lunes, 8 de abril de 2013

El amor


En todo momento estoy insistiendo en la necesidad del ser humano de Buscarse, primero, Descubrirse, después,  y Ser Uno Mismo, por fin.

Es porque si no uno se conoce, no se puedo querer, y si no se quiere, probablemente el amor que sienta por los demás sea una proyección de su necesidad de que le acepten, y estará actuando para que le quieran. Tiene miedo al rechazo: si nadie le quiere, no existe. Pero, ¿A quién quieren?, ¿Quién soy yo?

En la revisión de la actitud hacia el amor, uno se encuentra ante un asunto tan amplio como indefinido, tan moldeable como receptivo a cualquier definición, y tan esquivo como imposible de resumir.

Todo lo que se quiera decir sobre el amor vale, ya que cada persona tiene un sentido del amor distinto en su planteamiento. En la fuente original del amor, sin embargo, al no depender de las diversas relaciones que, por lo general, constituyen la condición de un amor, estemos eleva más allá: nos hace sentirnos parte de algo indivisible, sólo vivo en el sentimiento; nos hace ser libres y más receptivos de él que generadores.

Tony de Mello dijo que “el amor es egocentrismo refinado. Al amar a alguien no es que se ame a alguien  sino las ventajas de compañerismo, afecto, placer, ayuda y apoyo que esa relación trae”.

No se equivoca.
Es evidente que las amistades, y nuestro amado, nos aportan cosas satisfactorias, y por eso nos es grato y deseable estar con ellos.

Si uno vive con una pareja es porque ha decidido, consciente o inconscientemente, que va a estar mejor que solo.

En realidad, el que practica la vía del amor debe caminar por la vía del desapego, para no entorpecer la evolución de la otra persona.

El amor es libertad. 
El amor no es una inversión en la cual la fórmula es:

Yo te amo, por lo tanto tú me debes otro amor cuanto menos igual al mío más los intereses correspondientes.

 El amor es:
Yo te amo independientemente de que tú me ames o no, incondicionalmente; por nada concreto que hayas hecho por mí, sino simplemente porque eres tú.

El amor es algo que no nos pertenece, es un regalo divino que traemos implantado en nuestro Ser, del cual Dios nos hace administradores, haciéndonos ver, eso sí, que es interminable y que podemos y debemos utilizarlo sin tacañería.

Dios nos nombra distribuidores de amor, repartidores incansables, y generosos proveedores. Dios dice “esto es infinito, y además tu enriquecimiento amoroso será proporcional: mientras más des, más crecerá y se multiplicará, y, por tanto, más tendrás”
Si algún día tuviéramos la claridad de sentirlo, y la valentía de decirlo, todos podríamos firmar este pensamiento: “HE DESCUBIERTO QUE HASTA AHORAYO NO HE AMADO DE VERDAD A NADIE EN LAVIDA”.

Porque sólo en contados casos el amor brota de un modo natural, sin proponérselo, como parte intrínseca de la naturaleza humana que es. Lo normal es que no pensemos en el amor como algo universal y cotidiano, y nos pasemos la vida sin amar de verdad, sin ser conscientes de ese maravilloso don del que somos portadores y beneficiarios.

Deberíamos hacer que nuestro amor fuera un amor del que somos plenamente conscientes.  Ese es el verdadero amor. Cualquier otro, es una mala imitación o un mal sustituto. Acabamos conformándonos con cualquier migaja, nos vale con la palabra, con que la pronuncien para nosotros aunque no lo demuestren, o nos quedamos satisfechos con la equivocación del otro que cree amar, cuando lo suyo no es amor. Tal como he escrito anteriormente, sólo algunas personas lo sienten dentro de sí de un modo primigenio y lo manifiestan con sinceridad; el resto de los seres humanos, que somos mayoría, tenemos que aprender a desenvolvernos con él, empezando por quitarnos el miedo al amor y sus consecuencias, y aprendiendo después a recibirlo sin aprensión, como algo habitual; sintiéndolo como nativo y esencial.

El amor bien ejecutado es todo generosidad, todo sonrisa, interna o externa, todo paz. Nada produce la misma sensación que dar o recibir amor de un modo sincero. Nada. El objetivo originario en cada ser humano es conseguir la felicidad de los demás, y la propia, a través del acto espontáneo de manejarse con el amor de continuo y con franqueza, sin dependencias ni aferramientos, atendiendo y relacionándose con el corazón del otro, o abriendo el propio para que se recargue de esa energía divina.

VISTO DE OTRO MODO: Lo menos que se le puede pedir al amor es sinceridad y claridad.

Sinceridad:

Ver al otro simplemente como un ser humano, con todas sus cualidades tal como son y todos sus defectos sin maquillar; no idealizándolo, ni infravalorando sus aspectos menos agradables con la idea quimérica de que uno será capaz de cambiar al otro, o que el otro cambiará. Eso es, cuanto menos, una insensatez y una base poco sólida, solo utópica, para crear sobre ello unas relaciones tan importantes como con la auténtica amistad o el amor de pareja. Es conveniente que seamos capaces de relacionarnos con el otro tal como es, y no con la imagen que nos hayamos creado o creído del otro.

Claridad:
En el caso del amor de pareja, no permitir que lamente quede embotada y ofuscada por el enamoramiento, ese estado previo al amor en el que la idealización y el deseo sexual, disfrazan la realidad. En el caso del amor general, no amar como inversión buscando a cambio que nos llenen nuestro corazón: dar, primero, y recibir, después, por justicia divina. Un amigo me confesó que su gran error era que en la amistad daba y en la pareja exigía. El amor, sin especificaciones ni adjetivos, es dar, por las buenas, porque sí, y también recibir, sin condiciones ni impedimentos. Cuando hablo de amor no me ciño a la exclusiva relación entre dos personas que comparten o van a compartir toda una vida, sino a cualquier relación entre personas. Porque el amor no es el resultado de una relación entre dos: es un estado del Ser.

Francisco de Sales




Superar el divorcio

Superar una separación, ya sea de noviazgo o de matrimonio, es muy duro. En estas situaciones aparece una angustiosa tristeza.

Hay algunos aspectos que hemos de tener en cuenta y que hacen mucho más difícil la separación aparte de lo emocional. Serían estos:


  • Que haya dependencia emocional por parte de alguno de los dos.
  • Tener hijos. Esto hace la separación más complicada porque aparte de ser un proceso doloroso también para ellos, no lo entienden siempre y siempre estarán en medio de la pareja.
  • El hecho de que la ruptura sea repentina para uno de los dos, sin que antes haya habido crisis o indicios de una mala relación.
  • Que la separación no sea de mutuo acuerdo, es decir que uno de los dos no acepte la ruptura y busque por todos los medios otra oportunidad.
  • La separación será más difícil cuanto más tiempo haya durado la relación.
  • Si la pareja ha permanecido muy cerrada en ella, será más complicada la separación. En estos casos el apoyo familiar es fundamental.
  • Cuando la ruptura es por una tercera persona.
  • Cuando la comunicación se ha convertido en faltas de respeto, humillaciones, voces, insultos ocasionando sentimiento de miedo u odio.

Tras un divorcio o separación, generalmente no se suele tener ganas de salir ni mucho menos hacer algo nuevo. La gente tiende a encerrarse en casa o se vuelven rutinarios. Si lo que tú quieres es superar la depresión que esto origina, no caigas en ella, evítala sobre todas las cosas.

La ruptura es una etapa de estrés y crisis tanto para el que es abandonado como para el que toma la decisión de romper. Es normal que al principio no se sepa cómo actuar, o cómo superar la ruptura, ya que es un cambio radical. Volver a tomar los hábitos que antes ocupaban todo nuestro tiempo se hace una tarea difícil.

Si además le sumamos el sentimiento amoroso a la otra persona o la tristeza por la pérdida, veremos que es algo muy difícil. El periodo de adaptación suele durar alrededor de seis meses, tiempo en que te vas sintiendo mejor contigo mismo, va desapareciendo el sentimiento de culpa y te vas adaptando a la nueva situación.

Si después de estetiempo no hay mejoría alguna y sigues triste, se llamaestancamiento emocional, cosa que no debes dejar que te pase porque a lo único que te conduce es a una dura depresión que puede alargarse indefinidamente.

En este caso, lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda, dejar que alguien te acompañe e ir a buscar un profesional que te enseñe a superar estos momentos.

Siempre que hablamos de “superar el divorcio” tenemos que tener en cuenta que a los hijos también les afecta. Ellos también tienen que superar el divorcio. Algunas cosas serán para ellos muy complicadas y tendrán que superarlas:
  • Si no reciben explicación alguna del porqué de la separación, creyendo así que sufrirá menos o que no lo va a entender.
  • Que tanto un padre como el otro, o incluso los dos le hablen mal de su otro progenitor.
  • Ponerle en la situación de que si vive con uno de los dos es porque al otro no lo quiere, y el manipularle para poder utilizarlo en contra de su ex- pareja.
  • Si sus padres no siguen un mismo patrón de educación o, al menos parecido. El niño no acaba de entender lo que está bien y lo que está mal y, en consecuencia, termina manipulando a ambos padres.
  • Si uno de sus padres, al abandonar la relación también le abandone a él. No haga por verlo, no se preocupe por él o lo ignore aunque el hijo se esfuerce por seguir el contacto.
Por otro lado, el hecho de que haya hijos no es motivo para seguir manteniendo un matrimonio. Aunque la separación les pueda parecer complicada a los niños, no hay que olvidar que una pareja infeliz o que se lleva mal y no se saben comunicar, puede ser peor para ellos. Siempre es mejor dos hogares bien organizados que uno en donde no hay amor entre sus miembros.

En el momento en que la separación es firme, si lo que queremos es superar el divorcio esto es lo más aconsejable:
  • No ver a la ex-pareja ni tener contacto alguno, durante al menos los primeros meses para que sea más fácil olvidarle sentimentalmente.
  • Desahogarse con familiares o amigos, buscar apoyo para tener fuerza y afrontar esos momentos, para nada aislarse del mundo ni encerrarse en uno mismo.
  • Buscarle el lado positivo, ver lo bueno que tiene el estar sin pareja.
  • Buscar aficiones para distraerse y te entretengan.
Para que la ruptura sea más llevadera el mejor remedio es tener un pasatiempo nuevo.

Los hobbies son un salvavidas y un gran apoyo para quienes acaban de atravesar (o están atravesando) una separación sentimental.

Algo muy importante es que cuando hayas tomado la decisión de buscar una afición para salir de la rutina, no pares. Céntrate en encontrar algo que vaya de acuerdo con tu personalidad.

Recuerda que todos somos distintos y a cada uno le gusta algo especial.Antes de nada mira qué te gusta y qué serías capaz de hacer, y que estuvieras a gusto haciéndolo. No olvides que un hobbie es algo que tienes que hacer frecuentemente para superar el divorcio y depejarte. Por ejemplo, si decides hacer puenting, está perfecto porque liberarás adrenalina y te sentirás bien durante unos días. Pero si no lo tomas como algo que haces regularmente no te servirá de nada. Busca pasatiempos que puedas realizar sencillamente.

Cuando sepas el hobby adecuado ponte metas que te ayuden a orientarte en algo en concreto. Muchas veces la gente tiende a abandonar sus pasatiempos porque una vez están ahí no se interesan lo suficiente y se aburren, así que tienen que dejarlo. Para evitar que pierdas el interés, ponte una meta dentro del mismo. Por ejemplo, si tu sueño es escribir un libro, no te quedes a mitad, ponte una fecha límite para terminar cada capítulo.

Si te pones metas verás que te resulta más fácil disfrutar de tu hobby, y verás también que tienes la mente distraída en algo que no es tu depresión. Piensa que, tras una ruptura la mente entra en un estado de baja autoestima, mayoritariamente originado por el sentimiento de culpa. Resultado de una mente desocupada o inactiva, pensando solamente en el pasado. Si por el contrario tienes la mente ocupada con actividades entretenidas, no te quedará mucho tiempo para la depresión.

Antes de terminar una relación has de tener en cuenta si en verdad es lo que quieres, porque puede ser que tanto tú como otras personas sufran con ello. Una vez que has tomado la decisión has de ser lo más cortés posible con tu pareja explicándole los motivos, haciendo todo lo posible por no faltarle el respeto, entendiendo que a veces las personas se separan y sus caminos también, pero sobre todo, no hiriéndole.

Después del divorcio la gente se da cuenta de que su vida social ha disminuido, o peor aún, que solamente tiene relación con su ex. El tener un pasatiempo que no tenga nada que ver con su antiguo entorno le va a ser más fácil para conocer a nuevas personas que estén interesadas en cosas más en común que las que tenía hasta ahora. Busca en profundidad qué hace lagente con los gustos similares a los tuyos. Por ponerte un ejemplo, si te has comprado una cámara es porque te gusta la fotografía, entonces no te vayas tú solo/a al parque. Apúntate a algún taller de fotografía, acude a exposiciones, ve a conferencias, date de alta en una asociación de fotógrafos. Esta es la única manera de sacarle partido a tu nuevo hobby, tendrás relación con personas más interesantes para ti.

Si tienes la suerte de conocer a alguien con tus mismas aficiones y gustos, sería muy beneficioso para tí. No hay que cerrarse a una nueva relación. ¿No crees?

Vanessa Arjona

Hace tiempo, tal día como hoy ocurría

Año: Efeméride:

217 Es asesinado el emperador Caracalla.
1525 El gran maestre de la Orden Teutónica la transforma en el Ducado de Prusia.
1783 Catalina II de Rusia anexiona Crimea, la península de Tamán y la región del Kubán.
1830 México prohíbe la entrada de más colonos norteamericanos en su país.
1848 Muere el compositor Gaetano Donizetti.
1864 Nace el escultor José Llimona.
1910 Muere el torero "Lagartijo".
1916 Las mujeres obtienen el derecho de voto en Noruega.
1941 Muere el escritor Marcel Prévost.
1947 Observada en el Sol una gran mancha con una superficie de 18.000 millones de km cuadrados.
1970 Egipto: la aviación israelí por error bombardea una escuela y causa 40 víctimas.
1973 Desaparece el pintor Pablo Ruiz Picasso.
1976 España: ETA asesina por primera vez a un secuestrado, tras 20 días de cautiverio.
1987 A partir del próximo curso, el español dejará de ser obligatorio en las universidades de Filipinas.
1989 La SWAPO ordena a sus guerrillas retirarse del territorio de Namibia para facilitar un compromiso de paz.
1990 Joszef Antall, líder del Foro Democrático, vence en las primeras elecciones democráticas celebradas en Hungría en cuarenta años.
1993 La Asamblea General de las Naciones Unidas aprueba la admisión de la ex república yugoslava de Macedonia.
1994 Juan Pablo II inaugura la Capilla Sixtina, cuyos trabajos de restauración se han prolongado durante trece años.
2001 Alejandro Toledo, candidato de la formación política Perú Posible, se proclama vencedor en la primera vuelta de las elecciones presidenciales celebradas en el país andino.

Fuente: Almanaque de las efemérides