lunes, 8 de diciembre de 2014

Las pruebas

Las pruebas son producto de la vida misma.
La vida es sinónimo de pruebas…

Cualquier camino tendrá sus pruebas… tendrá sus complicaciones…
recuerda que el camino que elijas ha sido tu elección.
Tu libertad de escoger ha sido tu privilegio.
No se te obliga a seguir ningún camino… todos los caminos son tu
elección.

Cada camino trae consigo sus pruebas.
Depende de ti el escoger el camino correcto.
Si te llenas de orgullo pensarás que todos los caminos que escoges
son correctos… pero a menos que hayas caminado ese camino con
anterioridad, no podrás decir si el camino es correcto o no…
sólo lo sabrás al final.

He allí el peligro.
El peligro de escoger acertadamente o el escoger equivocadamente..
El hombre actual sabe este dilema… y prefiere no entrar en ningún
camino… se cierra a las posibilidades del crecimiento por temor al
fracaso… por temor a lo desconocido.

Sólo el hombre y la mujer que están dispuestos descubrir lo
desconocido pueden comenzar a caminar en busca de lo desconocido.
Dios es lo desconocido.

La verdad es lo desconocido, el amor es lo desconocido.
Y cuando emprendes un camino habrá pruebas… estas pruebas son
producto de la inmadurez del corazón… El corazón se prueba a si
mismo con el propósito de hacerse más fuerte.

Es el corazón quien se prueba a si mismo… no es Dios probándote.
A Dios le interesa que llegues al final del camino… y los
obstáculos que encuentras son producto del corazón mismo.
El corazón quiere que llegues maduro al final del camino… el
corazón no quiere que tu ignorancia sobreviva después de las pruebas.
A tu corazón sólo le interesa tu madurez.

Guarda en él sólo las cosas que valen la pena
Acepta los retos… y supera tus pruebas.

Fuente: Sendero espiritual


No hay comentarios: