miércoles, 6 de agosto de 2014

Biografía de Diego de Silva Velázquez

Diego de Silva Velázquez

Pintor español

Nació el 6 de junio de 1599 en Sevilla.

Hijo primogénito de Juan Rodríguez de Silva y Jerónima Velázquez.

Al cumplir los 12 años el pintor entró de aprendiz en el taller del que sería su futuro suegro, Francisco Pacheco, pintor manierista. Durante su aprendizaje, aprendió el naturalismo tenebrista imperante en su época, derivado del realismo italiano y del flamenco.

Sus primeras obras, realizadas entre los años 1617 y 1623, son bodegones, retratos y escenas religiosas. Muchas tienen un marcado acento naturalista, como La comida (c. 1617, Museo del Ermitage, San Petersburgo), bodegón que puede considerarse como la primera obra independiente del maestro. En elAguador de Sevilla (c. 1619-1620, Aspley House, Londres) los magistrales efectos de luz y sombra, así como la directa observación del natural, llevan a relacionarlo inevitablemente con Caravaggio. Para sus obras religiosas utilizó modelos extraídos de las calles de Sevilla. En la Adoración de los Magos (1619,Museo del Prado, Madrid) las figuras bíblicas son retratos de su familia incluido su propio autorretrato.

Conoció a personalidades de su tiempo como al poeta Luis de Góngora y Argote (cuyo retrato, ejecutado en el año 1622 se encuentra en el Museum of Fine Arts de Boston. En 1621 viaja a Madrid para conocer las colecciones reales y en el 1623 regresa a la capital para pintar un retrato del rey Felipe IV (1623, Museo del Prado) el monarca le nombró su pintor de cámara. Pinta también temas mitológicos como El triunfo de Baco, popularmente llamado, Los borrachos (1628-1629, Museo del Prado).

En el año 1628 Petrus Paulus Rubens llegó a la corte de Madrid en misión diplomática y hace amistad con Velázquez. En agosto de 1629 viaja a Génova y desde allí se dirigió a Milán, Venecia, Florencia y Roma; regresó a España desde Nápoles en enero de 1631. Estudió de cerca el arte del renacimiento y de lapintura italiana de su tiempo. Algunas de las obras realizadas durante sus viajes dan muestra de la asimilación de estos estilos; un ejemplo representativo es su La túnica de José (1639, Monasterio de El Escorial, Madrid) y La fragua de Vulcano (1630, Museo del Prado. De vuelta a España, Velázquez reanudó sus encargos como retratista de corte.

Hacia 1640 trabaja en los retratos de caza de la familia real para la Torre de la Parada. Pintó algunos cuadros religiosos, como el Crucificado (c. 1632), La coronación de la Virgen (c. 1641) y San Antonio Abad y San Pablo primer ermitaño (c. 1634), todos ellos en el Museo del Prado. En el año 1649 regresó de nuevo a Italia para adquirir obras de arte para el rey. Durante su estancia en Roma (1649-1650) pintó el magnífico retrato de Juan de Pareja (Metropolitan Museum of Art, Nueva York) así como el inquietante y profundo retrato del Papa Inocencio X (Galería Doria-Pamphili, Roma). Al poco tiempo fue admitido como miembro en la Academia de San Lucas de Roma. La Venus del espejo (National Gallery, Londres) data probablemente de esta época.

Las obras más importantes de las dos últimas décadas de su vida son Las hilanderas o La fábula de Aracné (1644-1648, Museo del Prado) composición sofisticada de compleja simbología mitológica, y una de las obras maestras de la pintura española Las Meninas o La familia de Felipe IV (1656, Museo del Prado), que constituye un imponente retrato de grupo de la familia real con el propio artista incluido en la escena.

Poco antes de su muerte fue nombrado Caballero de Santiago. Velázquez fue un pintor poco prolífico, ya que dedicó buena parte de su vida a su provechosa carrera cortesana, y sólo se le atribuyen entre 110 y 120 obras. Marcó el siglo XVII con su estilo naturalista, con su diestra diversidad de técnicas, con su empleo de la luz y sus sutiles armonías de color. Son muchos quienes lo han considerado el mejor pintor ibérico de la historia, y es quizás por ello digno que hubiera nacido y florecido con el siglo de oro español. Su influencia sería inmensa y prolongada, pues incluso los impresionistas del siglo XIX encontrarían en sus obras un ideal que estudiar y al cual aspirar.

Diego Velázquez murió en Madrid el 6 de agosto de 1660.


Obras seleccionadas

Adoración de los Magos
Almuerzo de campesinos
Cabeza de apóstol
Coronación de la Virgen
Cristo contemplado por el alma cristiana
Cristo crucificado
Cristo en casa de Marta y María
Cristo en la cruz
Demócrito
El dios Marte
Don Cristóbal Suárez de Ribera
Don Diego del Corral y Arellano
Don Pedro de Barberana y Aparregui
Doña Antonia de Ipeñarrieta y Galdós y su hijo don Luis
El aguador de Sevilla
El almuerzo
El bufón Barbarroja
El bufón Calabacillas
El bufón don Sebastián de Morra
El cardenal infante don Fernando de Austria cazador
El Conde-Duque de Olivares a caballo
El príncipe Baltasar Carlos a caballo
El príncipe Baltasar Carlos cazador
Esopo
La fábula de Aracne
Felipe III a caballo
Felipe IV
Felipe IV a caballo
Felipe IV cazador
Felipe IV con jubón amarillo
Felipe IV de castaño y plata
Felipe IV en Fraga
La fragua de Vulcano
Francisco Lezcano, el Niño de Vallecas
Francisco Pacheco
Imposición de la casulla a San Ildefonso
Inmaculada Concepción
Inocencio X
Juan Francisco Pimentel, conde de Benavente
La cena de Emaús
La costurera
La dama del abanico
La infanta Margarita
La Infanta Margarita en azul
La infanta María Teresa de España
La mulata
) La reina Isabel de Francia a caballo
La reina Margarita de Austria a caballo
La reina Mariana de Austria
La rendición de Breda
La túnica de José
Las lágrimas de San Pedro
Las Meninas
María de Austria
Menipo
Mercurio y Argos
Retrato de Juan Martínez Montañés
Retrato de Luis de Góngora
Retrato del Conde-Duque de Olivares (1624)
Retrato del Conde-Duque de Olivares (1625)
Retrato del Conde-Duque de Olivares (1638)
Retrato del infante Don Carlos
Retrato del príncipe Baltasar Carlos
San Antonio Abad y san Pablo ermitaño
San Juan Bautista en el desierto
San Juan en Patmos
San Pablo
Santo Tomás
Tentación de Santo Tomás de Aquino
Tres músicos
El triunfo de Baco
Venus del espejo
Vieja friendo huevos



No hay comentarios: