lunes, 28 de enero de 2013

Los tesoros del alma


TU MAS RICO PATRIMONIO PERSONAL

Cada mensaje, cada consejo, cada enseñanza, las experiencias, anécdotas y las historias de vida, te hacen pensar, tocan tu corazón, te emocionan y te hacen reflexionar en los verdaderos valores, en los tesoros incalculables que te han sido dados como dones, y que con mucha frecuencia descuidamos.

Riquezas infinitas como…

  • Tus Seres Más Queridos, Tu Familia
  • Tu Tiempo
  • El Potencial de Tu Mente
  • Tus Talentos Naturales
  • Tu Deseo de Adquirir Conocimientos
  • Tu Libertad Financiera
  • Tu Inteligencia Financiera
  • Tu Salud Física,
  • El Cuidado de Tu Cuerpo
  • Tus Preciosos Hijos
  • Tu Amad@ Cónyuge
  • Tus Verdaderos Amigos
  • Tus Sueños
  • Tu Propósito de Vida
  • La Formación de Tu Carácter
  • Tu Madurez Espiritual
  • Tu Servicio o Ministerio
  • Tus Pasiones
  • Tus Proyectos de Vida
  • Tu Legado o Tu Contribución a La Humanidad
  • Tu Propia Vida
  • La Presencia de Dios
  • Tu Comunión con Tu Creador
  • Tu Mejor Amigo y Amado, Jesús
  • La Maravillosa Palabra de Dios
  • El Favor y la Bendición de Dios.
Extracto del artículo Tesoros del Alma de Alberto Conti

Hoy cambio mi actitud

Hoy el amor que hay en mi mundo es un reflejo del amor que hay en mi interior.
Hoy mis relaciones amorosas comienzan conmigo.
Hoy me amo y me mimo.
Hoy me abro mi corazón.
Hoy me amo un poquito más.
Hoy el amor hace milagros en mi vida.
Hoy el amor es la fuerza sanadora más poderosa que conozco.
Hoy el perdón ha abierto la puerta a mi amor por mí.
Hoy contribuyo a crear un mundo en el que podamos amarnos los unos a los otros sin temor.
Hoy cuanto más amor doy, más amor recibo.
Hoy y cada día que pasa me resulta más fácil amar.
Hoy los acontecimientos vienen y van, pero mi amor por mi permanece fiel y constante.
Hoy dedico este día a amarme más.
Hoy adondequiera que voy y a quienquiera que veo, siempre encuentro al amor esperándome.
Hoy en algún lugar hay alguien que busca exactamente lo que yo ofrezco.
Hoy atraigo mas relaciones llenas de amor a mi vida cuando me relajo y me acepto tal como soy.
Hoy puedo dejar entrar al amor con toda confianza.
Hoy el amor es mi derecho divino.
Hoy tengo muchos amigos y amigas que me quieren.
Hoy cuando me amo de verdad, todo funciona bien en mi vida.
Hoy me hago el regalo del amor incondicional.
Hoy cuanto más amor doy, mas tengo para dar.
Hoy al mirarme en el espejo, me resulta fácil decirme: "Te quiero, de veras, te quiero"
Hoy en mi hay un infinito manantial de amor y lo comparto con los demás.
Hoy soy una persona digna de amor.
Hoy cada vez me resulta más fácil amarme y amar a los demás.
Hoy bendigo a mis padres con amor y los dejo libres para que sean felices a su modo.
Hoy tengo una relación armoniosa y llena de amor con toda mi familia.
Hoy todos podemos vivir en paz compartiendo amor.
Hoy todo está bien en mi amoroso mundo.


Si alguien te busca

Si alguien te busca con frío...es porque tienes abrigo.

Si alguien te busca con alegría...es porque tienes una sonrisa.

Si alguien te busca con lágrimas...es porque das consuelo.

Si alguien te busca con versos....es porque tienes música.

Si alguien te busca con dolor....es porque tienes el remedio.

Si alguien te busca con palabras..es porque sabes escuchar.

Si alguien te busca con hambre.....es porque tienes con que alimentar.

Si alguien te busca con besos....es porque tienes miel.

Si alguien te busca con dudas..es porque sabes el camino.

Si alguien te busca con orquesta...es porque tienes la fiesta.

Si alguien te busca con fantasías..es porque tienes la realidad.

Si alguien te busca con desespero..es porque tienes serenidad.

SI alguien te busca con entusiasmo..es porque tienes fe.

Si alguien te busca con secretos...es porque inspiras confianza.

Si alguien te busca con sed..es porque tienes agua.

Si alguien te busca con miedo....es porque tienes amor.

Si alguien te pide oración...es porque tienes a Dios.

Nada llega por casualidad.....pero si por causalidad.


Perdón-arte

El perdón es una expresión de amor.
El perdón libera de ataduras que amargan el alma y enferman el cuerpo.

Muchos de nuestros intentos de perdón fracasan pues confundimos esencialmente lo que es perdonar y nos resistimos ante la posibilidad de empequeñecer los eventos ocurridos u olvidarlos.
El perdón no es olvido, no es olvidar lo que nos ocurrió.
No significa excusar o justificar un determinado evento o mal comportamiento. No es aceptar lo ocurrido con resignación.
No es negar el dolor.
No es minimizar los eventos ocurridos.

No significa que estés de acuerdo con lo que pasó, ni que lo apruebes.
Perdonar no significa dejar de darle importancia a lo que sucedió, ni darle la razón a alguien que te lastimó.
Simplemente significa dejar de lado aquellos pensamientos negativos que nos causaron dolor o enojo.

Creemos erradamente que el perdón debe de conducirnos inexorablemente a la reconciliación con el agresor.
Pensamos que perdonar es hacernos íntimos amigos de nuestro agresor y por tal motivo lo rechazamos.

No implica eso para nada, el perdón es UNICAMENTE PARA TI y para nadie más.
No hay que esperar que la persona que nos agredió cambie o modifique su conducta pues lo más probable es que esta persona no cambie y es más, a veces se ponen hasta peor.

El perdón se basa en la aceptación de lo que pasó.
La falta de perdón te ata a las personas desde el resentimiento.
Te tiene encadenado.

El perdón se debe de realizar "sin expectativas" sin esperar que nada suceda. Si esperamos que el agresor acepte su error, estaremos esperando en vano y gastando nuestro tiempo y nuestras energías en una disculpa que jamás llegará.
Si estamos esperando esta reacción, luego de haber perdonado, pues realmente no perdonamos de corazón pues seguimos esperando una retribución, un resarcimiento. Seguimos anclados en el problema, en el ayer, queriendo que nos paguen por nuestro dolor.

Entonces no hemos perdonado, y quien tiene el control de nuestra vida es el EGO.
EGO que quiere a toda costa castigar o cobrar al agresor.

No existe nada ni nadie que pueda resarcir el dolor ocasionado en el pasado, el pasado no tiene cómo ser cambiado. Ningún tipo de venganza o retribución podrá subsanar los momentos de tristeza y desolación que vivimos, lo mal que nos sentimos. Al esperar una disculpa, que se acepte el error; nada de eso cambiarán los hechos, lo ocurrido en el pasado, sólo estaremos queriendo alimentar nuestro ego, nuestra sed de justicia mal enfocada.

La falta de perdón es el veneno más destructivo para el espíritu ya que neutraliza los recursos emocionales que tienes.
El perdón es una declaración que podemos y debemos renovar a diario.
Muchas veces la persona más importante a la que tienes que perdonar es a ti mismo por todas las cosas que no fueron de la manera que pensabas.

Perdonando desde nuestro corazón, logramos mirar los hechos tal y como sucedieron y luego decidimos dejarlos ir, dejarlos en el ayer.
Aceptamos que somos APRENDICES!

Que la lección ya se encuentra aprendida y que hemos logrado vencer las circunstancias negativas que nos tocaron vivir.

Perdona para que puedas ser perdonado.

Recuerda que con la vara que mides, serás medido.

Te perdono, te perdono por todo, te perdono porque quiero, porque lo necesito, porque lo deseo, te perdono porque quiero.

Maltrato emocional en la pareja

Es muy difícil tocar el tema de “EL MALTRATO EN LA PAREJA”. Este puede tener varias formas: maltrato físico, maltrato psicológico y maltrato emocional. A veces pueden ir juntos y otras por separado.

Nadie tiene que aguantar el maltrato venga de quien venga. Hay que poner límites al primer signo y dejar claro cuáles serán las consecuencias si se repite.

Es muy importante que la persona agredida conozca sus derechos y que denuncie en cuanto aparezca el maltrato.

La víctima se vuelve codependiente de su pareja o maltratador, por eso le cuesta mucho dejarlo y prefiere o consiente poner en riesgo su salud física y mental.


Otra de las consecuencias que tiene que padecer la persona maltratada es la pérdida de autoestima.

Los tipos de maltratos emocionales son:
  • Desvalorización. La forma más habitual es el desprecio. Hacerle sentir inferior, decirle y hacerle creer que no vale para nada. Son las maneras más comunes de rebajar a una persona.
  • Ignorar. No se tiene en cuenta la opinión y decisión del otro. En la pareja hay algunos asuntos que se deben consultar y compartir, los dos miembros de la pareja tienen el mismo derecho en la toma de decisiones.
  • Humillación. Insultos, gritos, palabras descalificativas… son cosas que nadie tiene porqué aguantar.
  • Dominio. Se hace para retener al otro, se puede dar en forma de amenazas o signos de manipulación cruel.
Para ser maltratado por tu pareja no hace falta llegar a la violencia física. Elmaltrato emocional puede llegar a ser más.

Si no eres capaz de reconocer el maltrato ni de ponerle freno, estás en problemas porque las consecuencias pueden ser fatídicas.

Si ves en tu pareja alguno de los signos descritos anteriormente, debes prestar mucha atención, y poder salir de ahí lo antes posible. El maltrato es algo abominable, insano para una relación. Cosa que solamente se tiene que basar en el RESPETO, la PROTECCIÓN y el AMOR.

“Desojando una margarita, ¿me quiere? ¿no me quiere? ¿me quiere? ¿no me quiere?… si te maltrata no te quiere”.

Vanessa Arjona

Tolerancia CERO por Merlina Meiler

Considero que la base de una buena relación entre las personas es la paciencia y la tolerancia.

Siempre hablo de ampliar nuestros niveles de estos dos componentes de los vínculos para lograr mayores entendimientos y acercamientos.

Por otro lado, propongo tener tolerancia CERO para todas las situaciones de maltrato y de agresión.

Entonces, ¿cómo discernir qué conviene intentar tolerar y qué no?

Porque algunas veces, parecería que la línea que los separa es delgada y poco nítida.

Pero no lo es.

Podemos hacer listas y enumerar situaciones y actitudes que bajo ninguna circunstancia deberíamos aguantar.

Sin embargo, hay personas inmersas en estas situaciones de desidia desde hace tiempo que aún no se han dado cuenta si está bien o mal que sucedan en su vida (por motivos familiares o económicos, porque se han acostumbrado al problema y al dolor, por copiar patrones de sus mayores, etc.)

También están quienes son nuevos en esto de recibir malos tratos o agresiones y los justifican para sostener el vínculo o, al no haber vivido nunca algo semejante, no le dan el significado real que tiene y le quitan relevancia a lo sucedido.

Cabe destacar que, en caso de agresiones o de malos tratos, permitir uno solo implica dar lugar, implícitamente, a que vuelvan a ocurrir, con la triste posibilidad de que los siguientes vayan in crescendo y sean cada vez más asiduos y virulentos.

Entonces, es bueno ampliar nuestros niveles de tolerancia de y paciencia hacia quienes nos rodean, pero con LÍMITES.

¿Y cuáles son estos límites? Tus sensaciones internas.

Porque además de lo obvio (no permitir agresiones verbales ni físicas, que respeten nuestras decisiones, etc.) para cada persona, conforme a nuestras percepciones y creencias, hay situaciones que decididamente nos molestan y no tenemos por qué darles la bienvenida.

Tal vez otros no las entiendan, les resulten ajenas o intenten minimizarlas (la desvalorización es una forma de falta de respeto), pero si son importantes para ti, debes darles su justo valor y sostenerlas. Suelen ser los detalles que te hacen único y que logran que tu personalidad y tu creatividad afloren libremente (en el ámbito que sea).

Conéctate con tu “brújula” interna para saber qué es lógico que aceptes (entre otras variables, lo que hace único al otro, sus propios detalles, siempre y cuando no te genere dolor o peligro) y a qué es necesario que tengas tolerancia CERO.

Si una acción del otro (sea tangible o verbal) te hace sentir disminuido o incómodo, tolerancia CERO.

Si compromete tu integridad física o psíquica, tolerancia CERO.

Si condiciona tu modo de proceder o peor aún, te ves obligado a realizar actos que se contraponen a tus deseos o a tus creencias, tolerancia CERO.

Si ya vives en un contexto en el cual has cedido más allá de los límites que deberían ser infranqueables y no sabes cómo hallar la solución, busca ayuda: en un familiar, amigo, profesional, miembro de tu congregación religiosa o quien pienses que pueda ayudarte. SIEMPRE HAY UNA SALIDA.

¿Ante qué situaciones tienes tolerancia CERO?

Fuente: http://www.mejoraemocional.com