martes, 24 de diciembre de 2013

Me permito sentir las emociones presentes en mí hoy

El viaje espiritual, como todos los viajes, comienza con un solo paso. Es curioso ver que aquello que conduce a la vida superior y más satisface empieza con descontento. Primero somos motivados, pero por lo común nuestro motivo no es vivir una vida espiritual. El propósito inicial es disipar el dolor. Si el dolor se calma damos un suspiro de alivio y olvidamos la búsqueda espiritual, pero en breve tiempo, el descontento vuelve, y buscamos de nuevo.

Si ya no queremos que la angustia –física o de otra forma- sea nuestra experiencia, debemos comprender un principio. El primer paso para desechar el dolor es sentirlo. Evitar sentirlo sólo le da un escondite del cual nos tiende una emboscada.

Por lo tanto, da atención este día a lo que sientes. Haz una pausa durante el día para experimentar y notar lo que sientes.

Los sentimientos pueden expresarse en una palabra. Hay tres categorías básicas de emociones: tristeza, furia y alegría. Los consejeros notan que la gente a menudo dice una oración o hasta un párrafo cuando se le pregunta lo que siente. Muchas veces, no incluye ni un solo sentimiento en lo que dice.

Siempre expresa cómo te sientes en una palabra. Aquí tienes algunos sentimientos que se expresan con una sola palabra: culpable, feliz, frustrado, colérico, alegre, triste, temeroso, asustado, exuberante, derrotado, gozoso, odioso, amoroso, pertenezco, solo, sin ningún valor, digno, aceptado, tranquilo.

Los sentimientos que has experimentado hoy:

Fuente: Sendero Espiritual