miércoles, 20 de marzo de 2013

Factores de Riesgo de Divorcio

Las relaciones de pareja en el matrimonio siempre son complicadas. Es de amplio conocimiento que las mujeres desean contraer el matrimonio mucho más que los hombres. Las niñas crecen soñando con el día de su boda y con el “príncipe azul” que las hará feliz. Para las mujeres llegar al matroneo se convierte en el objetivo principal de su vida. Los hombres son mucho más conservadores en sus deseos de establecer el matrimonio formal, les cuesta tomar esta decisión de cambiar su soltería por una vida de casados.

Sin embargo, cuando el matrimonio llega a una crisis también son las mujeres que con mayor frecuencia toman la iniciativa del divorcio. De cada 4 divorcios, 3 son iniciados por las mujeres. Los hombres se resisten mucho mas fuerte salir de matrimonio que para contraerlo. Tal parece que las mujeres son predestinadas a tomar las iniciativas en los asuntos de compromisos emocionales.

El divorcio es una decisión seria y casi siempre representa un proceso muy doloroso para ambos. En terapia de parejas vemos muchos casos que llegan al punto del divorcio que pudieron haber sido evitados si la pareja hubiera prestado la atención a las señales de peligro.

Existen ciertos factores de riesgo que pueden conducir al desgaste del matrimonio y a un posible divorcio. ¿Cuáles son estos factores? :
  1. Uno de los dos ha sido infiel en los últimos 5 años y el otro lo sabe
  2. Los temas de conversación en la pareja solo rondan sobre los hijos o animales domésticos
  3. La frecuencia de las relaciones sexuales se ha reducido a una vez a la semana o menos
  4. La pareja no se besa nunca (los besitos de saludo no se cuentan)
  5. Los dos tienen donde vivir en caso de separación
  6. Existen episodios de violencia domestica
  7. La pareja nunca se sonríe cuando se miran uno al otro
  8. Uno de los dos puede estar de viaje por una semana o mas sin extrañar al otro
  9. No existen practicas de la vida espiritual o religiosa entre los dos
  10. Tienen un solo hijo, o no tienen hijos
  11. El hijo menor tiene más de 7 años
  12. La pareja siempre sabe lo que va a decir el otro. Las sorpresas no existen. Todo es predecible.
  13. Los padres de uno o de los dos están divorciados
  14. No existe dependencia económica de ninguno de los dos
Es interesante analizar estos factores de riesgo. Cada uno por separado tal vez no tenga una mayor importancia, pero la combinación de dos, tres o varios podrían crear las condiciones de alto riesgo.

Si tu relación de pareja presenta estos riesgos, es necesario hacer una mayor inversión en cuidar la relación, alimentarla, procurar el bienestar de los dos, manejar los conflictos y mantener una comunicación efectiva. En casos de complicaciones, es recomendable acudir a un especialista en terapia de pareja.

Martha Beato
http://construyeturelaciondepareja.com

No hay comentarios: