lunes, 8 de abril de 2013

Superar el divorcio

Superar una separación, ya sea de noviazgo o de matrimonio, es muy duro. En estas situaciones aparece una angustiosa tristeza.

Hay algunos aspectos que hemos de tener en cuenta y que hacen mucho más difícil la separación aparte de lo emocional. Serían estos:


  • Que haya dependencia emocional por parte de alguno de los dos.
  • Tener hijos. Esto hace la separación más complicada porque aparte de ser un proceso doloroso también para ellos, no lo entienden siempre y siempre estarán en medio de la pareja.
  • El hecho de que la ruptura sea repentina para uno de los dos, sin que antes haya habido crisis o indicios de una mala relación.
  • Que la separación no sea de mutuo acuerdo, es decir que uno de los dos no acepte la ruptura y busque por todos los medios otra oportunidad.
  • La separación será más difícil cuanto más tiempo haya durado la relación.
  • Si la pareja ha permanecido muy cerrada en ella, será más complicada la separación. En estos casos el apoyo familiar es fundamental.
  • Cuando la ruptura es por una tercera persona.
  • Cuando la comunicación se ha convertido en faltas de respeto, humillaciones, voces, insultos ocasionando sentimiento de miedo u odio.

Tras un divorcio o separación, generalmente no se suele tener ganas de salir ni mucho menos hacer algo nuevo. La gente tiende a encerrarse en casa o se vuelven rutinarios. Si lo que tú quieres es superar la depresión que esto origina, no caigas en ella, evítala sobre todas las cosas.

La ruptura es una etapa de estrés y crisis tanto para el que es abandonado como para el que toma la decisión de romper. Es normal que al principio no se sepa cómo actuar, o cómo superar la ruptura, ya que es un cambio radical. Volver a tomar los hábitos que antes ocupaban todo nuestro tiempo se hace una tarea difícil.

Si además le sumamos el sentimiento amoroso a la otra persona o la tristeza por la pérdida, veremos que es algo muy difícil. El periodo de adaptación suele durar alrededor de seis meses, tiempo en que te vas sintiendo mejor contigo mismo, va desapareciendo el sentimiento de culpa y te vas adaptando a la nueva situación.

Si después de estetiempo no hay mejoría alguna y sigues triste, se llamaestancamiento emocional, cosa que no debes dejar que te pase porque a lo único que te conduce es a una dura depresión que puede alargarse indefinidamente.

En este caso, lo mejor que puedes hacer es pedir ayuda, dejar que alguien te acompañe e ir a buscar un profesional que te enseñe a superar estos momentos.

Siempre que hablamos de “superar el divorcio” tenemos que tener en cuenta que a los hijos también les afecta. Ellos también tienen que superar el divorcio. Algunas cosas serán para ellos muy complicadas y tendrán que superarlas:
  • Si no reciben explicación alguna del porqué de la separación, creyendo así que sufrirá menos o que no lo va a entender.
  • Que tanto un padre como el otro, o incluso los dos le hablen mal de su otro progenitor.
  • Ponerle en la situación de que si vive con uno de los dos es porque al otro no lo quiere, y el manipularle para poder utilizarlo en contra de su ex- pareja.
  • Si sus padres no siguen un mismo patrón de educación o, al menos parecido. El niño no acaba de entender lo que está bien y lo que está mal y, en consecuencia, termina manipulando a ambos padres.
  • Si uno de sus padres, al abandonar la relación también le abandone a él. No haga por verlo, no se preocupe por él o lo ignore aunque el hijo se esfuerce por seguir el contacto.
Por otro lado, el hecho de que haya hijos no es motivo para seguir manteniendo un matrimonio. Aunque la separación les pueda parecer complicada a los niños, no hay que olvidar que una pareja infeliz o que se lleva mal y no se saben comunicar, puede ser peor para ellos. Siempre es mejor dos hogares bien organizados que uno en donde no hay amor entre sus miembros.

En el momento en que la separación es firme, si lo que queremos es superar el divorcio esto es lo más aconsejable:
  • No ver a la ex-pareja ni tener contacto alguno, durante al menos los primeros meses para que sea más fácil olvidarle sentimentalmente.
  • Desahogarse con familiares o amigos, buscar apoyo para tener fuerza y afrontar esos momentos, para nada aislarse del mundo ni encerrarse en uno mismo.
  • Buscarle el lado positivo, ver lo bueno que tiene el estar sin pareja.
  • Buscar aficiones para distraerse y te entretengan.
Para que la ruptura sea más llevadera el mejor remedio es tener un pasatiempo nuevo.

Los hobbies son un salvavidas y un gran apoyo para quienes acaban de atravesar (o están atravesando) una separación sentimental.

Algo muy importante es que cuando hayas tomado la decisión de buscar una afición para salir de la rutina, no pares. Céntrate en encontrar algo que vaya de acuerdo con tu personalidad.

Recuerda que todos somos distintos y a cada uno le gusta algo especial.Antes de nada mira qué te gusta y qué serías capaz de hacer, y que estuvieras a gusto haciéndolo. No olvides que un hobbie es algo que tienes que hacer frecuentemente para superar el divorcio y depejarte. Por ejemplo, si decides hacer puenting, está perfecto porque liberarás adrenalina y te sentirás bien durante unos días. Pero si no lo tomas como algo que haces regularmente no te servirá de nada. Busca pasatiempos que puedas realizar sencillamente.

Cuando sepas el hobby adecuado ponte metas que te ayuden a orientarte en algo en concreto. Muchas veces la gente tiende a abandonar sus pasatiempos porque una vez están ahí no se interesan lo suficiente y se aburren, así que tienen que dejarlo. Para evitar que pierdas el interés, ponte una meta dentro del mismo. Por ejemplo, si tu sueño es escribir un libro, no te quedes a mitad, ponte una fecha límite para terminar cada capítulo.

Si te pones metas verás que te resulta más fácil disfrutar de tu hobby, y verás también que tienes la mente distraída en algo que no es tu depresión. Piensa que, tras una ruptura la mente entra en un estado de baja autoestima, mayoritariamente originado por el sentimiento de culpa. Resultado de una mente desocupada o inactiva, pensando solamente en el pasado. Si por el contrario tienes la mente ocupada con actividades entretenidas, no te quedará mucho tiempo para la depresión.

Antes de terminar una relación has de tener en cuenta si en verdad es lo que quieres, porque puede ser que tanto tú como otras personas sufran con ello. Una vez que has tomado la decisión has de ser lo más cortés posible con tu pareja explicándole los motivos, haciendo todo lo posible por no faltarle el respeto, entendiendo que a veces las personas se separan y sus caminos también, pero sobre todo, no hiriéndole.

Después del divorcio la gente se da cuenta de que su vida social ha disminuido, o peor aún, que solamente tiene relación con su ex. El tener un pasatiempo que no tenga nada que ver con su antiguo entorno le va a ser más fácil para conocer a nuevas personas que estén interesadas en cosas más en común que las que tenía hasta ahora. Busca en profundidad qué hace lagente con los gustos similares a los tuyos. Por ponerte un ejemplo, si te has comprado una cámara es porque te gusta la fotografía, entonces no te vayas tú solo/a al parque. Apúntate a algún taller de fotografía, acude a exposiciones, ve a conferencias, date de alta en una asociación de fotógrafos. Esta es la única manera de sacarle partido a tu nuevo hobby, tendrás relación con personas más interesantes para ti.

Si tienes la suerte de conocer a alguien con tus mismas aficiones y gustos, sería muy beneficioso para tí. No hay que cerrarse a una nueva relación. ¿No crees?

Vanessa Arjona

No hay comentarios: