lunes, 1 de septiembre de 2014

Dos días a la vez

Hay dos días en cada semana que no deben preocuparnos, dos días que no deben causarnos ni tormento ni miedo. Uno es ayer con sus errores e inquietudes, con sus flaquezas y desvíos, con sus penas y tribulaciones. Ayer se marchó para siempre y está ya fuera de nuestro alcance. Ni siquiera el poder de todo el oro del mundo podría devolvernos el ayer. No podremos deshacer ninguna de las cosas que ayer hicimos; no podremos borrar ni una sola palabra de las que ayer dijimos. Ayer se marchó para no volver.

El otro día que no debe preocuparnos es el mañana con sus posibles adversidades, dificultades y vicisitudes con sus halagadoras promesas ó lúgubres decepciones.

Mañana está fuera de nuestro alcance inmediato. Mañana saldrá el sol, ya para resplandecer en un cielo nítido o para esconderse tras unas densas nubes, pero saldrá.

Hasta que no salga no podemos disponer de mañana, porque todavía mañana está por nacer. Sólo nos resta un día, hoy. Cualquier persona puede confrontar las refriegas de un solo día y mantenerse en paz. Cuando agregamos las cargas de esas dos eternidades, ayer y mañana, es cuando caemos en la brega y nos inquietamos.

No son las cosas de hoy que nos vuelven locos. Lo que nos enloquece y nos lanza al abismo es el remordimiento o la amargura por algo que aconteció ayer y el miedo por lo que sucederá mañana. De suerte que nos conformaremos con vivir un solo día a la vez para mantenernos saludables y felices.


Autor: Robert Burdette

Abundancia por Merlina Meiler

¿Crees en el concepto de la abundancia?

¿O sea, que hay mucho o suficiente para todos, incluyéndote a ti?

Porque si no tienes por cierta esta idea, ¿cómo esperas que se convierta en una realidad?

Muchos de nosotros hemos crecido bajo circunstancias o con personas que nos han inculcado que la prosperidad es para los demás y no para nosotros.

O nos han reiterado una y otra vez que “solo los ricos” son quienes se dan gustos y viven con tranquilidad económica.

Si esta es tu opinión, así será el mundo que te rodea. Como siempre, todo lo que encuentres y lo que recibas se adaptará de algún modo a este pensamiento tan íntimamente arraigado en ti.

Si por un momento pudieras ver otras opciones…

¿Cómo sería para ti vivir en abundancia?

En el plano económico…

En el laboral…

En el sentimental…

En el familiar…

En el de la amistad…

¿Cuál está más cerca y cuál más lejos de ti, en este instante?

¿De qué manera puedes acortar la distancia entre tú y uno solo de ellos?

No importa lo que te hayan dicho o lo que hayas considerado absoluto e inmodificable hasta ahora. Tienes la oportunidad de dejarlo atrás y que solo sea un simple recuerdo.

Este es un momento único para que despiertes tu conciencia al concepto de la abundancia.

Si existe para otros, ¡Claro que puede ser algo cotidiano para ti!

Que en tu entorno haya restricciones o que goces de bienestar y de lo que desees, copiosamente, son dos caras de una misma moneda: tus creencias.

Están en ti las herramientas para lograrlo y para cambiar de un estado mental restrictivo a otro más próspero y abundante.

El primer paso es simple: confiar en que puede suceder para ti.

¿Lo intentarás?



Biografía de Johann Christoph Pachelbel

(Nuremberg, 1653- id., 1706) Organista y compositor alemán. Fue reputado organista de la catedral de Viena (1673), de la corte de Eisenach (1677) y en Erfurt (1678), Stuttgart (1690), Gotha (1692) y Nuremberg (1695-1706). Su música, de estilo barroco, que incluye piezas religiosas, de cámara y sobre todo para teclado, influyó en Bach (Pensamientos musicales sobre la muerte, 1683; Hexachordum Apollinis, 1699).

Gran virtuoso del órgano, Johann Pachelbel es considerado por algunos como uno de los predecesores más importantes de Johann Sebastian Bach. Musicalmente conservador, mantuvo amistad con Dietrich Buxtehude y fue profesor de Johann Christoph Bach, quien posteriormente dio lecciones a su hermano menor Johann Sebastian Bach. Aunque compuso numerosas obras, de la que destacan en especial sus variaciones de coral para órgano y sus adaptaciones delMagnificat, hoy se le conoce principalmente por una sola pieza, el muy popular Canon en re mayor, que quizá no fue compuesto por él.

Pachelbel escribió motetes y arias vocales, pequeñas obras tanto para órgano como para clavicémbalo, y música de cámara como el citado Canon en re mayorpara tres violines y bajo continuo, que ha sido objeto de numerosos arreglos. Esta breve y lírica pieza, basada en un ostinato del continuo, se acompaña de una animada Giga, aunque ésta no siempre se interpreta. Sus obras para órgano muestran el estilo dramático y violento del barroco, aunque dentro de unas formas estrictas. En sus seis corales titulados Hexachordum Apollinis (1699), el carácter es improvisatorio, pensado para la interpretación virtuosística.


Biografía de Edgar Rice Burroughs

Escritor estadounidense

Nació el 1 de septiembre de 1875 en Chicago.

Tras pasar unos años en la academia militar de Michigan, en 1895 intenta ingresar en West Point, suspendiendo los exámenes de acceso. Se enrola en la caballería y se presenta voluntario para combatir en la guerra hispano-americana. Nuevamente rechazado se reincorpora a la vida civil.

Se casa por primera vez con Emma Hulvert, hija de un coronel del ejército. Intenta varios negocios que fracasan, Desempeñó multitud de oficios, fue soldado, hombre de negocios, buscador de oro, vaquero, mozo de almacén y policía antes de dedicarse a la literatura.

En el año 1912, publica bajo el seudónimo de Norman Bean su primer relato, Bajo las lunas de Marte, en la revista All-Story Weekly. Famoso sobre todo por ser el creador de Tarzán, cuya primera novela apareció bajo el título de Tarzán de los monos (1914). Escribió más de veinte novelas basadas en el personaje. Muchas de ellas han sido llevadas al cine y se han traducido a más de cincuenta idiomas.

Durante la II Guerra Mundial es corresponsal de guerra para Los Angeles Times.

Edgar Rice Burroughs falleció el 19 de marzo de 1950 en Encino, California.


Obras

Tarzán
Los piratas de Venus
Perdidos en Venus
Carson de Venus
Escape en Venus
El hechicero de Venus
En el corazón de la tierra
Pellucidar
Tanar de Pellucidar
Regreso a la Edad de Piedra
Los dominios del terror
Pellucidar salvaje
El país del tiempo olvidado
La gente del tiempo perdido
El abismo sin tiempo
La criada de la Luna
Los hombres de la Luna
Más allá de las estrellas
El continente perdido
Los hombres monstruo
La mujer de la cueva
El eterno salvaje
El niño y el león
El país de los hombres invisibles
Los caníbales
Apache Devil
The Bandit of Hell's Bend
El comandante sustituto del condado Comanche
El jefe de la guerra
Yo, bárbaro
The Outlaw of Torn
The Girl from Farris's
The Oakdale Affair
The Mucker
The Return of the Mucker
El experto en eficiencia
Una chica de Hollywood
El rey loco
El jinete
Sangre de pirata
Minidoka: 937th Earl of One Mile Series M
Chica con suerte
Marcia of the Doorstep
Las historias olvidadas de amor y muerte