jueves, 26 de diciembre de 2013

Hoy oigo un nuevo sonido


El mundo está lleno de sonido, así como el alma. Aquellos que han oído la voz callada y suave han descubierto que ponernos a tono con el mundo del sonido y ser susceptibles a ese mundo es útil para desarrollar la destreza de escuchar.

Hoy, escucho un nuevo sonido. Hay la posibilidad de oír un nuevo sonido en varios aspectos de la vida. Puedes oír a alguien decir algo que nunca hayas oído antes. Acaso puedas oír la voz de Dios en la quietud. Puedes oír una nueva canción, o los sonidos que están alrededor de tu hogar cada día, pero que no has oído.

No importa lo que el nuevo sonido sea, ten la bondad de describirlo y describe las circunstancias que te permitieron oírlo:



Fuente: Sendero Espiritual 

No hay comentarios: