viernes, 28 de marzo de 2014

Vive tu sueño y comparte tu pasión

El camino de éxito tiene menos palabras y más acción.

Esta es tu vida. Haz lo que amas, y hazlo a menudo.
Si no te gusta algo, cámbialo. Si no te gusta tu trabajo,
renuncia.
Si no tienes suficiente tiempo, deja de ver la televisión.
Si estás buscando el amor de tu vida, detente;
te estará esperando cuando comiences a hacer lo que te gusta.

Deja de psicoanalizar, la vida es simple.
Todas las emociones son bellas.
Cuando comas, aprecia cada bocado.

Abre tu mente, tus brazos y tu corazón a las cosas nuevas
y a la gente, estamos unidos por nuestras diferencias.

Pregúntale a cualquier persona cuál es su pasión y comparte
tu sueño inspirador con los demás.
Viaja frecuentemente; perderte te ayudará
a encontrarte a ti mismo.

Algunas oportunidades sólo se dan una vez, aprovéchalas.
La vida trata de la gente que conoces y las cosas
que creas con ellas, así que sal y empieza a crear.
Vive tu sueño y comparte tu pasión.

La vida es corta.

No pierdas la esperanza

No pierdas la esperanza.

Hay momentos en que resulta difícil creer en el futuro, en que temporalmente nos falta valor. Cuando esto ocurra...

Concéntrate en el presente.

Cultiva la pequeña dicha hasta que regrese el valor.

Aguarda con ilusión la belleza del siguiente instante, de la siguiente hora; la promesa de una buena comida, del sueño de un libro, de una película; la probabilidad de que esta noche brillen las estrellas y mañana resplandezca el sol.

Hunde tus raíces en el ahora hasta que crezca en ti la fuerza suficiente para pensar en el mañana.

No pierdas la esperanza.