jueves, 23 de mayo de 2013

Parejas desparejas por Merlina Meiler

Como su nombre lo indica, una “pareja” significa dos individuos que están a la par. “Que tienen alguna correlación o semejanza”, según indica el Diccionario de la Real Academia Española.
Pero muchas veces me preguntan si funcionan las parejas desparejas.
En estos casos, la duda que siempre le planteo a la persona que me está consultando es: ¿a qué te refieres con “pareja despareja”?
Yo lo separaría en dos puntos muy diferentes: lo objetivo (yo lo considero secundario) y lo subjetivo (que es aquello que realmente tiene peso).
LO OBJETIVO
Hay quienes comentan que están en un vínculo sentimental con alguien con quien los separa una gran diferencia de edad. Esto es, obviamente, una circunstancia externa, que no tiene por qué tener incidencia alguna en cómo se llevan o cómo se sienten los dos miembros de la relación.
Lo mismo sucede, por ejemplo, en el caso de que uno de los dos integrantes gane más que el otro,  tenga un nivel superior de estudios formales o sea más atractivo, inteligente, alto, adinerado o cualquier otra característica tangible que sea palpable fácilmente.
Personalmente, no considero que estas parejas sean “desparejas”, más que las diferencias obvias visibles: se puede mantener un vínculo profundo, contenedor y feliz con quien nos enamoremos, más allá de las disparidades lógicas que siempre habrá (y que pueden enriquecer de distintos modos a la relación).
LO SUBJETIVO
Algo completamente distinto es sentirse en una pareja despareja.
Esta sensación a veces tiene que ver con lo objetivo (por ejemplo, estar al lado de alguien que gana mucho más que nosotros y que nos hace sentir desvalorizados o intenta usar esa superioridad económica para manipularnos), pero en otras ocasiones, no está relacionado con ello.
Por lo general, se trata de conflictos nuestros no resueltos y la mayoría tienen que ver con nuestra autoestima. Ya que una cosa es estar al lado de una persona guapísima y otra sentirse feo, o tener una relación con alguien con título universitario o de postgrado y, al no estar a la par, sentirnos menos inteligentes o valorados.
Si el ser que tienes a tu lado aprovecha cierta diferencia para ejercer autoridad o hacerte sentir desvalorizado, está manipulándote para tener control sobre ti, pero eres tú quien lo permite.
Si tu familia, tu entorno o “la sociedad” miran con malos ojos que estés con alguien que parece no ser afín a tu persona, por la diferencia de edad/dinero/raza, por la elección sexual o por la razón que fuera, nuevamente, eres tú el terreno fértil para que los demás impongan sus puntos de vista, mientras los tuyos pierden intensidad. La buena autoestima y la toma de decisiones firmes ayudan a que pongas al resto en su lugar y que te adueñes del tuyo.
¿Crees que estás en una pareja despareja? ¿Por qué motivo?

No hay comentarios: