jueves, 14 de marzo de 2013

La gente que te rodea por Merlina Meiler

La gente que te rodea da a conocerte y permite observar quién eres. Te describe de un modo más certero del que podrías imaginar.

No es casualidad que elijamos ciertos amigos, vecinos, compañeros de trabajo o una pareja en particular.

Hay afinidades marcadas, admiración, recelos, recreación de situaciones familiares y otras razones por las que deseamos acercarnos a ciertos seres y otros pasan a nuestro lado totalmente inadvertidos.

Tienes la responsabilidad absoluta de haber escogido a estas personas, ya que tú eres quien decide a quién abrirle las puertas de tu corazón, de tu alma y de tu tiempo y a quién no.

Si tienes gente alrededor que te hace más feliz, ¡enhorabuena! Tu elección te llena y enriquece tu vida a diario.

Si, por el contrario, encuentras hombres o mujeres que te frenan, te critican o te envidian (tengas o no lazos de sangre con ellos), significa que tienes lecciones por aprender de las cuales aún no te has embebido. No rehúyas de ellos: en el momento en que hagas el cambio interno que a los gritos estás necesitando, solos irán desapareciendo o desactivándose, ya que sabrás cómo tratarlos o, directamente, dejarán de formar parte –de manera figurada o literal- de tu panorama habitual.

Si eres víctima de algún tipo de violencia, en ti está la clave para no permitir que vuelva a ocurrir. De alguna forma llegaste a ser parte de esa situación y tienes la fuerza necesaria para revertirla cuando te lo propongas. No importa la razón por la que aceptaste a quien te agrede en tu entorno –los motivos a veces están a la vista y otras no-, lo realmente fundamental es que se te ha presentado una prueba muy dura para que vuelvas a encontrarte con tu potencial dormido y para que llegues a desarrollar tu ser interior. Créeme que una vez que halles el camino de salida, no tendrá retorno y te habrás convertido en quien siempre debiste ser – en resumen, una persona feliz.

Si la gente que te rodea es escasa o sientes que no gozas de la socialización que desearías, tal vez ya llegó la hora de salir del caparazón de la soledad, dejar tu zona de confort (mala pero conocida) atrás y abrirte a lo que el destino te deparará, si lo permites.

¿Estás conforme con la gente que te rodea?

Fuente: http://www.mejoraemocional.com

No hay comentarios: