lunes, 14 de enero de 2013

El amor verdadero es el que se demuestra bajo cualquier circunstancia


No importa la discusión o el mal momento por el que se está pasando, el amor vino a ustedes para que sea demostrado siempre, porque es el camino más sano y correcto para solventar los problemas y superar esos momentos de frustración, tomar un segundo para pensar en ese amor que se profesan a diario cuando no discuten o cuando su situación simplemente es buena.
De eso justamente se trata el amor, de no dejarlo a un lado cuando más debe estar presente, de no olvidar lo que somos en los buenos momentos sólo porque algo nos está perturbando o molestando ahora.
Mahatma Gandhi sostenía lo siguiente “las tres cuartas partes de las miserias y problemas del mundo terminarían si las personas se pusieran en los zapatos de sus adversarios y entendieran su punto de vista“, él, tomando en cuenta sus propias palabras, no buscó la violencia o las discusiones cuando exigía la independencia de su país, su arma fue únicamente la paciencia y el amor por su patria la que lo llevo a su objetivo.
Hoy no hay mejor consejo para todos nuestros lectores que aprender a usar el amor a diario, y que bajo ninguna circunstancia olvidemos que esa persona con la que estamos discutiendo (nuestra pareja), nos ama, nos quiere, y nosotros a ella/él. NO permitas que una tonta discusión acabe siendo la causa de su distancia.
¡ Siempre hay más momento felices que recordar que los tristes que debemos olvidar, mucho amor para ustedes hoy !
Fuente: Mundo Consejos

La autoestima por Merlina Meiler

La autoestima es una percepción subjetiva sobre el valor que tenemos en la vida (que incluye nuestra manera de ser, nuestro cuerpo, nuestro merecimiento de cosas buenas y malas, entre otras cosas). Esta percepción es de suma importancia, ya que basamos nuestras conductas en el grado de autoestima que tengamos.
También es lo que perciben las demás personas de nosotros y por ende, nos tratan en consecuencia.
Por esto, la autoestima influye en nuestras decisiones. Se habla mucho de tener “la autoestima por el suelo” o bien alta. Quien dice, por ejemplo, que no se separaría de su pareja, porque “quién me va a querer” o “dónde voy a encontrar a alguien para mí” está basando su decisión de continuar la relación con esta persona en una autoestima baja – nada bueno puede resultar de una percepción semejante. Asimismo, la gente con baja autoestima suele ver el vaso “medio vacío”, piensa que no hay soluciones favorables (¡son solo para los demás!) y cree que lo mejor nunca sucede – si este es tu esquema mental, buscarás validarlo en el afuera.
La buena noticia es que la autoestima se aprende y se puede mejorar. La que tenemos de pequeños es la inculcada o copiada de nuestros padres y mayores, y también la que sumamos con nuestra experiencia. De ahora en más, puedes tener la autoestima que desees: es tu responsabilidad.
¿Cómo aumentar tu autoestima? Cambiando las creencias que te limitan. Primero, prueba hacerlo de manera consciente, o sea que cada vez que te dices algo que te tira “para abajo”, neutralízalo con pensamientos positivos… con el tiempo, se transformará en algo automático. También, evita las generalizaciones.  Si tienes la tendencia a hacerlo, deja que entre una pequeña luz en lo que piensas, cambiando “siempre” o “todo” por “algunas veces”. Dedica unos días a cambiar estos pensamientos y verás tu autoestima elevarse a niveles impensados.
ALGUNOS EJEMPLOS:
En vez de decir “nadie se fija en mí”, di: “alguien puede fijarse”.
Cambia “no hay trabajo” por “algunas personas encuentran trabajo y yo puedo ser una de ellas”.
“No valgo nada” por “valgo mucho para algunas personas”
“Siempre hago todo mal” por “algunas veces las cosas me salen bien y otras no, como a todos”
“No soy bueno poniendo límites” por “cada día mejoro los límites que pongo”
“No soy inteligente” por “Soy inteligente para varias cosas”
¿Qué frase relacionada con tu autoestima mejorarás hoy?

Fuente: http://www.mejoraemocional.com/