jueves, 26 de diciembre de 2013

Ya no permito más que otros elijan por mí

Somos hábiles. Llegamos a este mundo con instrucciones completas. En nosotros hay una línea directa a la sabiduría. No es necesario depender de otros para que tomen decisiones por nosotros. Aun cuando hemos dependido de otros por sabiduría, todavía tomamos la decisión de depender de ellos. Fue nuestra elección.

Da un ejemplo de una vez cuando diste a otra persona dominio sobre tu vida:

¿Cuáles fueron los resultados de la elección de la otra persona?

Da el ejemplo más reciente en que permitiste que otra persona escogiera por ti:

Declara: Ya no permito más que otros elijan por mí. Se me ha dado el regalo de elegir. No cederé ese regalo.

Fuente: Sendero Espiritual

No hay comentarios: