miércoles, 18 de junio de 2014

Biografía de Jürgen Habermas

(Düsseldorf, Alemania, 1929) Sociólogo y filósofo alemán. Principal representante de la "segunda generación" de la Escuela de Frankfurt, entre 1955 y 1959 trabajó en el Instituto de Investigación Social de la ciudad. Enseñó filosofía en Heidelberg y sociología en Frankfurt, y dirigió el Instituto Max Planck de Starnberg entre 1971 y 1980. En 1983 obtuvo la cátedra de Filosofía y Sociología en la Universidad de Frankfurt.


Heredero de la "dialéctica de la ilustración" de Adorno y Horkheimer en su proyecto sociológico y filosófico de una reflexión moral sobre el desarrollo del capitalismo avanzado, Habermas propone un marxismo no ortodoxo que abandona la idea marxista de una organización exclusivamente productivista de la sociedad, causa de un empobrecimiento de la esfera vital.

Su obra filosófica trata de recuperar un punto de contacto entre teoría y praxis, frente a la pretendida neutralidad de los saberes positivos y científicos. Según Habermas, no es posible una objetividad ajena a valores e intereses, razón por la cual aquellos saberes resultan reductores, en la medida en que se basan en una razón meramente instrumental. Resultado de ello, siguiendo su crítica, es la creciente burocratización de la sociedad a todos los niveles y la despolitización de los ciudadanos.

A través del proyecto de una racionalidad discursiva, que contrapone a la tecnológica, Habermas indica, en una teoría de la acción comunicativa, el método para escapar a la continua desvalorización de lo vivido. Las acciones comunicativas, al contrario de las de tipo instrumental o estratégico, no se basan en la estructura de la actividad dedicada a un objetivo. En ellas los proyectos de acción de los participantes se coordinan con actos de comprensión, que se basan en el supuesto de un entendimiento posible y en una coincidencia de sus proyectos vitales. Esta "razón comunicativa", fundamentada en el carácter intersubjetivo y consensual de todo saber, devolvería a la sociedad el control crítico y la orientación consciente de fines y valores respecto de sus propios procesos.

Entre sus principales escritos destacan Historia y crítica de la opinión pública (1962), Teoría y práctica(1963), La lógica de las ciencias sociales (1967),Conocimiento e interés (1968), Ciencia y técnica como ideología (1968), Cultura y crítica (1973), La crisis de la racionalidad en el capitalismo evolucionado (1973), La reconstrucción del materialismo histórico (1976), Teoría de la acción comunicativa (1981), Conciencia moral y acción comunicativa (1983) y El discurso filosófico de la modernidad (1985). En 2003 le fue concedido el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales y en 2005 el Premio Holberg.

Biografía de Aleksei Maksimovich Peshkov (Máximo Gorky)

Alekséi Maksímovich Péshkov, mejor conocido como Máximo Gorki, nació en Nizhny Nóvgorod, Rusia, el 28 de marzo del año 1868, y fue uno de los escritores más influyentes en la Revolución del Octubre Rojo.

Tuvo una infancia de duro trabajo, lo que más tarde lo llevó a modificar su status dentro de la sociedad, pasando de ser empleado de pintor, a empleado de una empresa ferroviaria. Toda esta experiencia acumulada fue posteriormente uno de los mayores factores de inspiración en la vida profesional del escritor.

Uno de los tantos empleos que tuvo en su juventud, fue como pasante de abogado, en donde descubrió su pasión por la cultura y la Literatura, por lo que comenzó a leer cada vez más a diario, haciéndolo ya un deporte dentro de su vida.

Otro de los factores cruciales por su afecto hacia la cultura fue, sin dudas, la influencia de su abuela materna, quien lo crió luego de la muerte de su padre. Ella le contaba varios cuentos, tanto en verso como prosa, los cuales poseían un grado de exageración expresiva que hacía que el niño se interesase mucho en las historias que ella le contaba.

Cuando el escritor cumplió los 30 años, ya era respetado por varios intelectuales de la época por su obra, que en poco tiempo había crecido de manera sorprendente. Sus creaciones más destacadas habían sido sus cuentos que habían logrado llegar a varios países de toda Europa.

Al conocer el agrado del público por su obra, comenzó a realizar distintas producciones teatrales, que posicionaron a Gorki como uno de los grandes artistas rusos de la época. Dichas obras fueron llevadas a escena a principios del siglo XX, en un comienzo en el Teatro de Artes de Moscú, y más tarde recorrió los teatros de todo el continente. En el terreno del drama, consiguió innovar en sus creaciones brindándoles a todos los personajes la misma importancia, escribiendo varias historias paralelas que se entrelazaban en el desenlace de la obra. Sus producciones teatrales más reconocidas fueron "Pequeños burgueses" y "Los bajos fondos".

En un viaje a San Petersburgo retomó sus ideas socialistas, debido a su relación con varios políticos marxistas que habitaban en la segunda ciudad más importante de Rusia, y a los problemas sociales que existían en aquellos tiempos, lo que le recordaron la oscura etapa de su infancia. Debido a su compromiso social y a su fuerte crítica del sistema en sus escritos, no tardó mucho tiempo en llegar la censura, lo que varias veces lo obligó a exiliarse.

A pesar de ser miembro honorario de la Academia Imperial de Ciencias, en el año 1902, fue destituido por sus ideologías y compañías políticas, lo que, un tiempo más tarde, lo llevaron la cárcel.

En 1907, debido a serios problemas de salud, se mudó hacia Italia, en donde creó un centro de emigración revolucionaria, en donde pudieron refugiarse varios perseguidos políticos.

Una vez que los bolcheviques destituyeron al gobierno de los zares, Maksim Gorki volvió a Rusia, en donde participó del ámbito cultural por 4 años, hasta que nuevamente fue deportado, lo que lo obligó a vivir durante 2 años en Alemania.

En el año 1928, volvió a su país natal de la mano de Stalin, quien lo nombró "Presidente del sindicato de escritores soviéticos".

En su rica obra, se pueden encontrar varios clásicos de la literatura occidental, tales como: "Makár Tchudrá", "La vieja Izerguíl", "Váren’ka Olésova", "El canto del halcón", "Los bajos fondos", "Los hijos del sol", "La madre", "La vida de un hombre innecesario", "La vida de Matvéi Kozhemiákin", "Por Rusia", "La casa de los Artamonov" y "Cuarenta años. La vida de Klim Sanghin", entre otros.

Luego de contraer una neumonía fulminante, el escritor murió en una casa de campo de Lenin, en las afueras de Moscú, el 18 de junio de 1936.

Fuente: Biografías

Biografía de Roald Amundsen

(Borje, Noruega, 1872-En el Ártico, 1928) Explorador noruego. Su primera estancia en el Ártico data de 1897, durante la expedición del Gerlache. En 1903 descubrió el paso del Noroeste y bordeó la costa norte de Canadá a bordo del Gjoa. Su propósito principal era la conquista del polo Norte, pero cuando preparaba la expedición para alcanzar este objetivo, tuvo noticias de que el estadounidense Robert Peary se le había adelantado.


Hombre de gran flexibilidad, modificó sobre la marcha sus planes y se dirigió hacia la Antártida, con la intención de ser el primero en llegar al polo Sur. Gracias a la preparación física y técnica de la expedición, basada en el uso de trineos tirados por perros y la participación de esquiadores experimentados, así como en amplios conocimientos del terreno, consiguió ser el primero en alcanzar el polo Sur, el 14 de diciembre de 1911, e izó allí la bandera noruega. De esta manera superó por escaso margen a la desgraciada expedición del capitán Robert Scott, que llegó al mismo lugar pocas semanas después.

Sus restantes expediciones, que efectuó una vez finalizada la Primera Guerra Mundial, tuvieron por objetivo alcanzar el polo Norte, su gran sueño, que nunca vería cumplido. En 1925, con tres aviones, estuvo más cerca del polo de lo que nadie había estado antes, a excepción de Peary.

En 1926 efectuó un nuevo intento a bordo del dirigible de construcción italiana Norge, mandado por Umberto Nobile, con el que sobrevoló el polo el 12 de abril. Tras el accidente de Nobile y su nuevo dirigible, el Italia, en 1928, Amundsen partió el 18 de julio, en hidroavión, al rescate del italiano, empresa en la que encontró la muerte.