martes, 27 de mayo de 2014

Biografía de Adolf Schulten


(Elberfeld, 1870 - Erlangen, 1960) Historiador y arqueólogo alemán. Realizó sus estudios en la Universidad de Bonn y se doctoró en la de Berlín en 1892. En 1894 obtuvo una beca del Instituto de Arqueología alemán para visitar Italia, África y Grecia. A su regreso a Alemania, en 1907, obtuvo la cátedra de historia antigua de la Universidad de Erlangen, desde donde continuó sus estudios sobre Italia, el norte de África y principalmente sobre España. Se convirtió en el principal impulsor de los estudios arqueológicos hispanos.

A él se debe la excavación de la antigua ciudad de Numancia, entre 1905 y 1912, que levantó serias polémicas en el mundo de la arqueología. A continuación, en 1924, se propuso localizar el emplazamiento de Tartesos, pero no lo pudo conseguir. En 1948 trabajó en las ruinas de Tarraco; localizó Mainake, Munda y Segeda.

En reconocimiento a sus importantes hallazgos se le nombró Doctor honoris causa por la Universidad de Barcelona y recibió la Cruz de Alfonso X el Sabio en 1940. Perteneció a varias instituciones oficiales; fue miembro del Instituto de Arqueología y del de Historia de Patria de Módena, académico correspondiente del Instituto de Arqueología austriaco y de la Academia de la Historia de Madrid.

Sus obras más destacadas se han vertido a numerosos idiomas y en ellas demuestra, además de su impresionante erudición, sus dotes artísticas en los grabados y dibujos explicativos. Caben citarse De conventibus civium Romanorum (1892); Numantia(1914); Die Keltiberer und ihre Kriege mit Rom (1914); Fontes hispaniae antiquae (1922); Tartessos (1924); Cartagena en la antigüedad (1935); Iliturgi (1928); Viriato, Sertorius, L'amour, l'amour est la véritable clef de l'Histoire, Los cántabros y astures y su guerra con Roma (1943) y, por último, todo una serie de importantes monografías sobre las excavaciones en las que tomó parte.


Fuente:

Biografía de Rachel Louise Carson

Rachel Louise Carson nació un 27 de mayo como este, pero de 1907 y en Springdale, Pennsylvania. Gran parte de su trabajo se desarrolló sobre la biología marina, pero también destacó por ser escritora. De hecho, publicó muchos artículos de renombre mundial sobre biología marina y el medio ambiente.

A pesar de criarse lejos de la costa, Rachel Louise Carson sentía una gran intriga sobre todo lo relacionado con el océano. Tal era así que llegó incluso a confesar su amor por la naturaleza, así como por la escritura. Carson estudió en el colegio de Pensilvania para mujeres.

En una época en la cual pocas mujeres daban el salto a la ciencia, Rachel Louise Carson decidió estudiar biología para especializarse en biología marina. Incluso trabajó para el gobierno federal redactando material educativo sobre la temática relacionada en torno a la conservación y recursos naturales.

Su labor profesional como escritora federal Carson la alternó con la de escritora particular. En 1941 publicó su primera obra llamada “Bajo el viento del mar”, o “Under the sea wind”, en inglés. Esta trataba sobre la lucha por la supervivencia que se daba lugar en el fondo del mar siempre bajo el prisma de una naturalista como ella.

Rachel Louise Carson, la bióloga marina hoy homenajeada por el doodle de Google continuó sus investigaciones marinas y llegó incluso a subir a bordo de un barco pesquero para visitar las aguas bravas de Georges Banks, en la costa de Massachussetts. Su obra de mayor impacto fue “Silent Spring” (Primavera silenciosa), donde reflejó el daño causado al ser humano así como al medioambiente por el uso indiscriminado de los insecticidas, dando argumentos para levantar el movimiento que lucha por conservar el medio ambiente.

En 1963, en una audiencia del Senado sobre insecticidas y demás productos, Carson pidió una “comisión sobre insecticidas” o la implantación de un organismo que protegiera al medio ambiente. Pero la vida de Rachel Louise Carson, hoy homenajeada por el doodle de Google, seguía un camino paralelo al de sus investigaciones y su lucha por conservar el medio ambiente. Solo su entorno sabía que mientras escribió su obra cumbre, se encontraba luchando contra el cáncer de mama, una enfermedad que acabó costándole la vida. Nuestra protagonista falleció en abril de 1964 con 56 años en su casa de Silver Spring en Maryland, dejando así su seña de identidad en la lucha del movimiento ecológico. “Ahora creo que he ayudado al menos un poco”, escribió la propia Carson a una amiga suya casi dos años antes de morir.


Fuente: Ideal