jueves, 27 de marzo de 2014

Cuando te enjuicias

Usa parte de tu día — sugiero comenzar por 15 minutos — y simplemente obsérvate.

Presta especial atención a las veces en que te enjuicias o juzgas a los demás. Cuando te descubras juzgando a los demás, di interiormente: “No soy más ni menos que ninguna otra persona. Lo amo todo.”

Cuando te des cuenta que has estado enjuiciándote, di por dentro: “Me perdono por enjuiciarme.”

- John-Roger con Paul Kaye
de: ¿Cómo es Ser Tú?

No hay comentarios: