viernes, 17 de mayo de 2013

Un poco de amabilidad…


Dale hoy al mundo un poquito de amabilidad.
Brinda algo de amabilidad y verás cuánto crece.
Porque la amabilidad que ofreces jamás desaparece.
Cuanto más des, más habrá.
Incluso si parece que la amabilidad que das no es valorada,
hay en ella verdadero valor. Aunque parezca que a nadie le importa,
sí tiene sentido para ti.
Brinda algo de amabilidad, y te mantendrás enfocado.
Brinda algo de amabilidad y podrás reconocer
todo un mundo de nuevas oportunidades.
Invierte tu tiempo y tus esfuerzos en ser amable,
y no habrá limites en cuanto a todo lo bueno que ello pueda generar.
Porque una determinada gentileza, una vez que ha sido ofrecida,
puede seguir replicándose a si misma por mucho tiempo,
incluso mucho después de que tú la hayas olvidado.
Y finalmente esa amabilidad, luego de haber ido
y crecido a través de las muchas vidas que haya tocado,
volverá a ti.
Hasta podrías llegar a no reconocerla por lo mucho
que habrá crecido y por lo hermosa que habrá llegado a ser.

No hay comentarios: