lunes, 14 de julio de 2014

Chantaje Emocional

El chantaje emocional es un mecanismo en el que intervienen dos partes: el chantajista y su víctima.

El primero desea obtener algo de la segunda-que puede ser su pareja, un familiar, un amigo-, pero en lugar de hablarlo directamente, utiliza prácticas manipuladoras para conseguirlo. Su estrategia es evidente: intenta despertar el sentimiento de culpa en su presa, aprovechándose de su buena fe.

Busca los puntos débiles de esa persona para hacerla sentir inferior y convertirla en perfectamente manipulable. En el fondo, el chantajista es una persona débil, que no confía en sí misma, por eso necesita engañar y utilizar las más rebuscadas argucias para conseguir lo que desea.

RETRATO DE UN MANEJADOR:
Dos son las características que mejor definen a un manipulador:
Sentimiento de inferioridad y egoísmo. Habitualmente tiene una autoestima muy baja y las únicas maneras que conoce de conseguir lo que desea son la mentira y el chantaje emocional. Además sólo piensa en sí mismo.

Es una forma de actuar que seguramente aprendió en su infancia. En menor número, hay otro tipo de manipulador: el exclusivamente egoísta. Este no tiene ningún problema de autoestima, simplemente va a lo suyo y no tiene reparos en manipular a los demás para conseguir sus objetivos.

Fuente Extraído de Psicología Positiva

No hay comentarios: