miércoles, 4 de diciembre de 2013

Nuestro pensamiento

Todo lo que lo rodea en este momento en su vida, incluyendo aquello de lo cual se queja, usted lo ha atraído.

Sé que, en primera instancia, es algo que detesta escuchar.

Inmediatamente dirá: yo no atraje el accidente del automóvil.

Yo no atraje ese cliente.

Yo no atraje esa deuda.

Yo no atraje ... cualquier cosa de la que se esté quejando. Y yo estoy aquí para desafiarlo un poco y decirle, usted sí lo atrajo.

Y la mayoría de nosotros lo atrae por defecto. Aunque creemos que no tenemos ningún control sobre eso.


Nuestros pensamientos están en piloto automático,

nuestros sentimientos están en piloto automático

y, así, todo llega a nosotros por defecto... Sus emociones – su sistema de guía emocional - es lo que le ayuda a comprender lo que está pensando.

Las emociones son ese regalo increíble que tenemos y que nos permiten conocer lo que estamos atrayendo. Desde nuestra perspectiva, solamente existen dos emociones. Con una nos sentimos bien y con la otra mal... La respuesta está justo ahí.

¿Qué estoy atrayendo en este momento?

Bueno, ¿cómo me siento? me siento bien. Si es así, siga haciéndolo...

Cuanto mejor se sienta, más alineado estará.

Cuanto peor se sienta, más desalineado estará.

Lo que usted hace a medida que transcurre la multiplicidad de su experiencia diaria, es ofrecer pensamientos que literalmente formulan su experiencia futura.

Y puede deducirlo por la forma en que se siente...

AQUELLO QUE ESTÁ SINTIENDO

ES UN REFLEJO PERFECTO

DE AQUELLO QUE ESTÁ EN PROCESO

DE VOLVERSE REALIDAD.


Y obtiene exactamente lo que siente más que lo que piensa. Es por eso que cuando se levanta de mal genio al salir de la cama, tiende a seguir igual. Todo el día sigue en la misma forma.

No comprende que con un sencillo cambio de sus emociones, puede cambiar todo su día y su vida.

Si se levanta radiante, teniendo un buen día, y sostiene esa sensación de alegría, en tanto no permita que algo cambie su ánimo, continuará atrayendo, por ley de atracción más situaciones, circunstancias y personas que conserven esa sensación de felicidad...

Cuando somos capaces de abrirnos a eso, las ramificaciones son sorprendentes.

Significa que todo lo que el pensamiento ha creado en su vida, se puede deshacer por medio de un cambio de conciencia...".

Fuente: Oasis


No vendas tu felicidad...

¡Regálala!

No busques fórmulas sencillas, ni baratas para tenerla.

Los ingredientes principales de la felicidad:
•Compartir lo que tienes.
•Amar sin exigencias.
•Perdonar sin cicatrices.
•Aceptar sin perfecciones.
•Agradecer lo que te dan.
•¡Y no rendirte nunca!

Recuerda armonizar todo:

Del panal, un poquito de miel.
Del mar, un poquito de sal.

De la vida, un toque de optimismo.
De la imaginación, sueños.

Del dolor, raíces fuertes.
Y de la fe solidez de roca.

¿Por qué no sabemos cómo llenar nuestra copa?
¿Por qué no damos a la vida todo lo que podemos darle?

Y...
Esperamos, a veces ingenuamente, que la vida nos regale, pero sin pagar el precio.

¿Por qué no somos felices?
No olvidemos que la mejor manera de ser feliz, es:
•Ocuparse de que otros lo sean.
• Dar sin esperar.
•Servir con mucho AMOR y por AMOR.

Demos mucho de nosotros y la felicidad llegará sola.

Llénemos nuestra copa y deleitémonos, siendo...
¡FELICES!

Fuente: Oasis