jueves, 3 de octubre de 2013

La vida no es complicada por Merlina Meiler

Esta es parte de una nota publicada por Daniela Ceccato para la revista Entrecasa, que contó con mi participación.

Nos levantamos de la cama, el sol brilla y todo parece indicar que el día puede ser perfecto. Sin embargo, vamos a levantar al menor de nuestros hijos y arde de fiebre, la mayor tiene berretín de lunes, por la canilla no sale agua caliente, la niñera avisó que no viene, nuestro jefe nos manda un mensaje para una reunión de primera hora, nuestro marido nos avisa que esa noche cenamos con amigos… Y, de pronto, toda señal de bienestar parece haber sido vencida por una aplanadora.

En estas condiciones, pensar que la vida la hacemos difícil nosotros, casi parece un chiste, o un secreto barato de autoayuda. Aun cuando vengan con enseñanzas a futuro, estos accidentes mínimos nos complican y nos tiran el ánimo un poco abajo, ¡y más cuando recién arranca la jornada!

Incómodos y frustrados, observamos cómo estas situaciones ponen a prueba nuestra armonía personal. A la hora de hacerles frente, acontece el verdadero desafío. ¿Cómo podemos distinguir lo insignificante de lo realmente importante?

¿Y cómo podemos encontrar respuestas fáciles y prácticas a los problemas, sin enroscarnos sobremanera, ni complicarnos más de la cuenta? Para los expertos, con buena actitud, el cambio de perspectiva es evidente. ¿El gran desafío? encontrar la justa medida.

¿Soy siempre responsable de mis problemas?

“En la mayoría de los aspectos, somos nosotros quienes nos complicamos la existencia”, asegura Merlina Meiler, coach con un máster en Programación Neurolingüística. Y continúa: “La vida siempre nos presenta situaciones con distintos grados de resolución, pero no siempre elegimos la más sencilla. Parecería que precisamos demostrarnos, a nosotros mismos y a los demás, que podemos, que somos fuertes, inteligentes y, sobre todo, que si no hay cierto nivel de dificultad o de esfuerzo, o el problema no es tal; y, por ende, no somos tan capaces como parecemos. Nada de luchar contra los molinos de viento; algunas veces éstos incluso pueden ser nuestros aliados”, desglosa la especialista.

Pero entonces, si la vida es simple, ¿cómo la complicamos? Según explica Meiler, “una de las actitudes más complicadas es repetir viejas fórmulas de fracaso comprobado, topándonos una y otra vez con la misma piedra, sin lograr salir del círculo vicioso, en vez de aventurarnos a probar algo nuevo. Ya Einstein había comentado que para él la definición de locura es hacer siempre lo mismo y esperar un resultado distinto. Entonces, que los temores al cambio y a las situaciones nuevas no nos impidan solucionar problemas de raíz y para siempre”.

Depende, todo depende

Hay quienes dicen que la vida no es lo que nos pasa, sino lo que hacemos con lo que nos pasa. Entonces, ¿somos o no responsables de lo que nos sucede, lo bueno y lo malo? Meiler es clara al respecto:
“De algunas cosas sí, de otras no, y no creo que sea importante dilucidarlo. Lo mejor es dejar atrás el tema de las responsabilidades (ya que generan culpa, con todo lo que eso conlleva) y, además, tengamos presente que todos podemos cometer errores, somos humanos. Asimismo, avanzar proactivamente hacia el logro de resultados y de soluciones”.

En suma, se trata de aprender a ver la vida como una aliada, no una enemiga. Y por lo tanto, que las cosas que nos suceden, por muy desgraciadas que puedan ser, son para nuestro bien. Aunque nos lleve años (terapia incluida) darnos cuenta de que “lo que me pasó” fue para aprender algo y, simplemente, poder mejorar como personas y avanzar en la vida, sin tanto peso encima. Algunos dirán que esto es consuelo de tontos o exceso de optimismo. Pero, ¿qué puedo esperar si veo todo negro? Como por arte de magia, ¡todo lo será! ahora, dirán, ¿cómo se explica esto cuando un ser querido se enferma, cuando no se tiene trabajo para afrontar los gastos, cuando nos estamos separando, o simplemente cuando la vida, sin tregua, tira para atrás? Meiler considera que hay un triángulo de conductas que todos debemos evitar: “Colocarnos en posición de víctimas con el famosos ‘ay, todo me pasa a mí’, de victimarios y rencorosos ‘me la van a pagar’ o de salvadores universales del mundo y de todo lo que contiene ‘yo puedo con todo solo’, porque todo esto nos llevará directamente al fracaso y al desgaste estéril de energía. Enfrentar lo que está sucediendo y buscar ayuda capacitada nos permitirá dejar atrás el conflicto a la menor brevedad posible”.

Simplificar la existencia

Nada es de un día para otro, y habrá que, muy de a poco, con convencimiento, lograr hacer un cambio de actitud. Porque la actitud positiva siempre es de gran ayuda. Esto no es ver un camino de rosas donde hay pantano, como tampoco no advertir los desafíos de la vida o las estresa, así podemos prepararnos graves problemáticas; es, sencillamente, no dramatizar por demás ni maximizar cuestiones mínimas. No tirar más leña al fuego ni salar las heridas. Es aceptar lo que se nos presenta y actuar en consecuencia. Es ocuparse en lugar de preocuparse por demás y bloquearse.

Merlina Meiler brinda unos simples consejos para incorporar a nuestra conducta y poder empezar a vivir mejor:

*Permitir que la gente piense lo que quiera de nosotros, sin que eso haga mella en nuestra autoestima ni condicione nuestras acciones. Es, simplemente, aprender a acallar las voces externas que tan mal le hacen a nuestro ser; o sea en otras palabras, hacer oídos sordos a las tonterías.

*Buscar nuevas maneras de solucionar viejos conflictos. Para llegar a esto, primero debemos haber advertido que del modo en el que está planteado el asunto, la cosa no va más.

*Pedir ayuda cuando la precisamos. No es de débiles, ni de poco capacitados: es de humanos saber pedir una mano a tiempo, antes que todo se desdibuje.

*No generar relaciones de dependencia ni permitir que las entablen con nosotros. Hacer el propio camino, aun con la compañía deseada, pero sin tener que pedirle permiso a nadie.

*ser fieles a nosotros mismos en todos los ámbitos. Quizá, ésta es la parte más difícil: ¡sernos sinceros! es la manera de vivir en consonancia con lo que hacemos y lo que deseamos.

En resumen, se trata de recomendaciones simples, posibles de incorporar a nuestro día a día. Claro, al principio deberemos hacer hincapié en ellas y pensarlas en vez de sentirlas realmente hasta que se nos hagan carne. Esto nos permitirá hallar el deseado equilibrio, para hacernos la vida más liviana. Nada mejor que andar con la cabeza fresca, sin millones de pensamientos (mayormente inútiles) que nos hacen confundir, por lo que no podemos distinguir la pavada de lo relevante. A veces, son los grandes sacudones los que nos ponen en el lugar correcto. Pero, ¿por qué esperamos a que la vida nos dé un cimbronazo? qué mejor que empezar hoy a querer estar mejor con uno mismo.


Efemérides 3 de Octubre

Hechos Históricos:

1990
Se vuelven a unir Alemania del Este y del Oeste finalizando así 45 años de división y de Guerra Fría. Como resultado de la II Guerra Mundial, Alemania se vio dividida entre los cuatro vencedores aliados: la Unión Soviética, los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia. En 1949, los Estados Unidos, Gran Bretaña y Francia reunificaron sus zonas de ocupación y crearon la República Federal Alemana. Los soviéticos, por el contrario, mantuvieron su zona de ocupación y establecieron la República Democrática Alemana. En noviembre de 1989, con la caída del muro de Berlín, se dieron los primeros pasos serios en busca de la reunificación. 

1952
En el marco de la escalada nuclear por la Guerra Fría, el Reino Unido lleva a cabo con éxito su primera prueba de armas atómicas, en lo que denomina operación "Hurricane", al hacer detonar, en el interior del casco de la fragata HMS Plym de 1.370 toneladas, que se halla anclada en aguas de 12 m de profundidad y a 350 m de las costas de la isla Trimouille, una de las Islas Monte Bello, Australia, una bomba de 25 kilotones de potencia. La explosión tiene lugar a 2,7 m bajo el nivel del mar y deja un cráter de 6 m de profundidad y 300 m de diámetro en el lecho marino. 

1935
Tropas italianas dirigidas por Emilio De Bono, con órdenes del dictador fascista Benito Mussolini, invaden Abisinia (actual Etiopía), con la esperanza de construir un nuevo y floreciente "Imperio Romano". 

1932
Tras conseguir su independencia del Reino Unido, Irak, con el rey Faisal en el poder, se declara reino independiente y es reconocido por la Liga de Naciones. 

1714
Se aprueba la creación de la Real Academia de la Lengua Española por Real Cédula de Felipe V, para conservar y depurar, dentro de sus posibilidades, la lengua castellana. Desde 1715, la Academia tendrá un lema: "Limpia, fija y da esplendor". 

1700
Un efermo rey Carlos II firma el testamento que pone fin a la dinastía de los Austrias en España, pasando la corona, tras su muerte en noviembre, al Duque de Anjou, futuro Felipe V, primer monarca español de los Borbones. Felipe V tendrá que imponerse en una guerra civil a los partidarios del archiduque Carlos de Austria. 

1574
En Holanda, en la llamada Guerra de los Ochenta años, que enfrenta al Imperio español contra las diecisiete provincias de los Países Bajos, finaliza el asedio de Leiden, que se inció en mayo, con la retirada de las tropas españolas al mando de Francisco Valdés, al conseguir romper los rebeldes los diques del Mosa y del Issel y anegar toda la comarca, para que sus barcos más pequeños puedan circular sin problemas y poder, de este modo, socorrer a la villa por agua haciendo imposible el evitar la llegada de aprovisionamiento a los rebeldes asediados de Leiden. 

382
En Constantinopla (actual Turquía), el emperador romano Teodosio I firma la paz con los visigodos, mediante la cual, y con los subsidios pagados por el gobierno imperial, se les permite establecerse al sur de las orillas del río Danubio con el compromiso de luchar por el Imperio cuando les sea requerido.

Santoral:
San Francisco de Borja, Edmundo, Esiquio, confesores; Cándida, Dionisio, Fausto, Cayo, Heraclio, Diodoro, Ewaldo, mártires; Antonio, Benito, Cipriano; Maximiano, Patusio, Ursicino, obispos; Gerardo, Vidrado, Uto, abades; Juvino, eremita.

Día Mundial del Hábitat.

Nacimientos:

1928
Nace en Nueva York, EE. UU., el ensayista visionario acerca de la revolución digital y la revolución de las comunicaciones, Alvin Toffler. 

1889
Nace en Hamburgo, el periodista y pacifista alemán Carl von Ossietzky. Será miembro de la sociedad pacifista fundada por el austríaco Alfred Hermann Fried y, aunque luchará en la I Guerra Mundial, hastiado y horrorizado tras este conflicto se erigirá en paladín del pacifismo y comenzará a colaborar en diversos periódicos pacifistas. En 1922 fundará el movimiento "Nie Wieder Krieg" (Nunca Más la Guerra) y denunciará el rearme secreto que realiza Alemania. Le concederán el Premio Nobel de la Paz en 1935, lo que Adolfo Hitler tomará como una ofensa y, en su locura megalómana, prohibirá que los ciudadanos alemanes, en adelante, acepten ese premio. 

Obituarios:

1667
Muere en Granada, España, Alonso Cano, pintor, arquitecto y uno de los mejores escultores imagineros. En el taller sevillano de Pacheco fue compañero del pintor Diego Rodríguez de Silva y Velázquez. Sus obras son una mezcla entre el manierismo italiano y el Barroco. 

 1568
En Madrid (España) muere, durante el parto de un feto que no sobrevivirá, Isabel de Valois, tercera esposa del rey Felipe II y por tanto reina consorte de España. 

1226

Fallece en Asís (Italia) San Francisco de Asís, fundador de la orden franciscana que siempre predicó la necesidad de imitar la vida de Jesús, logrando seguidores con su celo evangélico, su consagración de la pobreza, la caridad, y carisma. Llevó una vida austera y simple y fue amante de la naturaleza y gran defensor de sus amigos los animales. Entre su célebres frases destaca: "Los animales son mis hermanos y yo no me como a mis hermanos". 

Fuente: Hechos Históricos