miércoles, 12 de junio de 2013

Un día a la vez

Cuando creas que no te queda amor para dar.
Cuando mires hacia atrás y sólo contemples
una colección de errores.

Cuando tu propio perro te ladre y te muestre sus colmillos.
Cuando no puedas evitar pensar que nada tiene remedio,
y te sientas sin ganas de volver a tener ganas…
no olvides que hubo otros antes que tú a los que
la suerte les fue esquiva.

No olvides que hubo muchos que a pesar de los pesares,
salieron adelante, que nadie tiene todas las respuestas
y conoce el final de todos los caminos.

No olvides que hay gente que se siente sola y espera
en alguna esquina encontrar alguien como tú
para sentirse comprendido y acompañado.

No olvides que detrás de la sonrisa más maravillosa,
en la mirada más brillante y serena,
se esconden sufrimientos pasados,
que ahora ya olvidados, nos muestran una persona feliz.

No olvides que eres tan importante
como tú mismo puedas creerlo,
que eres especial y eres único,
y que sólo puedes vivir un día a la vez.


No hay comentarios: