viernes, 15 de marzo de 2013

Ten calma

Ten calma, desacelera el ritmo de tu corazón silenciando tu mente.

Afirma tu paso con la visión del futuro.

Encuentra la calma de las montañas.

Rompe la tensión de tus nervios y músculos con la dulce música de los
arroyos que viven en tu memoria.

Vive intensamente la paz del sueño.

Aprende a tomar vacaciones de un minuto, al detenerte a mirar una flor, al
conversar con un amigo, al contemplar un amanecer o al leer algunas líneas
de un buen libro.

Recuerda que
vivir más intenso no quiere decir vivir más rápido y que la vida es más que
aumentar la velocidad.

Voltea hacia las ramas del roble que florece y comprende que creció grande y
fuerte porque creció despacio y bien.

Ten calma, desacelera el paso y echa tus raíces en la buena tierra de lo que
realmente vale, para así crecer hacia las estrellas.

Hellen Keller


Vencer el miedo

Dos hombres fueron condenados. La sentencia consistía en que en un día determinado, en veinte años, serían torturados lentamente hasta la muerte. 
Al escuchar la sentencia, el más joven se retorció de la pena y del dolor, y a partir de ese día, cayó en una profunda depresión.
"¿Para qué vivir?" se preguntaba, "si de todas maneras van a arrebatarme la vida, y de una manera inconcebiblemente terrible?"
Desde ese día nunca fue el mismo. Cuando alguno de sus cercanos, compadecido por su estado, le ofrecía apoyo para tratar de alegrarlo, respondía rencorosamente diciendo:
- Claro, como tú no tienes que cargar mis penas, todo te parece fácil.
En otras ocasiones también replicaba:
- Tú no sabes lo que sufro, no es posible que me entiendas...
Y, a veces, alegaba en voz alta:
- ¿Para qué me esfuerzo? Si de todas formas...
Y así, poco a poco, el hombre se fue encerrando en su amarga soledad y murió mucho antes de que se cumpliera el plazo de los veinte años.
El otro hombre, al escuchar la sentencia, se asustó y se impresionó, sin embargo a los pocos días resolvió que, como sus días estaban contados, los disfrutaría.
Con frecuencia afirmaba:
- No voy a anticipar el dolor y el miedo empezando a sufrir desde ahora.
Otras veces decía:
- Voy a agradecer con intensidad cada día que me quede.
Y, en vez de alejarse de los demás, decidió acercarse y disfrutar a los suyos, para sembrar en ellos lo mejor de sí.
Cuando alguien le mencionaba su condena, respondía en broma: 
- Ellos me condenaron, yo no me voy a condenar sufriendo anticipadamente y, por ahora, estoy vivo.Fue así que, paulatinamente, se convirtió en un hombre sabio y sencillo, conocido por su alegría y su espíritu de servicio. 
Tanto, que mucho antes de los veinte años, le fue perdonada su condena.El 99% de tus miedos no se realizarán. Cree en tu fuerza, disfruta la libertad de ser feliz. La verdadera libertad no está en lo que haces, sino en la forma como eliges vivir lo que haces, y sólo a ti te pertenece tal facultad.

Desconozco a su autor

Tres Palabras

En estos últimos momentos del año que hoy termina, heme aquí, Señor, en el silencio y en recogimiento.

Para darte: GRACIAS;
para solicitarte: AYUDA;
para implorarte: PERDÓN.

G R A C I A S

Señor, por la paz, por la alegría, por la unión que los hombres, mis hermanos me han dado:
Por esos ojos que con ternura y comprensión me miraron,
por esa mano oportuna que me levantó,
por esos labios cuyas palabras y sonrisas me alentaron,
por esos oídos que me escucharon,
por ese corazón que amistad, cariño y amor me dio,

Gracias, Señor. . . me cuesta trabajo decírtelo. . .
por el insulto, por el engaño, por la injusticia, por el fallecimiento del ser querido.
Tú lo sabes, Señor, cuán difícil fue aceptarlo; quizá estuve al punto de la desesperación, pero ahora me doy cuenta que todo esto me acercó más a Ti. ¡Tú sabes lo que hiciste!

Gracias, Señor, sobre todo por la fe que me has dado en Ti y en los hombres.
Por esa fe que se tambaleó pero que Tú nunca dejaste de fortalecer cuando tanta veces encorvado bajo el peso del desánimo me hizo caminar en el sendero de la verdad a pesar de la oscuridad.

A Y U D A

Te he venido también a implorar para el año que muy pronto va a comenzar.
Lo que el futuro me depara, lo desconozco, Señor, vivir en la incertidumbre, en la duda, no me gusta, me molesta, me hace sufrir.
Pero sé que Tú siempre me ayudarás.
Yo te puedo dar la espalda. Soy libre. Tú nunca me la darás. Eres fiel.
Yo sé que contaré con tu ayuda. Tú sabes que no siempre cooperaré.
Yo sé que me tenderás la mano. Tú sabes que no siempre la tomaré.

Por eso hoy te pido que me ayudes a ayudarte, que llenes mi vida de esperanza y generosidad. No abandones la obra de tus manos, Señor.

P E R D Ó N

No podía retirarme sin pronunciar esa palabra que tantas veces te debería de haber dicho por que por negligencia y orgullo he callado.

Perdón; Señor, por mis negligencias, descuidos y olvidos, por mi orgullo y vanidad, por mi necedad y capricho, por mi silencio y mi excesiva locuacidad.

Perdón, Señor, por prejuzgar a mis hermanos, por mi falta de alegría y entusiasmo, por mi falta de fe y confianza en Ti, por mi cobardía y mi temor en mi compromiso.

Perdón porque me han perdonado y no he sabido perdonar.

Perdón por mi hipocresía y doblez, por esa apariencia que con tanto esmero cuido pero que sé en el fondo no es más que engaño a mí mismo.

Perdón por esos labios que no sonrieron, por esa palabra que callé, por esa mano que no tendí, por esa mirada que desvié, por esa verdad que omití, por ese corazón que no amó. . . por ese YO que se prefirió.

Señor, no te he dicho todo. Llena con tu amor mi silencio y cobardía.

GRACIAS por todos los que no te dan gracias.
AYUDA a todos los que te imploran Tu ayuda.
PERDÓN por todos los que no te piden perdón.

Señor, concédeme serenidad para aceptar las cosas que no puedo cambiar.

Valor para cambiar las cosas que si puedo y sabiduría para distinguir la diferencia.

Me has escuchado. . . Ahora, Señor, te escucho.

Desconozco a su autor


Semillas

Un joven soñó que entraba en un supermercado recién inaugurado y, para su sorpresa, descubrió que Jesucristo se encontraba atrás del mostrador.

- ¿Qué vendes aquí? - le preguntó.

- Todo lo que tu corazón desee - respondió Jesucristo.

Sin atreverse a creer lo que estaba oyendo, el joven emocionado se decidió a pedir lo mejor que un ser humano podría desear:

- Quiero tener amor, felicidad, sabiduría, paz de espíritu y ausencia de
todo temor - dijo el joven-. Deseo que en el mundo se acaben las guerras, el terrorismo, el narcotráfico, las injusticias sociales, la corrupción y las violaciones a los derechos humanos.

Cuando el joven terminó de hablar, Jesucristo le dice:

- Amigo, creo que no me has entendido. Aquí no vendemos frutos; solamente vendemos semillas.

"Convierte en frutos las semillas que hay en tí".

Desconozco a su autor

En segundo lugar por Merlina Meiler

Te has relacionado con alguien con compromiso. Se ven cuando esa persona puede, con mayor o menor frecuencia, según sus obligaciones. Casi siempre a escondidas, en lugares con poca o nada de gente. Esto les sucede tanto a hombres como a mujeres…

Habría que ver qué te impulsó a involucrarte con alguien ya tiene pareja… pero para llegar a ese punto y entenderlo, con el fin de sanar esa parte de ti y que no te vuelva a pasar, lo primero es dejar atrás ese vínculo que no te da la felicidad que te mereces, que te hace estar en segundo lugar y vivir a la sombra de otra persona o de otra familia.

Más allá de tus sentimientos hacia él o ella en particular, te aseguro que la persona para ti existe, y en ti está la posibilidad de encontrarla. Alguien que te dará TU PROPIO LUGAR -con mayúsculas-, ya que eres digno (o digna) de jugar en primera. De a poco, trata de empezar a idear cómo sería la persona que te gustaría que fuera tu pareja estable. Sin dejar de pensar del todo en quien todavía ocupa tu mente, lo que irá ocurriendo progresivamente, visualiza cómo sería ese otro ser que te gustaría atraer a tu vida. Sin dar nombres, sólo ábrete a lo que el destino puede traer y traerá para ti de bueno. Define qué cualidades son importantes. Qué defectos no te molestarían y cuáles no aceptarías. Piensa en todo lo que te gustaría que te dé y que ahora no obtienes. Siente la comodidad que te genera esta nueva posibilidad.

Cuanto más en claro tengas todo esto, más sencillo te será distinguir a esta persona cuando aparezca. De esta manera, estarás preparando el terreno para que lo imposible deje lugar a lo real.

¿Lo harás?

Fuente: http://www.mejoraemocional.com

Hace tiempo, tal día como hoy ocurría

Año: Efeméride:
44AC Asesinato de Julio César.
392 El bárbaro Arbogasto asesina al emperador Valentiniano II y gobierna Roma en la sombra.
493 Teodorico el Grande mata a Odoacro y domina toda Italia.
1497 El Gran Capitán es recibido triunfalmente en Roma durante la guerra entre España y Francia.
1820 Muere el explorador y aventurero Daniel Boone.
1842 Muere el compositor Luigi Cherubini.
1898 Fallece el ingeniero e inventor Henry Bessemer.
1916 Nace el poeta Blas de Otero.
1939 Los alemanes entran en Praga sin hallar resistencia.
1975 Muere Aristóteles Onassis.
1981 Desaparece el cineasta René Clair.
1983 Muere el arquitecto Josep Lluís Sert.
1986 La nave espacial soviética "Soyuz T-15" se acopla a la estación orbital "Mir".
1990 El Vaticano y la URSS establecen relaciones oficiales permanentes tras 73 años
1994 Estados Unidos y Rusia acuerdan permitir la supervisión mutua del desmantelamiento de sus armas nucleares.
1998 La alianza de izquierdas formada por socialistas, comunistas y verdes, es la vencedora de los comicios regionales y cantonales celebrados en Francia.
2000 Jaime García Añoveros, ministro de Hacienda español durante las presidencias de Adolfo Suárez y Leopoldo Calvo-Sotelo, fallece en Sevilla a causa del cáncer que sufría desde hace tiempo.
2001 Tres ciudadanos chechenos secuestran un avión ruso con 174 pasajeros a bordo
2009: en El Salvador es declarado ganador de las elecciones presidenciales el candidato por el partido FMLN, Carlos Mauricio Funes Cartagena con el 51.3% de los votos derrotando al candidato del partido ARENA, Rodrigo Ávila y terminando con 20 años de gobiernos de derecha.


Fuente: Almanaque de las efemérides