viernes, 3 de enero de 2014

Si tienes que marcharte,… de José Ramón Marcos Sánchez

A veces respiro tan sólo silencio,… y a veces silencio el dolor de estar solo,… y llueve en mis sueños aunque no esté lloviendo,… y cuando despierto la lluvia no cesa,… y amanece tan sólo en tu recuerdo,… y me quedo en tu piel,… y mi rostro sonríe de nuevo embriagado de ti,… abrázame que el tiempo en tus brazos se olvida de mí,… y el daño se duerme agotado entre besos,…. y vuelve a mentirme diciendo que me amas,… que nada podrá separar nuestra eternidad,… que no habrá lágrima capaz de nacer de nosotros,… y luego hazme el amor hasta llenarme de ti,… y déjame dormido si tienes que marcharte,… cobijado en recuerdos esperando tu vuelta,… y cuando regreses no me digas nada,… recuerda que el tiempo se quedo parado,… y que yo tan sólo te he estado esperando,… sigo siendo el mismo,… el alma enamorada que nació de ti,..

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez
.

No hay comentarios: