miércoles, 11 de diciembre de 2013

Reloj biológico por Merlina Meiler

A cierta altura de la vida, a muchas mujeres se les despierta el “reloj biológico”, esa espada de Damocles que parecería indicarles que quedan pocos años para convertirse en madres.

A los hombres esto no suele sucederles de igual modo, ya que su capacidad de procrear se extiende muchos años más.

Es claro que no estoy hablando de quienes, conscientemente, han decidido postergar la maternidad por razones profesionales, laborales o cualquier otra que consideren apropiada. Ellas no consideran que esperar sea un problema y lo viven con tranquilidad y sin culpas.

Gran cantidad de mujeres sienten la presión social, familiar e incluso interna de embarazarse, en cualquier momento y a cualquier edad. He recibido consultas de mujeres de veintipico que ya se sentían un tanto grandes para ser madres, conforme a los usos y costumbres del lugar en que residen. Me comentaban que sentían que “se les estaba pasando el tren”. Otras, ni siquiera piensan en el tema hasta los 35 ó 40 años.

Si sientes que tu reloj biológico está indicando que ha llegado la hora de ser madre, aquí hay algunos consejos para que tengas en cuenta:

CONSEJOS

- No cedas a las presiones: los demás siempre opinan y para ello se basan en fundamentos que quizá no compartas.

- ¿Quieres tener un niño por deseo, por necesidad o porque es lo que se supone que debes o ya deberías haber hecho? Las expectativas de los demás son solo eso. Haz valer tus propias decisiones, aunque sean pocos las que las entiendan o las avalen.

- El apuro es un mal consejero: tomar resoluciones apresuradas en este asunto puede generar situaciones que disten bastante de prodigar felicidad. Quedar embarazada solo porque consideras que ha llegado tu hora, sin conversarlo previamente con tu pareja, suele dar resultados contrarios al os buscados en el plano vincular.

- Hay nuevas opciones, como congelar los óvulos: anteriormente, solo se hacía en caso de enfermedad, pero en la actualidad hay cada vez más mujeres que eligen esta opción para sacarse de encima el peso del reloj biológico y vivir con mayor plenitud.

Y nunca te sientas mal por las decisiones que tomas, si están en sintonía con tu manera de sentir y de pensar.

No hay comentarios: