jueves, 13 de febrero de 2014

En el día de enamorarnos,... de José Ramón Marcos Sánchez

Totalmente enamorado de cada hueco de vida,…. de los cariños fugaces posados en la memoria,…. de los abrazos sinceros,… del suspiro contenido que habita en el después de los besos robados,…. enamorado de cada uno de los sentires que me hacen sentirme vivo,…. del llanto que me conmueve en los rostros de otros daños,… de las palabras con alma que se clavan en la conciencia dormida,…. que despiertan la conciencia,….. enamorado del aire que va meciendo detalles,… del jadeo del silencio en la soledad buscada,….. de la piel de las sonrisas de los gestos no forzados,…. del deseo de querer y ser querido,…. anhelando que un intento nunca muera despreciado,…. de las caricias pensadas que habitan en los recuerdos,…. enamorado de la silueta del horizonte que queda,… del que dejé atrás,… del que perdí por dejarlo,… de los sueños que permiten que pueda seguir soñando,… de las penas que rompieron otros sueños terminados,… de las lagrimas de sangre que vertí tras desengaños,… enamorado del odio, del amor, de la risa, del quebranto,… totalmente enamorado de cada hueco de vida,… enamorado de todo,… enamorado de ti,…. en el día de enamorarnos,…..

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

Amor prohibido,... de José Ramón Marcos Sánchez

Esta noche déjame una puerta abierta para colarme en tus sueños,…. para vivir permitidos esa exaltación de vida que cohabita en lo prohibido,…. para amarnos desgastados en deseo contenido,…. para soltar desbocadas tantas ganas calladas que hierven dentro de la pasión silenciada,… para estar dentro el uno del otro en una imagen que rompa hasta la belleza,… por imposible,…conviérteme en preso de tu cuerpo y aliméntame de ti hasta morir extasiado,… llévame hasta donde no es posible,… hacia la locura que existe en la idea de existirte,…. soy quien decide ser tuyo en nuestra real fantasía,… y me cuelo sigiloso en lo más profundo de tus anhelos,…. porque deseo de ti hasta aquello que la vergüenza te impide,…. porque quiero amarte el alma,… y que te sientas esa mujer que imaginó el deseo para ser representada,…. hacerte reina en el reino del delirio,…. esta noche déjame una puerta abierta para colarme en tus sueños,…. déjame soñar contigo,… para poder existir aún siendo un amor prohibido,…

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez