miércoles, 29 de mayo de 2013

Cuando el cuerpo grita lo que la boca calla

Muchas veces…
El resfrío “chorrea” cuando el cuerpo no llora.
El dolor de garganta “tapona” cuando no es posible comunicar las aflicciones.
El estómago “arde” cuando las rabias no consiguen salir.
La diabetes “invade” cuando la soledad duele.
El cuerpo “engorda” cuando la insatisfacción aprieta.
El dolor de cabeza “deprime” cuando las dudas aumentan.
El corazón se “afloja” cuando el sentido de la vida parece terminar.
La “alegría” aparece cuando el perfeccionismo está intolerable.
Las uñas se “quiebran” cuando las defensas están amenazadas.
El pecho “aprieta” cuando el orgullo esclaviza.
La presión sube cuando el miedo aprisiona.
Las neurosis “paralizan” cuando el niño interior tiraniza.
La fiebre “calienta” cuando las defensas explotan las fronteras de la inmunidad.
Las rodillas duelen cuando tu orgullo no se doblega.
Y tus dolores “callados”. ¿Cómo “hablan” en tu cuerpo?

La enfermedad no es mala, te avisa que te estás equivocando de camino.
Elige a alguien que te pueda ayudar a organizar las ideas, armonizar las sensaciones y recuperar la alegría.
Todos precisamos saludablemente de un oyente interesado.
Pero todo depende, principalmente, de nuestro esfuerzo personal para hacer que sucedan mudanzas en nuestra vida.

“La enfermedad es un conflicto entre la personalidad y el alma”. Dr. Bach

Edward Bach fue un médico muy conocido en los campos de la patología, la inmunología y la bacteriologia, y tuvo cierto éxito pero se sentía insatisfecho, y “gracias” a eso profundizo mucho en ver la enfermedad no solamente como “una disfunción en la máquina humana”, sino el efecto de una falta de armonía entre el cuerpo y la mente. Su postulado: “trata a la persona, no la enfermedad”… y por eso empezó a buscar remedios para el alma que influyesen en las causas de la enfermedad.


La más dulce de las necesidades

Por lo menos una vez al día nuestro viejo gato negro se acerca a alguno de nosotros de una manera que todos hemos llegado a reconocer como especial.

No significa que quiera que le den de comer ni que lo dejen salir, ni nada por el estilo. Lo que necesita es algo muy diferente.

Si tiene un regazo a mano, se sube a él de un salto; si no, lo más probable es que se quede ahí, con aire nostálgico, hasta que vea que hay uno preparado.

Una vez acomodado en él, empieza a ronronear antes incluso de que uno le acaricie el lomo, le rasque bajo el mentón y le diga una y otra vez que es un gato estupendo. Después, con su «motor» acelerado al máximo, se acomoda hasta encontrar la posición que le gusta y se instala. De vez en cuando, su ronroneo se descontrola y se convierte en ronquido; entonces te mira con los ojos abiertos de adoración y te dedica ese prolongado ir cerrando los ojos que es la muestra final de la confianza de un gato.

Al cabo de un rato, poquito a poco, se va quedando quieto. Si siente que todo va bien, puede ser que se quede en el regazo para echarse una cómoda siestecita. Pero es igualmente probable que vuelva a bajar de un salto y se vaya a atender sus cosas. Sea como fuere, la razón la tiene él.

—Blackie quiere que lo «ronroneen» —dice simplemente nuestra hija.

En casa no es el único que tiene esa necesidad: yo la comparto y mi mujer también. Sabemos que no es una necesidad exclusiva de ningún grupo de edad, pero aun así, como yo no sólo soy padre, sino además profesor, la asocio especialmente con los chicos, con su necesidad rápida e impulsiva de un abrazo, de un regazo acogedor, de una mano amiga, de una manta cálida, no porque nada les falte, no porque sea necesario, sino simplemente porque ellos son así.

Hay un montón de cosas que me gustaría hacer por todos los niños y, si sólo pudiera hacer una, sería ésta: asegurar a cada niño que, esté donde esté, tendrá por lo menos un buen ronroneo cada día.

Porque los niños, como los gatos, necesitan su tiempo de ronroneo.

Fred T. Wilhelms

Hace tiempo, tal día como hoy ocurría

Año: Efeméride:

1453 Constantinopla cae bajo el poder de los turcos.
1660 Carlos II restaura la monarquía en Inglaterra.
1765 Nueva Inglaterra: los colonos se posicionan públicamente contra la británica Stamp Act.
1829 Muere el químico Humphry Davy.
1860 Nace el compositor Isaac Albéniz.
1910 Incendio en la Mezquita de Córdoba.
1913 El estreno en París de "La consagración de la primavera" de Stravinski causa gran escándalo.
1917 Nace John F. Kennedy.
1917 Nace el Presidente de los EEUU John F. Kennedy.
1952 Grecia: las mujeres obtienen el derecho al voto.
1958 Fallece el poeta Juan Ramón Jiménez.
1978 En España hay oficialmente un millón de parados.
1981 La multinacional FIAT cede al estado español su participación en SEAT.
1982 Muere la actriz Romy Schneider.
1985 38 muertos por enfrentamientos entre hinchas ingleses e italianos en un estadio de fútbol belga.
1990 Rusia: Boris Yeltsin es elegido presidente de la Federación Rusa.
1991 España: ETA asesina a 4 niños y a otras 6 personas en el atentado con coche bomba de Vic.
1991 España: estalla el escándalo de financiación irregular del PSOE "Filesa".
1992 La ONU prepara un bloqueo total contra Serbia por las matanzas cometidas en Sarajevo.
1992 Suiza ingresa en el Fondo Monetario Internacional (FMI).
1994 Fallece Erich Honecker, político alemán, líder de la República Democrática Alemana (RDA).
2000 La fiscalía de Indonesia ordena el arresto domiciliario del general Suharto por supuesta apropiación de varios millones de dólares
2008: en la ciudad de Panamá, un helicóptero de la Fuerza Aérea Panameña cae en pleno barrio comercial, causando la muerte de 11 personas, 6 de ellos pertenecientes al alto mando de Carabineros de Chile, la policía uniformada de dicho país.
2010: Festival de la Canción de Eurovisión 2010 en Oslo, Noruega.

Fuente: Almanaque de las efemérides