lunes, 23 de diciembre de 2013

Mi problema parece ser…


Los problemas no son lo que aparentan ser. Cuando la gente está en pugna, el problema parece ser la otra persona. Si sólo ella actuara de la manera que queremos que actúe, no habría problema. Cuando hay enfermedad, consideramos que la respuesta es un cuerpo sano y restaurado. El cáncer debe ser extirpado, o el brazo roto debe ser curado. Un nuevo empleo o un jefe mejor tal vez parezca ser la respuesta a nuestras necesidades financieras. Ganar la lotería se considera la solución de muchos problemas. Se ha dicho: “No tengo ningún problema que un millón de dólares no resuelva”.

En una lección anterior, empezaste a considerar la idea de que hay una relación entre tus pensamientos y la experiencia de tu vida (todo lo que te sucede). Consideraste la idea de que se requieren cambios internos si tu experiencia ha de ser diferente. Esta es la verdad, pero tampoco has de ignorar los problemas. De hecho, puede ser importante hacer un resumen de lo que crees que sea el problema desde la perspectiva humana. Al hacer eso, puedes enterarte de ciertos aspectos en ti.

En el espacio abajo, completa la oración siguiente desde el punto de vista humano:

Mi problema parece ser:

(escríbelo en los comentarios)

Fuente: Sendero espiritual 

No hay comentarios: