jueves, 4 de diciembre de 2014

Siempre hay un paso siguiente…

Lo que te impide seguir adelante es pensar en la contención y sentir la constricción. La acción es la clave principal para liberar la contención.

Te amas lo suficiente como para levantarte del asiento y seguir adelante. A menos, por supuesto que seas un escritor, en cuyo caso, te sientas y sigues adelante.

Los proyectos siempre se pueden desglosar en pasos simples y establecerse objetivos a corto plazo. Siempre hay un paso siguiente simple para todo y ese paso simple siempre se puede dar de forma relajada.

Entonces, a partir de este momento no hay más excusas. Sigue adelante. Sin importar tu dolor o tu sufrimiento, ponte de pie y ve a hacer lo que quieres o lo que tienes que hacer – de todas maneras. Y ámate a lo largo del camino.

- John-Roger


No hay comentarios: