jueves, 19 de diciembre de 2013

Necesitamos de alguien


Siempre vamos a necesitar de alguien, de nuestros padres, hermanos, amores, amigos porque no estamos solo en este y basto universo, tampoco es debilidad necesitar de una ´persona que nos oiga, que nos entienda, que nos acompañe, que nos de afecto, amor, somos unos seres creados con amor, nuestras esencia pura es ser amoroso, bondadoso, fraternal que nos desviemos del camino es de humano. A veces las situaciones, personas nos llevan a cambiar , y endurecer el corazón y olvidarnos de que somos hijos de un mismo padre, omnipresente, único poder, única verdad, única esencia, no podemos vivir aislado de las necesidades de otros, si en nuestras manos esta satisfacerlas , si de una persona depende sentirnos amados y amar, entonces necesitamos alguien, el bebe necesita de la leche materna, del calor de nuestras madres, entonces como vamos a vivir en una loma solo, sin interrelacionarnos con otras personas, si necesitamos del aire su oxigeno para vivir, de los animales, de las plantas todo es una intercambio de necesidades y ayudas.

Necesitamos continuar la raza humana, el hombre y la mujer son los con_ productores de la raza humana y aun mas cuando esa unión se da con amor, hoy el hombre con la ciencia ha avanzado mucho sobre todo en las curas de enfermedades, porque el primer orden es de estar sano para una nueva raza humana, en perfecto orden mente cuerpo y para todo nos necesitamos los unos con los otros. Es triste de aquel que se cree único, y que no necesita a nadie para sobrevivir, ese será el primero de pedir ayuda, porque vivimos en sociedad desde la creación y todo los logros obtenidos se han hecho realidad porque un colectivo trabajo para ello.

Si hay cosas indispensables, otras que se sustituyen con otra pero es una ley de vida, pero lo único que jamás se podrá sustituir será el calor humano, y el ejemplo más claro es aunque un amor halla sido frustrante pero amamos con pasión nunca se olvida; un amigo aunque halla sido traidor y nuestro afecto hacia él fue sincero siempre lo recordaremos, ves siempre vamos a necesitar de alguien para recordarnos que tenemos amor para dar.

ELANGELUS. MONICA ZERPA.

Autoestima sana para vivir felices

La Autoestima es el concepto que tenemos de nosotros mismos y según esto será como nos sentiremos, como nos relacionaremos con los demás, lo que esperaremos de la vida y lo que podremos dar.

Si crees que eres poco valiosa y que no tienes nada de especial, atraerás personas que piensen lo mismo, maltratándote, castigándote o incluso menospreciándote; esperarás de la vida lo peor porque crees que no mereces algo mejor y darás poco de ti porque piensas que a nadie le interesará lo que tengas para ofrecer. Todo esto te genera sentimientos de dolor, frustración, desesperanza y bronca, y a su vez, estos sentimientos generan más pensamientos negativos con respecto a tu escaso valor como persona y así te mueves en un círculo vicioso del que te cuesta escapar.

Para salir de ésta situación debes modificar el concepto de ti misma y para ello te expongo unas sencillas pautas:

Acéptate: tienes que aceptar que eres un Ser único, con puntos fuertes y débiles. Pretender ser de otra forma solo te llenará de frustración.

Presta atención a tus necesidades: vivir pendiente de los demás y no hacerse cargo de las propias necesidades, por temor a sentirse egoístas, no te hace mejor persona, al contrario, te llena de frustración y ocasiona que exijas de los otros lo que tú les das a ellos.

Festeja tus logros: por pequeños que puedan parecerte cada cosa hecha es un triunfo ya que implicó tomar decisiones acertadas y actuar en consecuencia. Si bien algunas cosas pueden parecerte insignificantes son una muestra de todo lo que puedes alcanzar.

Perdónate por los errores: cada equivocación te acerca al acierto.

No puedes aprender lo que es correcto o bueno para ti sin saber lo que no es correcto o malo.


Cuando de niños aprendemos a caminar nos caemos y golpeamos muchísimas veces pero eso es imprescindible para que nuestra necesidad de lograrlo sea el impulso que necesitamos.

No te culpes por los desaciertos, solo piensa que fueron necesarios para moverte hacia el éxito.

Halágate: empieza a apreciar todo lo bueno que hay en ti, todo lo que hace que seas el hermoso ser que eres.

No pretendas que otros noten las virtudes que tu misma no valoras. Cuando comienzas a notarlas tu primero crearás una energía que los demás vislumbrarán y elogiarán.

Intenta dar pequeños pasos: cuando te aceptas como eres también reconoces aquello que te daña y necesitas modificar, entonces es momento de realizar algunos cambios que te hagan sentir mejor. Todo cuenta, cada acto que ejecutes o cada pensamiento negativo que logres cambiar irán marcando una diferencia. No busques que todo cambie vertiginosamente.

Un paso tras otro te arrimará a la meta.

Todos estos pasos ayudarán a que empieces a sentir confianza en tus habilidades y capacidades y que descubras que en verdad ya eres muy especial. Así el concepto negativo que poseías irán dando lugar a una autoestima sana y fuerte que te hará vivir feliz!!

Si deseas más información ingresa en www.imagenyautoestima.com.ar

Andrea Martínez.

Amor y pasión por Merlina Meiler

Se dice que la pasión solo dura un tiempo limitado y, si la relación continúa, la pareja se afianza y la llama de esa gran motivación sexual se transmuta por la del amor duradero.

Esta es una parte de un artículo escrito por Gabriela Casavantes para esmas.com

¿Cuánto dura la magia del amor? “Un estudio reciente descubrió que la pasión, todo un tumulto de emociones, dura generalmente de 12 a 18 meses. Cuando la pareja se acostumbra a lo cotidiano de la unión, ese fuego empieza a disminuir y es sustituido por sentimientos de cariño, unión y serenidad con el ser amado”, asegura la antropóloga estadounidense Helen Fisher en su libro Por qué amamos.

Qué es la pasión
Más que una emoción, la pasión es una fuerte motivación que nos impulsa y nos dirige con el fin de satisfacer la necesidad biológica de reproducirnos. La pasión es insistente y difícil de desaparecer, y cuando es correspondida le añadimos emociones como la ilusión. La pasión está mezclada con el impulso sexual, pero es muy diferente a éste. Muchas personas confunden la pasión con el ansia de desahogo sexual, pero la pasión y el anhelo de satisfacción sexual se encuentran en distintas zonas del cerebro.

Qué es el amor
A medida que la relación de pareja se alarga, la pasión empieza a cambiar, con el tiempo se va calmando y convirtiendo en un amor profundo. Se van disolviendo aquellas fuertes emociones, el éxtasis, el anhelo desmedido, el pensamiento obsesivo, la energía intensa. Las parejas ya no pasan todo el tiempo mirándose y acariciándose. Pero la pasión se va transformando en sentimientos de seguridad y comodidad, en una sensación de calma, en una unión satisfactoria y feliz con la pareja, cuya vida está estrechamente entrelazada con la tuya.
“Los años logran que el fuego se enfríe y que los corazones ya no ardan, pero se aman el uno al otro de una forma distinta, más cálida y confiada. Lo que perdura es un cariño y una amistad de pareja muy profundos, un sentimiento de vínculo por esa larga convivencia”, afirma la antropóloga.

Por qué la pasión se extingue
Si la pasión en la relación fuera eterna, pasaríamos años volcados en la adoración obsesiva del otro, no podríamos concentrarnos en nada más que no fuera nuestra pareja, y sería perjudicial para las actividades diarias. Moriríamos de agotamiento, porque la pasión intensa consume un tiempo y energía enormes. Por lo tanto, nuestro cerebro calma la tormenta de la pasión romántica y nos proporciona la tranquilidad, hasta que volvemos a enamorarnos de otra persona y formamos un nuevo vínculo.

De hecho, la gran cantidad de infidelidades y divorcios en todo el mundo es consecuencia de nuestro impulso de enamorarnos una y otra vez. Pero en nuestro cerebro se desarrollan impulsos de amor calmado y confiado, con el propósito de motivarnos a permanecer emocionalmente unidos a la pareja durante el tiempo suficiente para criar juntos a un hijo durante su infancia.

Amor y pasión eternos
Existen algunas relaciones de pareja largas en las que la pasión vuelve a ser intensa en los momentos de novedad o aventura como las vacaciones o las situaciones distintas a la vida cotidiana. Pero también hay parejas que llevan casadas más de 20 años y se mantienen enamoradas toda la vida. En ellas no sólo el amor sino también la pasión los mantienen juntos muchos años en una unión duradera. Son compañeros, comparten su intimidad y además saben equilibrar bien la autonomía con la cercanía… ¡qué suerte tienen!