lunes, 22 de julio de 2013

Baila al ritmo del día

Cada día tiene su propio ritmo.
Podemos seguirlo o ir en su contra
y enfrentar las consecuencias…
Escucha, siente esa pulsación.
No tiene sentido bailar el vals cuando suena un twist.
Entonces…
¡Suelta esos músculos!
Relaja las tensiones de tu cuerpo
y muévete al ritmo del día.
No malgastes tu energía tratando de bailar un tango
si no es ese el compás del nuevo día.
Nunca olvides que el hombre
no domina la naturaleza
por medio de la fuerza,
sino comprendiendo
sus características
y respetando sus ritmos.

David Baird


No hay comentarios: