martes, 18 de marzo de 2014

Déjalo ir…

Deja ir todo aquello que no te pertenece por derecho de conciencia , todo aquello que te hace daño, y que sabes internamente que no hiciste lo correcto, las decisiones no son malas solo son decisiones . Cuando nos aferramos a afectos, a cosas materiales y esto nos crea dolor, sufrimiento, ansiedades es el momento de dejarlo ir, es momento de concientizar que lo que es tuyo se quedara, y aquello que no se debe ir.

Debemos dejar al lado la soberbia, el orgullo, y dar el brazo a torcer, el no querer escuchar “ Te lo de “ “ Yo sabía que esto iba a pasar “ porque pensamos que se están recreando en nuestro fracaso, y no solo querían advertirnos que no estaba bien nuestro proceder.

No es malo equivocarse es parte del crecimiento, cuando sostenemos una situación de apego nos hacemos daño pero igual a otras personas, no porque reconozca tus errores vas a ser tonto, torpe, de poca inteligencia , es que pensabas que lo estabas haciendo bien y así no resolvemos la situación a tiempo y se convierte en un monstruo de varias cabezas.

Deja ir aquello que ya no es una meta, un objetivo, que dejo de ser un reto, que nos comprometió con terceras personas y las dañamos conscientemente o inconscientemente . Es importante deja ir aquello que en su momento te hizo sentir bien y ahora es más bien un atraso o ciclo estacionario en nuestra vida, debemos cerrar ciclos y no dejar puertas abiertas pues se pueden volver a repetir convirtiéndose un patrón negativo.. Deja ir aquello que pensaste que en su momento era una solución amorosa, familiar y económica y al transcurrir el tiempo fue una cadena de pesares. A veces muchas personas nos apegamos y ese sentimiento no es autentico porque mientras te apegas dejas pasar muchas otras oportunidades y así mismo el objeto de tu apego también sufre. Nadie aprende en cabeza ajena, pero es beneficioso oír consejo porque quien te aconseje en bien te estima, no es fácil deja ir , lo que uno cree que es nuestro , que estamos aferrado como una tabla de salvación como un naufrago en el extenso mar.

Y o le aconsejo a mis clientes que lo suelte y lo deje ir como un papagayo que tome vuelo y regresa es tuyo para quedarse y si no la vida te brinda algo nuevo y que te pertenece es una ley.

SUELTA, SUELTA DEJA IR QUE EL UNIVERSO TE LO RESTITUYE….

ELANGELUS… MONICA ZERPA.

No hay comentarios: