martes, 11 de junio de 2013

No sé

No sé…
si la vida es corta o demasiado larga para nosotros.
Mas sé, que nada de lo que vivimos tiene sentido,
si no tocamos el corazón de las personas.

Muchas veces basta ser:
Mimo que abraza,
brazo que envuelve,
palabra que conforta,
silencio que respeta,
alegría que contagia,
lágrima que corre,
mirada que acaricia,
deseo que sacia,
amor que promueve.

Y eso no es cosa del otro mundo,
es lo que da sentido a la vida.
Es lo que hace que ella no sea ni corta,
ni demasiado larga;
si no que sea intensa, verdadera,
pura … mientras dura!

Feliz aquel que transfiere lo que sabe
y aprende lo que enseña.

Fuente: Elixires para el alma 

No hay comentarios: