar conferencias y recitales de órgano.

Escribió El arte de fabricar órganos en Alemania y Francia. Entre sus otras obras destacan El reino de Dios y cristianismo primitivo (1967) y su autobiografía Mi vida y mi pensamiento (1931).

En 1952 recibió el Premio Nobel de la Paz y aprovecha la ocasión para atacar una vez más a la guerra, insistiendo en el hecho de que era inhumana y el peor de los males. Este discurso fue impreso con el título "El problema de la paz en el mundo de hoy".

Albert Schweitzer falleció el 4 de septiembre de 1965 en Gabón.


Obras seleccionadas

Jean-Sébastien Bach Le musicien-poèt — 1905
Zwischen Wasser und Urwald Bern: Paul Haupt — 1921
The Decay and the Restoration of Civilization — 1923
Das Christentum und die Weltreligionen München: Beck — 1923
Civilization and Ethics — 1923
Souvenirs de mon enfance — 1926
The Primeval Forest — 1931
Aus meinem Leben und Denken Meiner Verl. — 1931
Indian Thought and Its Development — 1935
The Kingdom of God and Primitive Christianity
Peace or Atomic War — 1958
Geschichte der Leben Jesu Forschung Tübingen: Mohr



Biografía de Georges Simenon

Escritor franco-belga

Nació el 13 de febrero de 1903 en Lieja, en el seno de una familia de clase media arruinada.

Trabajo como aprendiz de panadero, de vendedor en una librería y de reportero de sucesos en la Gazette de Liège. Su madre nunca quiso aceptar que su hijo se dedicara a la escritura. Obsesionada con la idea de tener una vejez segura, hubiera preferido que fuera ferroviario. Simenon conoció el éxito temprano y le enviaba a su madre una buena suma cada mes. Ella le devolvió todo, moneda a moneda.

Sus relaciones con las mujeres fueron intensas y difíciles. Alguna vez confesó haber tenido dos mil amantes, la mayoría prostitutas. Se casó dos veces, aunque pensaba que el matrimonio "es una institución estúpida e incluso inmoral". El mayor drama -"un padre nunca se recupera", escribió- fue el suicidio de su hija Mary Jo, a la edad de 25 años. No pocos han visto en el afecto que Simenon profesaba por su hija algo incestuoso. Patricia Highsmith, autora de Extraños en un tren y otras grandes novelas, escribió sobre este asunto: "Mary Jo fue descrita por uno de sus doctores en su vida adulta como 'un caracol sin concha'. Su vida emocional se había centrado en Simenon y la correspondencia entre ellos se lee más como cartas de amor que como un intercambio entre padre e hija".

En su juventud escribió artículos antisemitas y sobre él se cierne la sospecha de haber colaborado con los nazis durante la ocupación. Su hermano menor, Christian, fue simpatizante de Hitler y se vio envuelto en un oscuro episodio que dejó una treintena de muertos.

Escritor prolífico, fue autor de cientos de novelas populares utilizando diversos seudónimos. Es conocido sobre todo por su serie de novelas policíacas del inspector Maigret, que resuelve sus casos gracias a una notable intuición psicológica y a un conocimiento profundo de las motivaciones del delincuente. Las novelas han sido traducidas a 55 idiomas.

En 1922, se trasladó a París y al año siguiente se casó con su amiga Régine, una estudiante de arte apodada Tigy. Tuvo una aventura tumultuosa con Josephine Baker. En 1929 elaboró un nuevo personaje ficticio: el commissionaire Maigret. Dos años después, en 1931, organizó una gigantesca fiesta parisiense, el Baile Antropométrico, para lanzar las novelas de Maigret.

Concebir un libro le llevaba un día y escribirlo un par de semanas. Autor también de novelas "duras", por las que André Gide lo proclamó "el novelista más grande del siglo". Otras obras suyas también tratan el tema policiaco, como El hombre que miraba pasar los trenes (1946) y Confessional (1968).

Su autobiografía, Memorias íntimas (1981), pone de manifiesto sus propias obsesiones y cuenta la historia del suicido de su hija; otros cuentos autobiográficos son Cuando yo era viejo (1972), Carta a mi madre(1974) y la novela que recreó su infancia y adolescencia Pedigree escrita en 1948 pero que hasta 1985 no se publicó.

Su obra, escrita entre 1920 y 1972, es enorme: 80 Maigret, 115 "novelas duras" (no policiacas) y 200 "novelas populares" escritas con seudónimo. En 1972, renunció a la novela y a la máquina de escribir para dedicarse a sus "Dictados" en grabadora, que ocupan 21 volúmenes. Después de residir en Francia, Estados Unidos y Canadá en 1955 se estableció en Suiza.

Georges Simenon falleció el 4 de septiembre de 1989 en Lausana, a los 86 años; dejó tres hijos varones.

Los fantasmas del sombrerero

Era el 3 de diciembre y seguía lloviendo. El número 3 destacaba enorme, negrísimo, con una especie de abultada panza, sobre el color blanco crudo del calendario colgado a la derecha de la caja, en el tabique de roble oscuro que separaba la tienda del escaparate. Hacía exactamente 20 días, porque aquello había ocurrido el 13 de noviembre -también con un 3 obeso en el calendario- que habían asesinado a la primera vieja, cerca de la iglesia de Saint-Sauveur, a pocos pasos del canal. Y llovía desde el 13 de noviembre. Podía decirse que hacía 20 días que estaba lloviendo sin interrupción.
La mayor parte del tiempo caía una lluvia continuada y crepitante, y al andar por la ciudad, si se pegaba uno a las paredes de las casas, podía oír cómo corría el agua por los canalones; la gente elegía calles porticadas para poder guarecerse durante un momento; al volver a sus casas se cambiaban de zapatos; en todas las viviendas había abrigos y sombreros secándose cerca de la estufa, y los que carecían de ropa para cambiarse vivían en una perpetua humedad fría.
Oscurecía mucho antes de las 4, y algunas ventanas estaban iluminadas de la mañana a la noche.
Eran las 4 cuando, como todas las tardes, Monsieur Labbé salió de las trastienda, donde cabezas de maderas de todos los tamaños se alineaban en los estantes. Subió por la escalera de caracol que se hallaba al fondo de la sombrerería. En el rellano se detuvo y, después de sacar una llave del bolsillo, abrió la puerta de la habitación para encender la luz.
¿Acaso anduvo, antes de hacer girar el conmutador, hasta la ventana, cuyos visillos de encaje, muy gruesos y polvorientos, estaban siempre corridos?. Probablemente, porque tenía la costumbre de bajar al estor antes de encender la luz.
En aquel momento pudo ver, apenas a unos metros de distancia, a Kachudas, el sastre, en su taller. Estaba muy cerca, porque la calle era tan angosta que se tenía la impresión de vivir en la misma casa.
El taller de Kachudas, situado en el primer piso, encima de su tienda, no tenía cortinas. Hasta los menores detalles de la habitación se dibujaban como un grabado al buril, las flores de papel de las paredes, las manchas de moscas en el espejo, el pezado de jabón de sastre plano y grasiento que colgaba de un cordel, los patrones de papel marrón sujetos a la pared, y Kachudas, sentado sobre la mesa, con las piernas dobladas, y teniendo al alcance de la mano una bombilla eléctrica sin pantalla que se acercaba con la ayuda de un alambre. La puerta del fondo, que daba a la cocina, siempre estaba entreabierta, pero la mayoría de las veces no lo suficiente para poder ver su interior. Sin embargo, se adivinaba allí la presencia de Madame Kachudas, porque de vez en cuando los labios de su marido se movían. Se hablaban de una habitación a otra sin dejar de trabajar.


Biografía de Mary Challans (Mary Renault)

Mary Renault, nacida el 4 de septiembre de 1905 en Londres, Inglaterra, desde pequeña se interesó por la literatura, ejemplo de ello fue el entusiasmo que mostró con la llegada de la obra de Platón, a la biblioteca de su escuela.

De acuerdo con su biografía publicada en el portal en Internet "historicalnovels.info", Renault estudió en la Universidad de Oxford, donde uno de sus tutores fue el destacado escritor, poeta y filólogo JRR Tolkien (1892-1973).

En sus primeras historias, la joven escritora desarrolló el romance de hospital, resultado de su trabajo como enfermera en Hospital Radcliffe en Oxford, donde conoció y se enamoró de Julie Mullard, quien se convirtió en su compañera de vida.

Tiempo después las enamoradas emigraron a Sudáfrica, donde vivieron una vida hedonista liberada de las limitaciones de la Inglaterra de posguerra.

Consciente de la dignidad de los homosexuales en la antigua Grecia, Mary Renault escribió "El auriga", la primera novela británica de tratar el tema del amor homosexual.

Posteriormente la autora escribió "El ultimo vino" (1956), "El rey debe morir" (1858), "Teseo, rey de Atenas" (1962), "Alexis de Atenas" (1962), "La máscara de Apolo" (1966), "Fuego del paraíso" (1969), "El muchacho persa" (1972), "Alejandro Magno" (1975) y "Juegos funerarios" (1981).

Poco se sabe de la vida de la destacada escritora Mary Renault quien murió el 13 de diciembre de 1983, en Ciudad del Cabo, Sudáfrica, lugar que se convirtió en su residencia desde 1948.

Fuente: Informador