miércoles, 2 de enero de 2013

Diferencia entre fracaso y derrota

La gran diferencia entre fracaso y derrota es que el primer caso se acepta como una lección por asimilar, un pequeño paso más hacia la meta final. Los fracasos nos muestran el camino equivocado, que una vez reconocido no volveremos a recorrer. Al igual que el zorro, quien se ha ganado el calificativo de astuto, porque difícilmente vuelve a caer en la misma trampa. A menudo, la nube que oscurece nuestro presente sirve para iluminar nuestro futuro.

En cambio, la derrota es la decisión de no volverlo a intentar, claudicar ante los obstáculos, renunciar a la posibilidad de convertir el fracaso en éxito. Somos vencidos sólo cuando nos estimamos derrotados.

Los obstáculos en el camino de los débiles se convierten en escalones en el sendero de los triunfadores. Los triunfadores tienen la visión del objetivo que desean lograr, con lo cual convierten los obstáculos en retos a superar, en similitud al alpinista, que visualiza la cima de la montaña como el objetivo a lograr, convierte a los obstáculos y peligros del ascenso como retos a dominar.

En cambio quien no tiene el suficiente anhelo de llegar a la cima, se desalienta fácilmente ante el esfuerzo que se le exige, ante los riesgos que le acechan y ante los retos que se le presentan y aun antes de iniciar siquiera el camino se da por vencido.

Si tú ya definiste y decidiste qué es lo que deseas en la vida y día a día alimentas tu determinación para lograrlo, difícilmente te podrán detener, es tal tu convicción que los obstáculos dejan de serlo, y más bien los observas como detonadores para lograr tu plan de realización, por ejemplo: Quien se ha decidido a obtener un título profesional, los exámenes, el estudio intenso, renuncia a muchos fines de semana por cumplir con trabajos académicos o levantarse más temprano y acostarse más tarde son, entre muchos otros, los retos que al superarlos le proporcionarán mayores satisfacciones al lograr el fin deseado.

Cada falla, cada fracaso lo convertimos entonces en viento a favor, asimilando la lección, incrementando nuestra experiencia y fortaleciendo nuestra determinación en lograr nuestros propósitos. Es preferible renunciar a vivir que declararse derrotado, ser un perdedor porque se ha dejado de luchar. Un solo objetivo hay que tener en la vida: Apostar todo para lograr triunfar.

Desconozco a su autor


Fondo o Forma: ¿Qué es Más Importante?

Imagine por un momento una persona que tiene un gran fondo de sentimientos y valores pero nunca los manifiesta, no los materializa en acciones concretas... Es común en los funerales escuchar en relación con el difunto: "Yo en el fondo lo quería mucho pero nunca se lo demostré"... Pues, en vida, hermano, en vida, como dice Ana María Rabatté, no creo que el muertito huela las únicas flores que le regaló y que fue precisamente el día en que lo están enterrando.

Mucha gente dice: "Yo soy una persona muy capaz pero nadie lo sabe". La única forma de demostrar de lo que es capaz de hacer, es haciéndolo, la calidad de nuestros actos revelan nuestra auténtica capacidad, la calidad de nuestras acciones ponen de manifiesto nuestra calidad.

Lo que necesita el mundo no son seres que tengan apariencia de capaces sino personas con realizaciones, que con hechos reales aporten positivismo en acción a través de la edificación de una sociedad superior.

A la inversa, hay personas que solamente son formas sin fondo, por ejemplo, puede existir la mujer más bella con un "hardware" extraordinario pero sin pizca de "software", es decir, vacía por dentro. El caso del político que guarda solamente formas y con sus acciones no logra nada más que quedar bien con todo el mundo, pero sin producir ningún resultado, o manipula con sus cortesías y convence a sus seguidores y los traiciona con sus acciones pues solamente busca satisfacer sus intereses particulares.

Si usted en el fondo ama a su pareja, le pregunto: ¿Cómo se lo demuestra? Si ama a su trabajo, ¿cómo lo evidencia en la práctica? Si en el fondo le duele la pobreza de los demás, ¿qué acciones concretas realiza por ellos? Si usted en el fondo cree en la honestidad, ¿cómo lo manifiesta? Si le angustian los niños abandonados, ¿qué hace por ellos?

Seguramente usted en el fondo desea tener éxito, lograr un nivel económico superior, ama a su familia, desea tener mejores amigos, sobresalir en su medio social, pero la pregunta es ¿en qué forma se va a manifestar para lograrlo?

Hay que darle forma a todo aquello que en el fondo del corazón deseamos lograr.

Me sorprende año con año el ritual que realizamos el día último de diciembre a las 12:00 de la noche, despidiendo el año viejo atragantándonos de 12 uvas, y pensando a la vez lo que deseamos suceda en el nuevo año que comienza, cuando en realidad nada va a cambiar, ya que, el presente no es más que un suceso lógico del pasado y el futuro es el resultado de lo que hoy hagamos, nada cambia a menos que nosotros personalmente cambiemos.

Si desea en el fondo un mañana mejor para usted y los suyos, por favor déle forma a sus deseos y realice a partir del día de hoy las acciones que lo llevarán a lograr lo que en el fondo desea.

Déle forma a su amor manifestándolo clara y francamente a los que ama; si desea ser ascendido en su trabajo, por favor que sus formas, sus cortesías, su dinamismo hacia la acción, su actitud positiva diariamente se manifieste y le aseguro que será candidato al ascenso.

Demuestre a todo el mundo su auténtico valor a través de la calidad de sus actos y le aseguro que para nadie pasará desapercibido, cada vez que realice una acción pregúntese si ésta revela su auténtica capacidad.

En alguna ocasión he escuchado la siguiente aseveración de alguien que visitaba una exposición de pintura impresionista, donde algunos cuadros que no estaban firmados por su autor se les atribuían sin lugar a dudas a algún artista. La gente sabía de quién era esa obra, ¿saben por qué? "Porque esas pinturas solamente pudieron ser realizadas por un determinado artista, sus formas solamente a él corresponden, no hay duda, ningún otro la pudo haber realizado".

Así debemos pensar de cada una de nuestras acciones, que sean de tal calidad que solamente a nosotros se nos atribuya su autoría... Identifíquese por la calidad de sus acciones, póngale su sello personal a cada acción que realice.

Y cuando triunfe, los demás lo sabrán porque habrá estampado no solo fondo sino su forma...

Desconozco a su autor


Comprender al Corazón

Comprender es amar y amar es perdonar. Virtud fácil de explicar, difícil de aplicar, que solamente se logra entendiendo el mundo del otro. Si nos esforzamos en comprender, lograremos no sólo conservar, sino acrecentar nuestro amor...


Finalmente se separaron, habían convivido como pareja durante algunos años; en apariencia eran felices.

En opinión de los demás, pareciera que nada los iba a separar; pero normalmente lo que pasa en la intimidad de una pareja nadie lo conoce, pues no lo han vivido. Es fácil juzgar a los demás, pero qué difícil es entender el mundo de significados que viven.

Su relación se había convertido en una tragedia sin final, discutían por todo y cada día se ofendían y se humillaban más. El propósito era demostrar al otro que estaba equivocado y en pocas cosas coincidían. Por supuesto, sus buenos momentos cada día eran menos.

Existen, desde luego, motivos para amar, así como motivos para dejar de hacerlo. Todo es por convergencia y, con mayor o menor participación, ambos contribuyeron a destruir su relación. Al conversar, por separado, con cada uno, había que escuchar las barbaridades que decía del otro, a grado tal que cualquiera se preguntaría cómo era posible para ellos soportar tal infierno. Concluía uno que era una estupidez seguir soportando esa situación.

La última vez que los vi, hace muchos años, fue en un restaurante; los observé de lejos, sin atreverme siquiera a saludarlos; se les veía alterados, como dos gallos de pelea en un combate a muerte. De pronto, él se puso de pie, y sin más, abandonó el lugar. Ella se quedó sola, contemplando su copa vacía, y con una sentida lágrima en su mejilla.

Ambos habían querido, en su terquedad, que el otro cambiara. Tal vez los dos ganaron razonablemente la batalla, pero también perdieron el corazón. Lo que habían construido a través de tanto tiempo, finalmente lograron destruirlo. Cuando la razón le gana al corazón, se acaba con el amor, otra vez hablaré del equilibrio de las decisiones tomadas con sabiduría no con rebeldía.

Cuando la razón gana se corre el riesgo de que la lógica acabe con la ilusión, y sin más, justificando con fundamentos las decisiones, se nos olvida que la primera manifestación del amor es la fuerza, el valor de luchar con nosotros mismos por lo que amamos.

¿Por qué nos empeñamos en buscar que el otro cambie si sabemos en nuestro interior que ese deseo es para darnos gusto y no para el crecimiento positivo del otro?

¿Le gustaría que su pareja cambiara?

¿Anhela que los demás cambien para que usted esté satisfecho?

¿Seria capaz de aceptar a los demás como son, sin intentar cambiarlos?

¿Se esfuerza por entender al otro poniéndose en su lugar?

Pasados varios años, me encontré con uno de los protagonistas de nuestra historia. Me dijo: "Sinceramente reconozco que yo era el equivocado, había idealizado a mi pareja y quería que se comportara de acuerdo con mi sueño. No la amaba a ella sino a una ilusión que tenía, sin darme cuenta de que era una persona real, con potencialidades y limitaciones. Ahora sé que no estaba preparado para amarla; me faltó, lo confieso, capacidad para entender; no supe lo que para ella era importante. Comprendo ahora que si ambos hubiéramos tenido un sueño compartido, un objetivo común; si hubiéramos mirado en la misma dirección, habríamos tenido la fuerza de luchar por nuestro amor con sabiduría, respeto y prudencia. Ahora que ha pasado tanto tiempo, desearía desandar el camino y tener nuevamente la oportunidad de amar a ese ser maravilloso que por mi terquedad perdí".

Curiosamente, en días pasados me encontré con la otra parte, y escuché sorprendido cómo, a través de los años, su experiencia, se había convertido en rencor; tan agudo era su resentimiento, que no cesaba de calificar a su ex compañero de estúpido e imbécil. Me percaté de que su espíritu estaba recubierto de un material tan duro, que todo en ella hablaba de amargura; deseé sinceramente, en mi interior, que algún día pudiera asimilar sus propios errores, y tal vez, cuando ese momento llegara, pudiera también desandar el camino y reencontrar el amor.

Tal vez eso pueda o no suceder, lo que sí es real es que mientras no intentemos comprender al otro, el perdón no llegará y el amor se alejará de nosotros. Comprender es amar y amar es perdonar. Virtud fácil de explicar, difícil de aplicar, que solamente se logra entendiendo el mundo del otro. Si nos esforzamos en comprender, lograremos no sólo conservar, sino acrecentar nuestro amor.

Desconozco a su autor

Mis relaciones con los demás

Lee por favor los siguientes párrafos y haz de cuenta que estás narrándola a las personas con las que te relacionas. Después DECIDE:


“Cuando tu tengas dificultades para resolver tus problemas, trataré de escucharte cordialmente y ayudarte, con el objeto de que encuentres tus propias soluciones, en lugar de depender de las mías. De la misma manera, trataré de respetar tu derecho a escoger tus propias ideas y a desarrollar tus propios valores, aunque sean diferentes a los míos.

Cuando tu actividad interfiera con lo que debo hacer para la satisfacción de mis necesidades, te comunicaré abierta y honestamente como me afecta tu conducta, confiando en que tú me comprenderás y ayudarás en lo que puedas. De la misma manera, cuando algunos de mis actos te sean inaceptables, espero que me comuniques con sinceridad tus sentimientos.

Te escucharé y trataré de cambiar. En las ocasiones en que descubramos que ninguno de los dos puede cambiar su conducta para satisfacer las necesidades del otro, reconozcamos que tenemos un conflicto que requiere solución. Comprometámonos entonces, a resolver cada uno de estos conflictos, sin recurrir al uso del poder o de la autoridad para tratar de vencer a expensas de la derrota del otro.

Yo respeto tus necesidades, pero también quiero que respetes las mías. Esforcémonos siempre para encontrar una solución que sea aceptable para ambos. Tus necesidades serán satisfechas y también las mías. Ambos venceremos y ninguno será derrotado. De ésta forma, tu podrás continuar tu desarrollo como persona mediante la satisfacción de tus necesidades y yo también podré hacerlo; nuestra relación podrá ser lo suficientemente positiva para que, en ella, cada uno de nosotros pueda esforzarse para llegar a ser lo que es capaz de ser, y podremos continuar relacionándonos el uno con el otro con respeto, amor y paz mutuos.”

AHORA, DECIDE PONER EN PRACTICA DIARIAMENTE ESTAS FRASES CON TU FAMILIA, TUS AMIGOS Y TUS COMPAÑEROS DE TRABAJO. TE AYUDARÁN A SENTIRTE MEJOR Y LOGRARAS QUE TU ENTORNO SE SIENTA DE LA MISMA FORMA.


Desconozco a su autor


Olvido,... de José Ramón Marcos Sánchez

Te busqué entre recuerdos que murieron de olvido,…intenté recordar el antes de los  daños,…el porque de los daños,….y el vacío era todo,…y el ayer no existía,….y el desgarro sentido antaño se perdió en la memoria de ahora,…y el rencor no latía,…ni clamaba consuelo,…simplemente yacía entre causas de entonces,….te busqué entre recuerdos que murieron de olvido,….y al no hallarte entendí que logré perdonarte,….que impedí que el dolor se tornara en costumbre,….que nací nuevamente del vientre de la nada,…y logré que me amaran,…y creí en el amor,…y mi alma lloró la esencia del cariño,….hasta ser alma nueva,…dispuesta a entregarse con ansía a la vida,….dispuesta a sentirse bella legando belleza,….te busque entre recuerdos que murieron de olvido,…que olvidaron vivir,….y así pude olvidarte,….te encontré entre recuerdos que nacieron de olvido,…y al hallarte entendí que logré perdonarte,…ya que “Olvido” es tu nombre,…espero que recuerdes,…. que “Perdón” es el mío,…

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

Algunas razones para desengancharte de tu ex por Merlina Meiler


Pues bien, ha terminado tu última relación, pero por alguna razón (conocida o desconocida) sigues viéndote con esa persona, algunas veces. A continuación, 5 importantes motivos para que dejes de hacerlo.
Sólo somos amigos: aunque te digas y te repitas que ya no es importante en tu vida, la cercanía, el confiar,  el tener charlas íntimas, puede dejarte en una nebulosa en la que creas que tu vida así está bien y no necesitas nada más, ya que tu parte emocional está cubierta de alguna manera por alguien que te conoce y que sin duda te quiere bien, y así puedes llegar a la conclusión de que no precisas una pareja.
Donde hubo fuego,…: tal vez creas en este dicho, tal vez no, pero si están en buenas relaciones de amistad, es bastante probable que la llama de la pasión vuelva a encenderse. Si para ti la pareja, internamente, está terminada, pondría paños fríos y distancia entre los dos. Si no está finalizada y albergas esperanzas de volver… pues asigna un tiempo prudencial para esta táctica (por ejemplo, dos meses), ya que, de lo contrario, corres el riesgo de quedarte permanentemente esperando que la otra parte se decida.
Espacio ocupado: por una ley física, dos objetos no pueden ocupar el mismo espacio. Lo mismo se aplica a las personas. Si sigues viéndote con tu ex, hablando, teniendo relaciones (aunque sea esporádicamente), tu espacio interno de pareja estará cubierto de alguna manera (aunque no sea del modo que tú quieras o desees) y no tendrás la apertura necesaria dentro de ti para conocer a otra persona con la cual podrías tener un vínculo amoroso bien satisfactorio. Si dices que te gustaría conocer a alguien nuevo pero nadie parece interesarte, ésta bien podría ser la razón.
Hijos en común: si tienen niños, claro que lo mejor para ellos y para todos es mantener un vínculo cordial, comunicarse en buenos términos y anteponer el bienestar de los chicos a cualquier otro interés. Sepárate completamente de tu ex pareja, no del padre (o de la madre) de tus hijos. Delimita estos roles de la manera más clara posible.
Él (o ella) hace su vida y yo no: si ya está en compañía de otra persona de manera estable (o sale disfrutando de su nueva soltería), no importa lo que te diga o si sigue creando en ti (o tú imaginas) alguna esperanza para los dos: observa la realidad tal cual es, acéptala, tómate el tiempo que precises para elaborar el duelo (busca toda la ayuda  que te parezca apropiada, en amigos, familia o profesionales) y decídete a dar un cambio bien positivo en tu vida.
¿Qué opinas sobre estas razones para desengancharte de tu ex?
Fuente: http://www.mejoraemocional.com

Cuando basta es BASTA por Merlina Meiler

En cualquier momento, puedes poner un punto final a eso que te estuvo molestando durante tanto tiempo.

Fue tu decisión, hasta ahora, seguir tolerando situaciones que te molestan y lacerarte internamente.

Ya lo intentaste todo: tratar de entender lo inentendible, de justificar lo injustificable.

Buscaste respuestas diferentes a lo que te dictaban tu mente y tu intuición (y en muchos casos también, el sentido común).

Callaste cuando creías conveniente, para no aumentar más la tensión reinante.

Escuchaste historias a las que les encontraste un parecido y por eso seguiste aguantando.

Tal vez incluso haya casos cercanos en los que te ves reflejado, y por eso supusiste que si le pasó a alguien tan allegado, es lógico que te pase a ti. Además, por alguna razón, tenías que reaccionar de igual modo.

Pero éste es un momento excelente para que reacciones. Para que digas BASTA. Para que te pares en tus dos pies, bien erguido, y decidas darle un giro nuevo y positivo a tu vida.

Nadie puede sumirte en la desesperación o en la angustia, salvo que tú les des el poder para hacerlo.

Entregarle a otra persona las riendas de nuestra vida, en el terreno que sea, puede ser peligroso.

Responsabilizarte de tus acciones y decidir qué tolerar y qué no es un acto que te enaltecerá antes tus propios ojos y ante los de los demás.

Cualquier día es bien propicio para tomar la decisión de poner límites y recuperar tu propia estima. Hoy mismo, puedes convertir lo que te molestaba en pasado y comenzar a construir un futuro brillante.

¿Te animarás a hacerlo?

Fuente: http://www.mejoraemocional.com