miércoles, 27 de febrero de 2013

El verdadero amor.

Un hombre de cierta edad vino a la clínica donde trabajo para hacerse curar una herida en la mano. Tenía bastante prisa, y mientras se curaba le pregunté qué era eso tan urgente que tenía que hacer. Me dijo que tenía que ir a una residencia de ancianos para desayunar con su mujer que vivía allí. Me contó que llevaba algún tiempo en ese lugar y que tenía un Alzheimer muy avanzado.

Mientras acababa de vendar la herida, le pregunté si ella se alarmaría en caso de que él llegara tarde esa mañana.

No, me dijo. Ella ya no sabe quién soy. Hace casi cinco años que no me reconoce.

Entonces le pregunté extrañado: y si ya no sabe quién es usted, porqué esa necesidad de estar con ella todas las mañanas?

Me sonrió y dándome una palmadita en la mano me dijo: " Ella no sabe quién soy yo, pero yo todavía sé muy bien quién es ella..."

Tuve que contenerme las lágrimas mientras salía y pensé:

El verdadero amor no se reduce a lo físico ni a lo romántico.

El verdadero amor es la aceptación de todo lo que el otro es, de lo que ha sido, de lo que será y de lo que ya no es.

Autor desconocido

Los beneficios de una actitud positiva y una personalidad optimista.

No hay que confundir el optimismo con la alegría. El optimismo no conduce siempre a una alegría expresada sino que proporciona paz interior a la persona, y esa paz proporciona una belleza serena que ilumina la personalidad. También en muchas ocasiones alegra la vida, pero no necesariamente siempre. Cuando ocurre una desgracia, por ejemplo, la persona optimista estará triste, pero no desesperada. El optimismo vence al desaliento y al abandono que siempre afean la personalidad.

Existen dos tipos de personas: las que confían en si mismas y en las de más y las personas desconfiadas. Las primeras son normalmente personas agradables, serenas con las que da gusto estar y charlar y que caen bien a los demás, poseen una bella personalidad independientemente de su aspecto físico

¿Optimismo o ingenuidad?

Las personas ricas, guapas, simpáticas, con una buena formación y un buen trabajo pueden vivir en un estado de optimismo falso. Creen que son optimistas porque no han fracasado, pero pueden no ser optimistas si no saben relacionar lo que ocurre, sea agradable o no. La persona que se encuentra satisfecha simplemente porque las cosas le van bien, tiene muchas posibilidades de sentirse defraudada, sola, etc. porque no habrá aprendido a confiar en los demás, a reconocer el valor del esfuerzo y del fracaso soportado con alegría y a sacar consecuencias positivas de situaciones que parecen poco aprovechables.

En la situación contraria se encuentran las personas desconfiadas, especialmente si su desconfianza se basa en el hecho de haber fracasado muchas veces o por no haber encontrado el apoyo de nadie para ayudarles. Estas personas no llegarán a ser optimistas si no aprenden a salir de si mismas, a dejar de buscar su propia satisfacción, si piensan que ellas tienen también que ayudar a los demás. La que sólo piensa en su propia satisfacción continuamente sufrirá desengaños, y el desengaño solo conduce a la tristeza, a posturas pesimistas.

Muchas veces las personas optimistas pecan de ingenuas y muchas otras veces son tratadas de ingenuas por los demás. Para evitar la ingenuidad hay que ser realistas conociendo y midiendo el tipo de confianza que existe, que tienen con cada persona, pera que confíen en ella razonablemente y de no de forma ilimitada como podrían hacerlo con sus familiares más directos.

Pecaría de ingenua la persona que pensase que el médico siempre le va a curar sus enfermedades, tenga lo que tenga, -y probablemente sea así a o ser que se le presente una enfermedad incurable, -, pero sería más realista que no tuviera tanta confianza en el médico, aunque sea un médico estupendo, y que pensara que el médico siempre va a poner los medios más apropiados para que haya una curación.

Optimismo y pesimismo


La persona optimista es la que espera, piensa, desea, etc, siempre lo mejor pero sabe aceptar cualquier otra solución deportivamente y con paz. Ser optimista cuando todo sale bien es bastante sencillo, pero el triunfo personal, los éxitos conducen a un optimismo falso. Pensará que es optimista porque no ha fracasado, no tiene razones para el pesimismo, pero no es optimista porque no sabe relacionar lo que ocurre sea agradable o no con otros fines fuera de si mismo.

En el momento de pesimismo se pueden destacar dos elementos: La dificultad real de la situación a resolver y la dificultad interna de la persona para enfocar la situación adecuadamente y tiene una manifestación: la crítica negativa. Ver el realismo de las situaciones es algo tremendamente difícil, la mayoría de las personas analizan las situaciones de dificultad con tal carga de subjetivismo, con un enfoque tan personal que resulta difícil centrar la dificultad real. Hay un tipo de personas más realistas que tratan de analizar los hechos con objetividad pero también añadirán a ellos su particular interpretación. Las personas optimistas van más allá de los datos reales para centrarse, en primer lugar en las circunstancias positivas, en las posibilidades de mejora de la situación. Teniendo en cuenta las deficiencias pero sabiendo que muchas veces puede superarlas. La crítica negativa, por seguir el ejemplo anterior, es incompatible con el optimismo.

Una persona con un jefe autoritario puede pensar. “ES imposible hablar con este hombre que además no vale para nada, por eso esconde su mediocridad bajo una capa de autoritarismo”, si embargo el optimista pensará en primer lugar en los méritos que tiene su jefe, en el estrés que sufre, en los problemas que tiene que solucionar e intentará comunicar con él aunque sea en pocas cosas.

Y para concluir, una frase: Don Juan Matus decía: "Para lograr la hazaña de sentirte desdichado, trabajas intensamente. Es estúpido que nunca te hayas dado cuenta que para sentirte completo y fuerte necesitas la misma cantidad de trabajo".

Fuente: www.mundobelleza.com

¿Sabes decir NO?


NO es NO
Y hay una sola manera de decirlo: NO.
Sin admiración, ni interrogantes, ni puntos suspensivos.
NO se dice de una sola manera.
Es corto, rápido, monocorde, sobrio y escueto: NO
Se dice de una sola vez.

Un NO que necesita de una larga caminata o una reflexión en el jardín, no es NO.
Un NO que necesita explicaciones y justificativos, no es NO.
NO, tiene la brevedad de un segundo.
Es un NO para el otro, porque ya lo fue para uno mismo.
NO es NO, aquí y muy lejos de aquí.
NO, no deja puertas abiertas, ni entrampa con esperanzas, ni puede dejar de ser.
NO, aunque el otro y el mundo se pongan patas arriba.
NO, es el último acto de dignidad; el fin de un libro sin más capítulos ni segundas partes.
NO, no se dice por carta, ni se dice con silencios, ni en voz baja, ni gritando, ni con la cabeza gacha, ni mirando hacia otro lado, ni con pena y menos aún con satisfacción.
NO es NO, porque NO.
Cuando el NO es NO, se mirará a los ojos y el NO se descolgará naturalmente de los labios; la voz no será trémula, ni vacilante, ni agresiva, pero tampoco dejará duda alguna.
Ese NO, no es una  negación del pasado.
Es una corrección del futuro.
y sólo quien sabe decir NO, puede decir SÍ.


Desconozco a su autor

Hace tiempo, tal día como hoy ocurría

Año: Efeméride:

1594 Es coronado rey de Francia Enrique IV, primer monarca Borbón.
1766 Nace el economista y filósofo Thomas Robert Malthus.
1767 Expulsión de los jesuitas de España.
1854 Muere el escritor Felicité Robert de Lamennais.
1902 Nace el novelista John Steinbeck.
1917 Rusia: estalla la revolución de febrero.
1920 Se estrena la película expresionista "El gabinete del Dr. Galigari".
1924 Gran nevada sobre Barcelona.
1932 Nace la actriz Elizabeth Taylor.
1934 Fallece el escultor José Llimona.
1936 Fallece el médico y fisiólogo Iván Petróvich Pavlov.
1939 Francia y el Reino Unido reconocen el gobierno del general Franco.
1965 Los EEUU incrementan su participación en el conflicto de Vietnam.
1989 Violentos disturbios en Venezuela por el aumento de precios con un resultado de 300 muertos.
1991 Finaliza la Guerra del Golfo.
1994 Clausura de los Juegos Olímpicos de Invierno de Lillehamer (Noruega), en los que Rusia consiguió el mayor número de medallas.
1995 Luis Roldán es conducido en avión desde Bangkok (Thailandia) a Madrid, vía Roma, por el grupo policial especial encargado de su búsqueda, tras 305 días de fuga por varios continentes.
1997 Entra en vigor en Irlanda la primera ley de divorcio, aprobada por referéndum en 1995 por escaso margen de votos.
2004: El ministro de Ciencia y Tenología, Juan Costa, anuncia la instalación en España del mayor superodenador de Europa.
2010: en Chile a las 03:34 AM (Hora local), un fuerte terremoto de una magnitud de 8,8 grados, sacude la Región de Los Lagos, Región de la Araucania, Región de Bío Bío, Región del Maule, Región de O'Higgins, Regíon Metropolitana y la Región de Valparaíso, seguido por un tsunami. La tragedia produce cerca de 530 muertos, millones de damnificados y numerosos daños materiales. Informaciones iniciales dieron 700 muertos, pero hubo un error al sumarse los fallecidos, desaparecidos y heridos.5
2010: en Japón, un terremoto de 7,3 grados en la escala de Richter a las 5,30 AM (hora local) sacude el sur del país afectando a las islas de Okinawa, Amami y Tokara.6
2010: en Argentina, un sismo de una magnitud de 6,1 en la escala de Richter, con epicentro a quince km de la ciudad de Salta, afecta a Salta, a San Salvador de Jujuy y produce dos muertos, algunos heridos y leves daños materiales.

Fuente: Almanaque de las efemérides