jueves, 30 de enero de 2014

Definición de hijo

“Hijo es un ser que Dios nos prestó para hacer un curso intensivo de cómo amar a alguien más que a nosotros mismos, de cómo cambiar nuestros peores defectos para darles los mejores ejemplos y, de nosotros, aprender a tener coraje. Sí. ¡Eso es! Ser madre o padre es el mayor acto de coraje que alguien pueda tener, porque es exponerse a todo tipo de dolor, principalmente de la incertidumbre de estar actuando correctamente y del miedo a perder algo tan amado. ¿Perder? ¿Cómo? ¿No es nuestro? Fue apenas un préstamo… EL MAS PRECIADO Y MARAVILLOSO PRÉSTAMO ya que son nuestros sólo mientras no pueden valerse por sí mismos, luego le pertenecen a la vida, al destino y a sus propias familias. Dios bendiga siempre a nuestros hijos pues a nosotros ya nos bendijo con ellos”

por José Saramago
(Premio Nobel de literatura)

Jamás olvides…

Que tu presencia es un regalo para el mundo,
que eres una persona única y diferente a todas las demás.
Que tu vida puede ser lo que tu quieres que sea.
Vívela un día a la vez.
Cuenta tus bendiciones, no tus problemas,
y verás cómo irás saliendo adelante.
Hay tantas respuestas dentro de ti,
Comprende, sé valiente, sé fuerte.
No te impongas límites,
tus sueños están esperando hacerse realidad.
No dejes tus decisiones importantes al azar,
esfuérzate por llegar a la cima, a tu meta, y a tu premio.
Nada hace perder más energía que las preocupaciones.
Mientras más tiempo llevas un problema, más pesado se vuelve.
No te tomes las cosas demasiado en serio.
Vive la vida con serenidad, no con lamentaciones.
Recuerda que un poco de amor puede durar mucho tiempo.
Recuerda que bastante amor puede durar para siempre.
Recuerda que la amistad es una sabia inversión,
los tesoros de la vida son las personas… cuando están juntas.
Que tengas salud, y esperanza, y felicidad.
Y no te olvides, ni por un día…
¡Lo especial que TÚ eres!

Desconozco a su autor

Por amarnos demasiado,… de José Ramón Marcos Sánchez

Sé que un pedazo de mi vivirá eterno en tu recuerdo,…. que el tiempo te acercará a esa parte en que el dolor ya no duele,…. y la nostalgia acariciará el ahora como si fuera el ayer,… y te susurrará con ternura lo mucho que llegué a amarte,… lo poco que pude amarte,…. y la memoria hechizará nuevamente la sonrisa de tu esencia,… y te llenará de esa parte de mi que tan sólo tú posees,… la mirada de la cara oculta de mi mirada,… los complejos que habitan censurados en las medias verdades,…. porque compartimos tanto que fuimos más que nosotros,… porque después de nosotros no existía nada más,…. animales insaciables en el deseo de inhalarnos,.. el uno en uno al otro,… nos convertimos en los dueños hasta de los secretos de la intimidad,… hasta llegar a mendigar trozos de libertad,… y tanto al final fue muy poco,…. y todo ya no era nada,... y morimos extasiados por las carencias que viven en los excesos,…. pero sé que un pedazo de mi vivirá eterno en tu recuerdo,… y s
é que un pedazo de ti habitará perpetuado en el alma de mi cuerpo,… en el cuerpo de mi alma,....

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez.