lunes, 3 de junio de 2013

Necesito simplemente,...

Necesito simplemente un beso que me acaricie,… la ternura del silencio que respeta al silenciado,… el sonido calmo del cariño huérfano de codicias,… el llanto desnudo de la vida cuando duele,… de los daños que no mueren,… necesito simplemente un abrazo sin sentencia,… lo espontáneo que habita en la piel del afecto,… que no entiende de perdones o perdonados,….. que perdura perpetuo en la lealtad callada,…. necesito simplemente sentir que siento de nuevo,… superar sin olvidar la soledad de los recuerdos vivos,… de los gritos olvidados,… que nunca logre olvidar,…. volver a desear el amanecer del alma en el ocaso de ahora,… y decir lo que no dije,… y asumir lo que callé,… necesito simplemente la sombra de una sonrisa,…. la huella indeleble de las miradas que sueñan,… un retazo de esperanza en el envés de mañana,… el gesto cómplice de los amores secretos,… el olor envolvente de la humanidad,… necesito simplemente notar que me querrás siempre,… para volver a quererme,… necesito simplemente,…. saber que me necesitas,….

PD: Dios no me quiere y el Diablo me tiene miedo.
José Ramón Marcos Sánchez

Twitter: @joseramonmarcos

No hay comentarios: