martes, 11 de junio de 2013

Gritos de esperanza

Cuando sólo miramos lo malo de la vida,
nuestro existir se torna un tanto melancólico,
vemos y esperamos las cosas en su aspecto más desfavorable,
todo se nos torna color gris
ya que nada nos satisface y nos estancamos
dentro de una vida carente de variedad
¿qué mejor que disfrutar cada día de lo bueno
que nos da la vida, agrandar todo lo bueno
y mimetizar todo lo malo? teniéndolo en cuenta
cuando lo vamos a convertir en bueno.

Para qué volverse loco y agobiarse por cosas externas
que no tienen nada que ver con la sensibilidad espiritual
de cada ser humano; cada persona ve el mundo no como es,
sino como es ella, gracias al todopoderoso
no todos somos iguales, cada cabeza es un mundo
y el mundo entra de una forma diferente a cada cabeza.

Para mí, deprimente sería no poder respirar el oxígeno
que se nos regala, despertar y que en el cielo no se manifieste
ese amarillo cielo, ese azul tornasol y esos rayos de blanca luz
que bajan cada día hacia mí para recordarme
que tengo tantas cosas que agradecer y tan pocas de qué quejarme,
esa luz, que como no es elaborada con petróleo,
se manifiesta día a día para mostrarme la puerta resplandeciente
de esperanza por la cual saldré para hacer que mis sueños
dejen de ser sueños y se conviertan en realidad.

No dejarlo todo en esperanza y luchar día a día,
para que deje de ser esperanza y se convierta en algo palpable,
algo de lo que sí podamos estar orgullosos,
algo que podamos disfrutar a plenitud cada segundo
de nuestra existencia, el tiempo esta ahí para recordarnos
que no somos eternos y que nada dura para siempre,
y qué mejor que en esta estadía de la que cada uno disfruta
en esta tierra podamos dejar hechos grabados en la piedra
de la de la memoria del corazón de cada ser humano
que sepa de nosotros, donde viento ninguno en todo el mundo
podrá borrarlo.

Desgracia sería no tener identidad, no tener playas de olas
que gritan a voces que les pertenecemos
y ellas nos pertenecen a nosotros,
que nos recuerdan que hay cosas más fuertes
e importantes que el ser humano, éste es sólo una pequeña parte
de este cosmos, desgracia sería no poder ver mis sueños
ni escuchar mis sentidos, sentir que nada funciona
y que todo está errado.
Una condena sería vivir con temor a que mis edificaciones
pudieran ser destruidas de una día a otro,
sería salir a mi mundo para vivir mi cotidianeidad
y no tener a alguien con quien cruzar palabra alguna,
condena sería nacer con mi destino ya planeado
para sufrir la misma suerte y pasar
las mismas vicisitudes que mis ancestros.

Fatalidad sería andar y andar y caminar mirando siempre
al mismo lugar, no poder dejar mi huella marcada atrás
o que más bien, mi huella no merezca quedar marcada.

La vida es mucho más divertida cuando dejamos de culpar
a los otros por todo lo que nos sucede,
por qué no hacer que todo en nosotros obre
por un propósito, el tiempo poco a poco se encarga
de marcar nuestras vidas, ahora nos toca a nosotros,
encarguémonos de marcar el tiempo.

Desconozco a su autor


No sé

No sé…
si la vida es corta o demasiado larga para nosotros.
Mas sé, que nada de lo que vivimos tiene sentido,
si no tocamos el corazón de las personas.

Muchas veces basta ser:
Mimo que abraza,
brazo que envuelve,
palabra que conforta,
silencio que respeta,
alegría que contagia,
lágrima que corre,
mirada que acaricia,
deseo que sacia,
amor que promueve.

Y eso no es cosa del otro mundo,
es lo que da sentido a la vida.
Es lo que hace que ella no sea ni corta,
ni demasiado larga;
si no que sea intensa, verdadera,
pura … mientras dura!

Feliz aquel que transfiere lo que sabe
y aprende lo que enseña.

Fuente: Elixires para el alma 

Reflexión sobre el valor de las palabras

Las palabras

Las palabras tienen gran importancia en la vida
de cualquier persona alguien dijo una vez:

“Las palabras son los peldaños de la escalera de nuestra comunicación”
Así pues, hemos de cuidar que cada tramo esté bien construido,
que no sea resbaladizo, que no esté carcomido,
que no provoque más caídas
o problemas en nuestra relación con los demás.
De ahí que, debamos seleccionar bien nuestras palabras,
para así construir sólidamente los peldaños de la escalera
de una buena comunicación.


EL PODER DE LAS PALABRAS:

Una palabra puede ocasionar una discordia:
Cruel puede destruir una vida.
Amarga puede provocar odio.
Brutal puede romper un afecto.
Agradable puede suavizar el camino.
Aa tiempo puede ahorrar un esfuerzo.
Alegre puede iluminar el día.
De amor y cariño puede cambiar una actitud.
Una palabra dicha con el corazón,
implica demostrar cariño, comprensión,
bondad, amor hacia quien se dirige y en muchas ocasiones
puede significar un cambio de giro en la vida de alguien
y trasuntar lo que verdaderamente hay en el alma,
por eso es preciso pensar antes de hablar.


Hace tiempo, tal día como hoy ocurría

Año:     Efeméride:

1289 Batalla entre güelfos y gibelinos en los Apeninos.
1509 Boda de Catalina de Aragón con Enrique VIII de Inglaterra.
1578 Fundación de la ciudad argentina de Buenos Aires.
1611 Henry Hudson es abandonado en lo que hoy es la Bahía de Hudson, en Canadá.
1838 Nace el pintor Mariano Fortuny.
1874 Nace el escritor José Martínez Ruiz (Azorín).
1903 Los reyes de Serbia mueren en un atentado terrorista.
1910 Nace el oceanógrafo Jacques Cousteau.
1914 Atentado sufragista contra la familia real británica.
1936 Nace el cineasta Jaime Camino.
1979 Muere el actor John Wayne.
1984 Muere el secretario general del Partido Comunista Italiano, Enrico Berlinguer.
1986 El rockero irlandés Bob Geldof es nombrado "Caballero de la Orden del Imperio Británico" por sus campañas benéficas en favor de los hambrientos de África.
1988 Nelson Mandela recibe un homenaje en el estadio de Wembley, a cargo de un centenar de cantantes y artistas.
1998 Científicos del Instituto Pasteur (Francia) y de la Wellcome Trust (Reino Unido) dan a conocer el mapa genético completo del famoso bacilo de Koch
1999 Es descubierta en el oasis egipcio de Bahariya una necrópolis de época grecorromana con 200 momias bien conservadas y recubiertas de oro.
2001: en EE. UU., el delincuente Timothy McVeigh es ejecutado por su intervención en el atentado de Oklahoma.
2002: el Congreso de Estados Unidos reconoce que el italiano Antonio Meucci (y no el estadounidense Alexander Graham Bell) inventó el teléfono.
2004: en la Catedral Nacional de Washington se ofician los funerales de Ronald Reagan.
2005: el G8 acuerda cancelar la deuda que tenían con ellos los 18 países más pobres.
2010: comienza la Copa mundial FIFA Sudáfrica 2010, primera en el continente africano.

Fuente: Almanaque de las efemérides