lunes, 17 de marzo de 2014

Gracias por tu amistad

Saber que aunque no estemos juntos, aunque no hablemos, aunque no nos veamos, tú sabes que yo pienso en ti y yo sé que tú piensas en mí. Saber que en este gran e inmenso universo hay alguien que se preocupa por ti, por tu vida. Saber que a pesar de la distancia esta a tu lado y que el simple hecho de acordarte de él dibuja una sonrisa en tu rostro, a causa de los bellos momentos que has pasado a su lado. Saber y estar segura de que siempre en los mejores y peores momentos para reír o llorar ese alguien va a estar siempre conmigo. Eso es una amistad mágica y tú me la has mostrado; porque sonrío cuando pienso en ti, porque estoy seguro de que siempre vas a estar ahí y tú también puedes estar seguro que yo siempre voy a estar ahí.

Siempre te estaré esperando,.. de José Ramón Marcos Sánchez

Hace tanto que te esperaba, desnudando la luna en cuerpos distintos,.... haciendo el amor a las sombras del destino,... entre suspiros de placer mentidos de ausencia,.... devorado por el instinto salvaje de la carne sin alma,... buscando los ojos cómplices que me completaran,... hace tanto que te esperaba, custodio del primer beso de amor,.... soñado en ti y contigo,... he vivido sin estar vivo hasta llegar a tu lado,.... y te he extrañado sin conocerte,.... siempre supe que nací para amarte,.... para llenarte de todo aunque no tenga nada,.... y derrotar a los daños cuando duela la vida,... piel con piel somos mucho más que dos,.... y la fuerza de ese amor nos convierte en caricia,... juntos somos el sentir del sintiendo,.... y volaremos por encima del cielo,... y llegaremos hasta la tierra de la pasión de las almas,.... y seremos el amor cuando hagamos el amor,... es tanto lo que te amo que siempre me parecerá poco,.... matemos imposibles en nuestro hogar de sueños,.... y cuando llueva en nosotros recuerda,... hace tanto que te esperaba,... que aunque te alejes de mi,... siempre te estaré esperando,....

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

Biografía de Marco Aurelio Antonino

Marco Aurelio Antonino
Marco Annio Vero
Emperador romano (161-180) y filósofo estoico

Nació el 20 de abril del año 121 en Roma en el seno de una familia de origen hispánico.

Desde joven se interesó por la filosofía. Discípulo de Frontone que fue su maestro de retórica. Marco Aurelio formará parte del estoicismo, convirtiéndose en uno de sus más importantes representantes. Tras la llegada al poder de su tío Antonino Pío, fue adoptado por él y lo casó con su hija. Cuando Antonino Pío falleció, se convirtió en emperador, en el 161, año en el que asoció al trono a su hermano por adopción Lucio Aurelio Vero (fallecido en el 169).

En el transcurso de su reinado libró guerras defensivas en las fronteras del norte y del este del Imperio. Sus legiones contuvieron la invasión parta de Siria en el 166, y en el 167, luchó contra las tribus germanas en la frontera Rin-Danubio. Marco Aurelio regresó a Roma, de forma intermitente, durante la campaña germana, con el fin de realizar reformas legales y administrativas. Muy preocupado por el bienestar público, vendió posesiones personales para mitigar los efectos del hambre y la peste en el Imperio, pero persiguió a los cristianos, creyendo que eran una amenaza para el sistema. Fundó escuelas, orfanatos y hospitales, y alivió la carga de los impuestos. También intentó humanizar el trato que los amos daban a sus esclavos. Reforzó la centralización de la administración y, aunque devolvió la importancia al Senado, incrementó la autoridad imperial. En el 176 regresó a la frontera norte, esperando extender los límites del noreste del Imperio hasta el río Vístula.

Falleció el 17 de marzo del 180 a causa de peste en Vindobona (hoy Viena).

Por sus triunfos, se le erigió en el Foro romano, una columna conmemorativa, llamada Columna Antonina, en la Plaza Colonia y un monumento ecuestre en el Capitolio. Le sucedió su hijo Cómodo poniendo fin a la guerra danubiana.

Su labor como filósofo, es recordada por su obra Pensamientos, un compendio en doce libros de preceptos morales escritos en griego mientras desarrollaba sus últimas campañas militares.


Emperador Romano
8 de marzo de 161 - 169 (con Lucio Vero)
169 - 180 (en solitario)

Dinastía
Antonina