domingo, 23 de marzo de 2014

Camino

El camino al éxito no es recto.

Hay una curva llamada falla, un periférico llamado confusión, topes llamados amigos, luces de precaución llamada familia, y tendrás pinchaduras llamados trabajos.

Pero... si tienes una refacción llamada determinación, un motor llamado perseverancia, un seguro llamado fe, esperanza, actitud...

Si buscas resultados distintos, no hagas siempre lo mismo.

No hay comentarios: