miércoles, 27 de marzo de 2013

Siempre habrá nuevas personas

Siempre que termina una relación amorosa nos suelen abordar pensamientos catastróficos como: “nunca voy a encontrar pareja, no soy lo suficiente interesante como para gustarle a alguien, soy feo/a…” y todos los pensamientos negativos sobre lo que valemos; nos vemos discapacitados y pensamos que ya nunca vamos a ser felices “¿quién me va a querer?” pensamos. Y nos ahogamos en pensamientos negativos atormentándonos, a veces por mucho tiempo.

Entonces la vida siempre nos pone delante nuevas personas e historias que, si queremos, podemos vivir. Yo pienso que no hay nada peor que pensar que tal persona “es el amor de mi vida y sin él / ella no sería feliz”.

Esa romántica idea que tenemos de que encontraremos una persona y que solamente esa persona nos hará feliz, es tan frecuente como falsa.

Y justamente, si algo bueno tiene la vida es que nos podemos volver a enamorar, aunque hayamos salido “destrozados” de la anterior relación, eso nos dolerá un tiempo pero si le ponemos ganas seguro que encontramos a otra persona que nos llenará nuevamente y con la que podremos tener una relación. El único secreto es concedérselo.


Pero eso no quiere decir que hay que salir inmediatamente a buscar una nueva pareja, sino que lo primero que hay que hacer es darse tiempo para uno mismo y convencerse de que no hay nadie insustituible porque siempre hay personas que merecen la pena.

Aumentar la pérdida, irremediablemente lleva a sentirse peor. Se puede vivir perfectamente sin el otro. Hay que ser realistas, nadie muere por nadie, afortunadamente. El amor duele, sí, pero no por ello hay que hacer un drama; y lo mismo que con todos los sufrimientos que tenemos que pasar en la vida,hemos de aprender. Creo que es mejor pensar: “¿por qué seguir con alguien que no me quiere?”

Endereza tus esfuerzos. La realidad no es que seas menos guapo o inteligente, la realidad es que esa persona no te quiere bastante o por lo menos no lo suficiente como a tí te gustaría que te quisieran. Así que déjale ir y prepárate para seguir adelante y estar atento a lo que la vida nos pone delante. Porque cada día nos pone nuevas personas y situaciones. Deja de quejarte y castigarte con ideas disparatadas. Piensa que siempre habrá una persona que te llene, te guste y de la que te enamorarás. Pero para eso tienes que darte permiso a tí mismo.

“Hay personas que llegan a ti y mejoran tu vida. También hay otras que cuando se van la mejoran aún más“.

Vanessa Arjona

No hay comentarios: